29 de septiembre de 2010

Por favor, no amenacen: YO NO VOY A LA HUELGA

Por si hay alguna duda ni soy de derechas ni defiendo al gobierno, que incluso ME HA BAJADO EL SUELDO... pero con titulares en prensa como

Los sindicatos quieren paralizar Asturias desplegando «piquetes potentes»

... mejor que no me representen como trabajador que soy.
Incluso dan consejos:

Las centrales intentarán parar todos los transportes, salvo los pactados con Fomento, y aconsejan evitar el escolar

Derechos sí... a la huelga y ¡al trabajo!

Con el dinero de esta jornada ¿qué va a pasar? En esta huelga ¿se pide trabajo para los parados?

Lo dicho:

No me amenacen porque 
YO NO VOY A LA HUELGA

27 de septiembre de 2010

Gracias por estos dos años

Un 28 de septiembre de 2008 arrancaba mi singladura en las ya habituales bitácoras que por entonces ya poblablan el océano internauta.
Como una premonición comenzaba de fiesta con "Los Mártires", muy de Mieres, aunque mi pasión y profesión musical sabía que también marcarían el devenir diario. La intención sencilla era plasmar mis impresiones y opiniones sobre los muchos conciertos a los que asisto, pero también comentarios puntuales y experiencias a compartir. Y como muy asturiana es la expresión "La música en Pravia", la trasladé a mi aldea de Siana, o la reconocida "De Madrid / Oviedo al cielo", incluso lo de ponerse el mundo por montera (y en Asturias aún se usa en las fiestas la llamada montera picona), todo ello resultó en el título y subtítulo de este blog: "Pablo, la música en Siana. Desde esta aldea en la ladera de Mieres, al mundo y con la Música por Montera" (de hecho me han reconvertido en Pablo Siana "el del blog").
De la inmediatez en la llamada red preparé incluso desde el teléfono móvil (celular) otro blog enlazado al principal cual entrada rápida que plasmase la primera impresión, para aprehenderla y después desde el ordenador (computadora) con más calma y comodidad, desarrollar largamente mi comentario.
También he ido cambiando, aunque no mucho, la foto de la cabecera y hace poco la presentación. Para estos dos años no hubo muchas manos de pintura.
La llamada "deformación profesional" me llevó a intentar documentar obras, autores, incluso lugares, no ya con ilustraciones varias (muchas mías pero muchísimas más compartidas en el "universo blogger") o vídeos (álguien hará una tesis doctoral sobre su uso y difusión en el siglo XXI), sino con los llamados links, enlaces o hipervínculos. Para quienes me fuesen a leer podrían hacerlo "de un tirón" o ir deteniéndose en cada palabra de "colorín distinto" (como decía algún alumno).

Y llego al quiz de la cuestión. Comienzan a llegarme comentarios (publicados siempre), correos electrónicos (los leo todos), incluso a conocerme y reconocerme en los conciertos, incluso comentando detalles personales o preguntándome qué era eso de desearles "MUCHO CUCHO®".

Se me ocurrió incluir un contador de visitas al cabo de dos meses del arranque "bitacoril" y nunca pensé en el tremendo alcance que podría llegar a tener una página personal, musical y desde el corazón.

Se me linkea en otros blogs (gracias a todos), incluso en algunas Webs más allá de las amistades o familiares (que también las hay). Lo que me sigue asombrando es que en dos años se haya abierto este blog casi 50.000 veces. Descontemos la necesidad de hacerlo (abrir el blog se entiende) para cada post, entrada o comentarios (muchos) que hago en cuanto hay "algo de música" así como el crecimiento dentro del "Facebook" que me incluye estas notas automáticamente. Me sigue pareciendo un número excesivo...

He conocido personalmente a muchos de mis lectores, algunos incluso amigos, también tristemente desaparecidos y llorados... otros reencontrados, algunos descubiertos, varios afianzados (un placer tenerles) e incluso alguno sumado a la causa "esa de la Internet", y hasta me ha funcionado como tarjeta de presentación para compartir con amigos músicos, colegas y melómanos mis "musicalidades". Mucho para contar en estos dos años...

