29 de septiembre de 2012

VolvemOS PAra bien

Viernes 28 de septiembre, 20:00 horas. Auditorio de Oviedo, Concierto de Abono nº 1, inauguración de la temporada 2012-13, OSPA, Jean-Efflam Bavouzet (piano), Rossen Milanov (director). Obras de Rimsky-Korsakov, Prokofiev y Debussy.
Todos teníamos "mono" de OSPA y las ganas de comenzar la primera temporada con el maestro Milanov de titular. Los titulares de prensa previos ya apuntaban bien y la entrada con "orbayu" no impidió saludar a tantos conocidos, amigos, músicos, encantados del reencuentro esperado.
El programa elegido tenía muchos guiños y el pianista invitado un lujo para una ciudad que disfruta con los mejores y hasta tiene unas jornadas propias.
La aplaudida salida del maestro búlgaro fue mayor tras la lectura de sus primeras palabras en un castellano más que correcto, cumpliendo su promesa de hablar español para su llegada. Incluso dio las gracias a la gerente Ana Mateo por su trabajo constante, y al Gobierno del Principado por seguir apostando por nuestra mejor embajadora, así como a la Consejera de Educación, Cultura y Deporte mi colega de profesión Ana González Rodríguez. Hasta nos invitó a brindar al descanso con una copa de vino de las Bodegas OSCA, patrocinadora del concierto, que animó un descanso algo más prolongado de lo habitual.
Y sin más arrancó la música con ese Capricho español, Op. 34 de Rimsky-Korsakov, la primera obra sinfónica asturiana y compuesta por un ruso, como bien recuerda Ramón G. Avello en las notas al programa que enlazo en los títulos y figuran en el número 1 de la Revista Trimestral enviada a los abonados (se vende a 2€ en el propio Auditorio aunque se repartía una hoja más que suficiente para seguir el concierto, una forma de ahorro que ya aplaudí y comenté). Los cinco movimientos suponen un examen para toda la plantilla (hoy reforzada) tras el merecido descanso veraniego (esta vez sin las visitas que patrocinaba la antigua Caja de -Ahorros inexistentes- de Asturias, ahora un banco en espera de rescate), y el compromiso en el foso con el Werther del Campoamor. La primera prueba para comprobar cómo se entendían Maestro y músicos: prueba superada, con Vasiliev marcando profesionalidad y el resto sin quedarse a la zaga (muy bien Andreas y demás solistas). Tiempos bien contrastados, con tranquilidad para degustar las melodías asturianas (también la "gitana" del cuarto número), sonoridades nunca estrepitosas, el empaste total siempre deseado (incluyendo unos metales que cada vez están más acoplados), los rubati justos y bien entendidos, con pocas concesiones a la galería en una obra que esta orquesta siente casi como propia desde la Alborada (muchos años de sintonía en Asturias del programa homónimo en Radio Nacional del fallecido Modesto G. Cobas) al Fandango Asturiano.
El francés Jean-Efflam Bavouzet nos brindó un Concierto para piano nº 1 en RE b M, Op. 10 de Prokofiev para recordar (de hecho lo grabó Radio Clásica para su posterior emisión en diferido). Obra dura para todas las partes, Milanov concertó a la perfección con el solista, lo que ya es un triunfo, mimando una paleta orquestal no muy clara pero que así está escrita para goce de admiradores y toses de detractores. Y la propina tenía que ser Debussy, preparando la segunda parte en este homenaje en su centenario, y más teniendo un intérprete que ha grabado la integral de su compatriota: el noveno preludio de su primer libro Serenade interrompue auténtica delicia sonora, rítmica, de aire hispano que voló por todo el auditorio flotando sus aromas rememorando mis primeros conciertos en el Filarmónica.
Tras el vino del descanso, que me tomé afuera mientras fumaba mi cigarrillo, la segunda parte mantuvo el perfume francés con aromas españoles, primero rusos y ahora galos.
La Fantasía para piano y orquesta consiguió nuevas sonoridades no ya pianísticas desde su protagonismo, sino orquestales, auténtico impresionismo que mantiene la pincelada pero mezcla la paleta en el aire. Nueva lección de concertación y cohesión sonora en sus tres movimientos que sin perder lirismo consiguieron llenar de color una obra no muy escuchada que contó con uno de los mejores intérpretes actuales perfectamente arropado por nuestra OSPA con Milanov al frente.
Para cerrar este concierto de aire español, la Iberia (Imágenes) equiparable a la pianística de Albéniz con el buen hacer orquestador de Debussy, deudor de algunos compatriotas pero magistral en su recreación. Inspirado hasta en los títulos, Por las calles y los caminos como ideario para toda la temporada, Los perfumes de la noche delicados y aromatizados con buen vino, y La mañana de un día de fiesta, pues así entendimos muchos este concierto inaugural. Fiesta de la música desde una pasión que el Maestro Milanov va a compartir con todos... esperando sean muchos años.
Pese a la premura por llegar a casa (pasaban quince minutos de las diez de la noche), mi comentario rápido fue "Ésto promete", y el próximo concierto el Día del Pilar nada menos que con La NovenaBeethoven de ...
«No entiendo la vida sin la música, para mí es como una gran devoción» (Rossen Milanov)
COPIA DESDE AQUÍP. D.: Críticas de Ramón Avello en El Comercio y Javier Neira en LNE, así como de Aurelio M. Seco en su Web "Codalario".

