IV Gala Coraldanza 2010


Entrada original del día 9 de mayo de 2010 a las 23:03 horas, y suprimida (censurada) por Blogger© tras "denuncia" yanqui (de la DMCA, Digital Millennium Copyright Act) aunque me gustaría saber la causa. Quito un link de la llamada "tierra de la libertad" (por si es parte de su "queja"), y la dejo como estaba ¡y con MIS FOTOS!:

Domingo 9 de mayo, 19:00 horas. Auditorio Teodoro Cuesta de Mieres. IV Gala Coraldanza 2010. Entrada libre.
Por cuarto año consecutivo, lo que es difícil en estos tiempos, mi querida Reyes Duarte volvió a unir sus dos pasiones, la música y la danza, con los Coros de la Escuela de Música de Mieres, localidad que la ha adoptado ya como una mieresnse más, y las bailarinas del Centro de Danza "Karel" que dirige Virginia Herrero. Aunque tuve la suerte de ver a casi todos los artistas el día 17 de enero con motivo de la Gala de la Cruz Roja en uno de los primeros conciertos solidarios pro-Haití, esta vez había repertorio nuevo y muchas ganas de agradar al público que abarrotó la sala, con mucha gente aguantando de pie toda el concierto, pues realmente el esfuerzo, tanto sobre el escenario como en el patio de butacas, merecía la pena. Es una gozada ver crecer en todos los sentidos a tantos artistas, los principiantes junto a los veteranos, y palabra de Pablosiana que en un año los avances han sido notorios.
Tras unas breves palabras de presentación a cargo del que suscribe, la gala se abrió con la danza, Goyescas bailadas por Virginia Herrero quien con su arte llenó el escenario, ataviada a la usanza, para continuar sus pupilas con la Danza nº 1 de La vida breve de Falla, sin olvidar el toque de castañuelas perfectamente conjuntadas (coreografías de su profe y de Ana Losa con la dirección de Isidro Herrero).
Antes de que se me olvide, citar las pianistas en los temas con acompañamiento: Verena Menéndez y Marta Martín, profesoras de dicho instrumento en el Conservatorio y Escuela de Música local, y en el caso de Verena una "todo terreno" al ser también componente del coro de adultos y parte esencial de todos los proyectos liderados por Reyes Duarte.
El primer número coral corrió a cargo del "Corín", diminutivo de coro pero solamente por la edad, pues resultaron grandes, afinados, ordenados y bien dirigidos, cosechando los mayores aplausos del respetable. Cantaron Yera la princesa (Nacho Fonseca), Sotto la luna (A. Vernata-Tullio Visioli) y La vacación -de las "Seis canciones Infantiles"- (J. Arozamena-J. Guridi),
para finalizar con El vals de Blas (Antonio García-Palao Redondo) que fue simultáneamente bailado por las chicas "Karel" en estilo de danza clásica (pido disculpas por las fotos).
Llegó el turno al "Coro infantil", con cuatro temas de distintas dificultades, solventados con desigualdad pero afrontando nuevos repertorios y armonizaciones complicadas que son las que el tiempo dará su toque de calidad a este coro -ya más juvenil que infantil- que madura de curso en curso. De Leo Delibes interpretaron Sanctus y O Salutaris, siguiendo con las canciones populares asturianas ¿Quién quier? adaptada por el músico de Beasain Xabier Sarasola y Tengo un mandilín en armonización de Alain Langrée. Superados los obstáculos de las difíciles armonías y consecuentemente afinación, se despidieron con If you can walk you can dance (Elizabeth Alexander) con Verena al piano y Marta a las claves, logrando contagiar su ritmo a los presentes, descargando la tensión acumulada.
En el "ecuador del abanico" salieron a escena el "Coro de Adultos" con el Ave verum de Mozart acompañado al piano por Marta Martín y una coreografía clásica simultánea de gran dificultad por el caracter de la obra, religiosa y lenta, que personalmente superó la danza al coro.
Ya "a capella" nos dejaron tres temas, también desiguales: Rosa amarela (Villa-Lobos), bien resuelta, Qué lindo atardecer (Ricardo Lafuente) y La xana (Pín de Pría) que puso el toque asturiano a este breve viaje coral de las voces adultas de la Escuela de Música de Mieres que siguen aumentando con todo lo que ello supone...
(Aquí estaba el vídeo grabado con el teléfono, de ahí la mala calidad aunque siempre queda el recuerdo y el sonido, que he quitado).
Las jóvenes y ya veteranas "Vox Junior" ataviadas con túnicas de lo más gospel, afrontaron tres temas en los que fueron de menos a más: el conocido Alfonsina y el mar (Félix Luna-Ariel Ramírez) acompañado al piano en la complicada y "poco agradecida" armonización de Hugo de la Vega, con Reyes arrancando en solitario (parte del público aplaudió el final de su solo) para unirse después las siete chicas; el pegadizo y coreografiado tema de Israel Bo yavo haboker (Josef Hadar - B. Schweitzer) y ese gospel del siglo XVIII Oh happy day (versión de Edwin Hawkins) armonizado por H. Thomas Junior y N. W. Macedo que muchos de los presentes escuchábamos en nuestros años jóvenes (aparecía en la película Sister Act 2) y tan actual como toda la buena música, y con una Alba Toledano que volvió a mostrar sus cualidades vocales perfectamente arropada por sus seis compañeras, fue el número final de esta juvenil formación vocal de cámara a la que poco a poco le están surgiendo muchos compromisos.
Un cuadro de baile flamenco puso el broche a esta gala exitosa de principio a fin, donde los cantantes danzaron y las bailarinas cantaron...lo que se pudo comprobar en el número final con la música pregrabada (que hace difícil seguir al carecer de monitores en el escenario) y todos los artistas sobre el escenario cantando el recuperado y excelente tema de M. Jackson y Lionel Richie We are the world, auténtico tema solidario recuperado para Haití, como la propina del Imagine de Lennon, ya un clásico de estas galas y que no puede faltar en esta fiesta musical que cada año nos regala Reyes Duarte y sus sueños hechos realidad, con el patrocinio del Ayuntamiento de Mieres.
Esperemos que los cinco años los podamos celebrar en un recinto mayor que pueda acoger más público y comodidad para todos. Apuesto por el Salón de Actos del Campus de Barredo. El salto a la capital debería ser el Campoamor o incluso el Auditorio, aunque reconozco las gestiones para ello muy arduas, y que las fuerzas pueden decaer por momentos... pero al menos y como bien escribe Benedetti "PUEDE CONTAR CONMIGO".
Publicar un comentario

Entradas populares