Para todos vosotros (ustedes) gracias por este "CUMPLEAÑOS FELIZ".
Seguiremos escribiendo y compartiendo vivencias, aunque resulte difícil poner en palabras tantos sentimientos.

23 de septiembre de 2010

Pablo González en la TV3

Aquí dejo la entrevista a mi admirado Pablo González en la Televisión Calatana con motivo de su llegada como titular de la OBC.

En ella vuelve a demostrar su grandeza como persona, más allá de su calidad como director, aún con mucha carrera por delante. Integrado ya en la vida de la capital catalana estoy seguro que dará muchas alegrías a sus seguidores y músicos de la orquesta que comienzan a disfrutarlo en las "distancias cortas".
ENHORABUENA "TOCAYU"
P. D.: Reseñas de su exitoso debut en La Vanguardia, El Comercio y LNE.

La DEconSTRUCCIÓN de POP-pea

Miércoles 22 de septiembre, 20:00 horas. Auditorio de Oviedo: retransmisión en directo de L'incoronazione di Poppea (Claudio Monteverdi), desde el Teatro Campoamor, LXIII temporada de la Ópera de Oviedo. Cuarta y última función del primer título de este ciclo.
No son horas de ponerse a escribir y menos cuando hay que madrugar al día siguiente, pero me gusta escribir "en caliente y lo visto-escuchado en pantalla gigante no puedo dejarlo para mañana.
Quiero comenzar repitiendo mi idea primordial: la música puede con todo. De esta función se ha escrito mucho y bien ya desde antes del estreno, evidentemente con opiniones de todo tipo (algunas las suscribo casi al 100%) y que dejaré para el final de la entrada por si álguien desea leerlas, puesto que refleja la importancia de la ópera en Oviedo y todo lo que ella mueve.
Este miércoles me acerqué hasta el Auditorio (nuestro presidente asturiano asistió a la tercera función en el Teatro) sabiendo que iba a una ópera televisada, lo que también condiciona todo el comentario, y preparado para casi cuatro horas de música barroca.
Es un orgullo contar con una parte musical equilibrada y que supo estar a la altura de una obra tan enrevesada como la de Monteverdi, basada además en hechos históricos. Forma Antiqva en formación especial para esta ocasión y dirigida por Kenneth Weiss aportó una parte instrumental cuyo "orgánico" dejaba claro Aarón Zapico en el excelente programa de mano. La utilización de instrumentos copias de los originales y con un diapasón-afinación a 440Hz. (como explicaba el mayor de los Zapico a Aurelio M. Seco en "Codalario") así como una sabia elección del elenco vocal tenían que conseguir el pleno, destacando la Popea de una Sabina Puértolas excelente (en todos los sentidos), Ottavia de Christianne Stotijn y la Drusila de Elena de la Merced por encima del Séneca de Felipe Bou, la Aralta del gran José Manuel Zapata o el Ottone de Xabier Sábata o el Nerone de Max Emanuel Cencic, repitiendo que las voces estuvieron en conjunto bien todas, sin olvidarme a la asturiana Maria José Suárez como Fortuna, Venus y Palas. Como apuntó algún crítico, funcionó el bloque, pero personalmente sólo el musical, pues la escena da para largo y muchos de los críticos lo han reflejado: ... falta de identidad entre lo que cuenta la historia original y la manera que tuvo de plasmarse resultaron incompatibles... (Aurelio M. Seco), ...resulta inapropiada para una escenografía barroca en la que se busca sorpresas, reflejos y contrastes ... (Ramón G. Avello) y más que pueden leer en los enlaces del final.
Quiero comenzar destacando mi admiración por las obras de nuestra arquitecto y diseñadora ovetense, afincada en Milán, Patricia Urquiola, que debutaba como escenógrafa de la mano de otro carbayón de larga trayectoria, Emilio Sagi en la dirección de escena y el vestuario de Pepa Ojanguren. Todos ellos por separado son artistas de categoría, de hecho el mobiliario que se puso sobre el escenario es digno de cualquier museo danés de diseño (otras obras suyas ya lo están), pero unidos en una acción situada en la Roma del año 55 con personajes históricos me hacía perderme continuamente: ropa impactante para las damas (en especial Sabina Poppea), recuerdos pop con toques de "Pasarela Cibeles", unido al disfraz de Paco Martínez Soria en "La Tía de Carlos" (que rememoraba uno de los críticos) del bueno de Zapata, toquilla y vestido "abuela años 50", más cierto look homo para los caballeros (rasurados en cabeza tres de ellos) con predominio de chalecos y guante en mano derecha muy "duro", todo ello para ¿intentar actualizar a nuestro tiempo? la acción escrita por Giovanni Francesco Busenello basada en los Anales de Tácito y musicada por Don Claudio.
Pero Robert Carsen sólo hay uno (también con "su visión actual" de esta ópera) y lo que finalmente resultó me quedó como si tuviese excelentes ingredientes para una crema de calabacín, unos mejillones en escabeche y un tocinillo de cielo, separado todo muy rico pero todo mezclado en la Termomix© forma una "deconstrucción" que servida en poca cantidad sobre plato grande, cuadrado y a ser posible negro conuna cereza confitada en aromas de sidra "coronando" nos da una mala imitación de Ferrán Adrià por muchos nombres que le pongamos, tal cual "DEconSTRUCCIÓN de POP-pea". Si además lo vemos en pantalla gigante con una iluminación no prevista para primeros planos, una realización deficiente que ni evitaba brazos tapando caras ni objetos colgantes que daban sombras no deseadas, así como planos americanos que dejaban fuera de escena la visión global del escenario, sumado a los micrófonos recogiendo amplificados (y a veces desvirtuados los planos sonoros) ruidos no previstos como tirar los zapatos, taconear, crujir de asientos... el resultado GLOBAL resultó GRATIS y con hambre, aunque la gente comentaba "¡qué guapo!" independientemente de que se enterasen del argumento (mejor los subtítulos en la pantalla que encima del escenario del Campoamor), supongo que cenarían al llegar a sus casas o hicieron merienda copiosa antes de las 8 de la tarde.
Buscar la atemporalidad y además original, para una obra es tarea dura. Hay mucho cine futurista y cada uno se lo puede imaginar como quiera, y por pedir, el argumento de Romeo y Julieta será eterno pero con distintas músicas, tipo "West Side Story", pero a nadie se le ocurriría (aunque nunca se sabe) ambientarlo en "El Imperio Contraataca" por decir algo con mucho triunfo amoroso, intrigas yedai y excelente música de John Williams.
Y como lo importante para mí sigue siendo LA MÚSICA, se puede utilizar la de Monteverdi con cualquier imagen pero de fondo que las subraye y no al revés. Vamos que la Emperatriz de la Roma del siglo XXI ¡NO EXISTE! y por divagar, sólo faltaría convertirla en Belén Esteban transmutada en Princesa del Pueblo con Berlusconi de Nerón y emitido por Tele5. ¡qué horror!
En fín, mejor cerrar los ojos y abrirlos en momentos puntuales como ese final donde "la tele" me permitió descubrir la estructura de corona-jaula a base de sogas rojas (como las usadas en montañismo o espeleología) y no madera como pudiera parecer.
Aquí dejo una larga relación de algunas críticas y reseñas aparecidas en la prensa sobre esta representación:
Pablo Gallego en La Nueva España del día 4: «La Ópera de Oviedo volverá a retransmitir sus funciones a otras localidades asturianas».
Entrevista de Pablo Gallego a Sabina Puértolas en LNE del día 7: «Popea me permite explotar mi lado sexual».
Página de Cultura de El Comercio del día 8: «Ópera o "telenovela veneciana"».
Pablo Gallego en LNE del día 12: «Popea, ópera a la "Antiqva"».
Ramón G. Avello en El Comercio del día 12: «Pintura de pasiones musicadas».
Aurelio M. Seco en "Codalario" del 17: «La Ópera de Oviedo da comienzo a su 63ª Temporada con "La Coronación de Popea" de Monteverdi».
Entrevista de Alejandro G. Villalibre a Forma Antiqva en "Oviedo Diario" (en el blog "Escritos Prescritos"): «El pop, el rock y el jazz son herederos directos de la música antigua».
Entrevista de Aurelio M. Seco a Aarón Zapico en Codalario del día 18: «Queremos ofrecer al público una 'Popea' inolvidable».
Aurelio M. Seco en La Voz de Asturias del 18: «Una "coronación" histórica».
Alexia E. Martín en La Voz de Asturias del día 19: «Oviedo vibra con "Poppea"».
Entrevista con Xavier Sábata en LNE del domingo 19: «La música como algo absoluto no existe, un recital tiene que ser todo un espectáculo» «Aunque hagamos música barroca no podemos olvidar que estamos en el siglo XXI».
Pablo Gallego en LNE del 19: «"Poppea", emperatriz del Campoamor» y «Spa y casa de masajes en el Olimpo».
Cosme Marina en el ABC del día 20: «Una "Poppea" de diseño».
Aurelio M. Seco en su web Codalario y LVA del día 20: «Popea de diseño».
Cosme Marina en LNE del día 20: «Sexo y poder».
Ramón G. Avello en El Comercio del día 20: «Cara y cruz de "L'Incoronazione di Poppea"».
Tertulia de LNE moderada por Javier Neira del martes 21: «La corona de Poppea, brillante y asturiana» y «La escena final entre la coronación y la cárcel, lo más logrado».
A. Fidalgo y D. Orihuela en LNE del día 22: «Aplausos y pateos por el Campoamor».
Entrevista a Jaime Martínez, presidente de la Asociación Amigos de la Ópera en El Comercio del día 22: «En la ópera hay que abrirse a nuevas ideas».
Pepe Monteserín en LNE del día 22: «Nerón».
El Diario Deia del 1 de octubre también se hace eco, esta vez en el Arriaga.

18 de septiembre de 2010

Yo-Yo Ma, Bach y más

Viernes 17 de septiembre, 20:00 horas. Teatro Palacio Valdés (Avilés). Centro Niemeyer: Ciclo Grandes Intérpretes. Yo-Yo Ma, violonchelo. Invitado: Carlos Prieto, violonchelo. Obras de J. S. Bach y Samuel Zyman.
No todos los días puede uno escuchar las Suites 1, 3 y 5 de Bach por un solista de fama mundial y además compartir escenario e instrumento a dúo con un amigo mexicano de origen asturiano y "responsables" de una obra de encargo para ambos. Si además lo organiza un centro todavía en construcción pero que ya está avanzándonos en Avilés todo un elenco de primeras figuras, el día resulta completo.
Todos los grandes cellistas se han atrevido con su "padrenuestro" particular que son las Suites de Bach. Yo-Yo, como le llama su colega y amigo Carlos Prieto, tras la clase magistral del día anterior que refleja la prensa de hoy (he dejado al final de la entrada una foto), ordenó para Avilés la Suite nº 1 en SOL M, BWV 1007 y la Suite nº 5 en Do m, BWV 1011 para la primera parte, y la Suite nº 3 en DO M, BWV 1009 para cerrar el concierto. Anécdotas aparte (que dejo para el final), se le podrá achacar al chelista francés de origen chino y afincado en EEUU alguna "pega" de tipo historicista, pero nadie le reprochará su entrega total -me encanta cómo se sienta hacia atrás en momentos tranquilos, como degustando la partitura-, su comunicación directa con el público y ese "darlo todo sobre el escenario" que no todas las grandes figuras hacen. El sonido único de su Stradivarius "Davidoff" de 1712, anteriormente en manos de la malograda y también genial Jacqueline du Pré en estas tres suites parece recrear todo el genio del "kantor" en un instrumento tan parecido a nuestra propia voz y que Aurelio Argel titulaba en LNE del miércoles 15 al instrumentista como "clásico cercano", eso resultó su Bach que conoce como tantos otros grandes, con toques románticos y hasta mágicos que dejaban paladear desde el ataque del arco hasta la última nota de cada una de las danzas, en especial la transición de la Courante a la Sarabande de la nº 5 donde por una vez ni siquiera se escuchó toser. De las Gigue de las tres suites me quedo con la alegría y recuerdo gaiteril que rezuman todas ellas, compuestas en el retiro de mi añorado Köthen, ajenas en cierto modo a la religiosidad que emana el resto de la obra bachiana. Pero todas y cada una de las piezas darían para más de una clase sobre lo que supone no ya estudiar ("Sólo ensayo cuando tengo ideas") sino INTERPRETAR. Me consta que los numerosos chelistas presentes entre el público disfrutaron todavía más que yo, imagino que no sin cierta envidia sana.
El dúo, cual continuación de la clase del día anterior, nos permitió volver a escuchar a nuestro "medio paisano" Carlos Prieto con su Stradivarius "Grofiller", quien volvió a contar el origen de la obra que nos iban ha dejar (mejor leerla por Joaquín Valdeón en LNE del mismo viernes): la Suite para dos violonchellos del mexicano Samuel Zyman (1956), profesor de la prestigiosa Juilliard School de NY, encargada a los 9 meses del encuentro "sin descendencia" de los dos Stradivari precisamente en México DF, y que se adapta a ambos intérpretes al darles protagonismo por igual, sumado al empaste increíble de las dos joyas que utilizan. Son mis preferencias los tiempos lentos, de ahí que ese IV. Adagio espressivo resultase de un lirismo único tras el III. Danzando juguetón de los pizzicati para concluir con ese Largo; fuga enérgica deudor del otro gran protagonista del concierto, como no podía ser menos.
Los merecidísimos aplausos para ambos darían paso a la ya citada Suite nº 3 con la que se cerró el "recital Bach" al que aún le añadió una propina de recuerdos chinescos de lo más apropiados para el coqueto teatro avilesino (ver P.D. 2).
Entre las anécdotas destacar:
a) Cómo el arranque del concierto (el Preludio de la Suite nº 1) fue "acompañado" de un rumor de disparos de cámaras fotográficas de lo más groseras, maleducadas y poco profesionales (¿no saben silenciar las digitales?), para que luego me llamasen la atención por una foto sin flash ni sonido una vez finalizada la actuación de la primera parte cuando el artista salía a saludar.
b) La mala educación y desconocimiento del "saber estar", que parece contagioso -como las propias toses- sobre todo por los dichosos celulares o móviles que "acompañan mal" la música (se merecían haber parado instantáneamente el concierto). La vida (musical) era mejor sin estas tecnologías, que por otra parte también necesitan saber usarlas correctamente. De nuevo la falta de educación...
c) La presencia de numerosos músicos, muchos de la OSPA y la OvFi, así como de Avilés y resto de Asturias, casi diría que venidos de toda España. A algunos ni los pude saludar por la prisa en volver para Mieres, pero son eventos imperdibles.
d) La abundante asistencia de "autoridades" desde el Presidente hasta algunos ministrines (consejeros) pasando por las locales, eso sí, blackberry en la oreja paseándose por el pasillo cuando todos estábamos en nuestras localidades, evidentemente "chupando cámara" en vez de intentar ser simples conciudadanos (lo de melómanos creo que les queda demasiado grande). Chóferes y autos oficiales les esperaban afuera, subidos a la acera en zona de acceso restringido para los demás mortales.
e) Mucha gente joven que no abunda en estos eventos, junto a estudiantes y aficionados en general, consiguiendo un nuevo lleno y localidades agotadas hace días.
Yo-Yo Ma y Carlos Prieto en un momento de la clase magistral del jueves 16
Si alguien aún no se cree lo que supondrá Avilés en breve dentro del circuito cultural y más en concreto musical, es que está ciego.
P.D. 1: Reseña de F. Robles en LVA y crónica de Alberto Piquero en El Comercio del sábado 18.
P.D. 2: Se me preguntó una vez publicado el "post" por la propina, y aunque me falla la memoria, como con el Piazzolla del jueves, pudiera ser "Appalachian Walz" de Mark O'Connor, que dejo aquí, y si no lo era, la disfrutamos igualmente.
P.D. 3: Crítica de Joaquín Valdeón en LNE del domingo 19, que suscribo completamente, y que "apunta la propina" a un turco contemporáneo de Bartok.
P.D. 4: Reseña en LNE del lunes 20 sobre lo cercano que resultó Yo-Yo Ma tras el concierto.