14 de septiembre de 2012

Sólo me quedan ocho...

... y me refiero a las entradas enviadas a la papelera por la "denuncia" de hace una temporada.
Recuperando poco a poco las 148, paulatinamente he actualizado todas las de 2.009 y sólo me quedan ocho de los inicios de 2.010, preguntándome qué política siguen en esto de Internet.

Quería salvarlas y volver a publicarlas pues forman parte de mi vida, muchas compartidas con quienes aparecen reflejados en estas anotaciones siempre personales, amistades queridas desde hace tiempo, otras logradas en este tiempo (arrancábamos un 27 de septiembre de 2008) y algunas simplemente "on-line" (incluso en mi Facebook®) pero igualmente apreciadas... nos une más que lo que nos separa: Amor por La Música, y en estos tiempos es todo un lujo.

































Mientras tanto, arranca este curso 2012-13 y seguiremos compartiendo y duplicando entradas desde WordPress para evitar nuevas tentaciones de quien tuvo la idea de denunciar un mal uso de este blog desde el anonimato. Gracias porque con este gesto me hizo poner a salvo lo que creía perdido en el ciberespacio... Y por supuesto todas las muestras de apoyo, ayuda, cariñinos y todo lo que conllevó el primer aviso de cierre. Arriba quedan algunas fotos queridas...

RePrêtre para celebrar el 2010


Entrada original del día 31 de diciembre de 2009, y suprimida (censurada) por Blogger© tras "denuncia" yanqui (de la DMCA, Digital Millennium Copyright Act). Quitados unos pocos links y fotos de la llamada "tierra de la libertad" (por si es parte de su "queja"), la dejo como estaba. Viena no pone nunca problemas en publicitarla, y el bueno de Prêtre creo que tampoco. El buen recuerdo de lo aquí reflejado permanece igual de vigente:

Ya han comenzado la despedida del año viejo y las bienvenidas del 2010, musicalmente hablando. Quiero comenzar con mis chicos de Luanco, "Los peques" y "El León de Oro" que ayer lo hicieron en Bañugues, un antiguo puerto minero gozoniego donde también mina y mar se unen, siendo un lugar de veraneo de muchos mierenses amigos y donde se come excelentemente bien en "Casa Elías".
Hoy en Oviedo a la 1 de la madrugada, repitiendo mañana día 1 a las ocho de la tarde, se hará un concierto con sabor vienés (y los fondos recaudados destinados a niños necesitados) a cargo de la Oviedo Filarmonía dirigida por mi querido amigo caraqueño Manuel Hernández Silva, un venezolano no tan famoso como Dudamel pero tan excelente director como el barquisimetano y actual titular de la Orquesta de Córdoba (España), concierto que retransmitirá en directo la TPA a partir de la 1 de la madrugada, y que ayer noche estuvo de cena con muchos amigos comunes tras su estancia por Covadonga un octubre de hace más de 20 años dirigiéndonos un Requiem de Mozart increíble, organizado por FECORA.
Gijón lo hará este viernes con su propia Orquesta Sinfónica y Coro "Ciudad de Gijón" bajo la batuta de Oliver Díaz.
Pero del que todos estaremos pendientes será del más famoso Concierto de Año Nuevo del mundo, ese que se retransmite desde la Viena donde estudió Manuel (y donde llevó a actuar a "su" orquesta cordobesa) a todo el mundo por radio y televisión desde el Musikverein con la Orquesta Filarmónica de Viena, y donde por segunda vez dirigirá el veterano (también viejo) maestro francés George Prêtre (1924), cuestionado inicialmente hace dos años pero auténtico triunfador, por lo que los músicos vieneses le han vuelto a elegir para el de este año... ¡Por algo sería!
Además del programa que no suele faltar en este tradicional concierto de la tarde de la Nochevieja (19:30) de la "Sala Grande" (Großer Saal), la dorada que ilustra esta entrada, y el más famoso de la primera mañana de Año Nuevo, repetición del que se está ofreciendo en estos momentos, el maestro francés ha elegido para esta ocasión -que hace la número 64- la obertura de la opereta «El Murciélago», de Johann Strauss hijo, a la que seguirán otras célebres piezas como «Carnaval de París», «Bombones de Viena» o «Polka del Champán» y por primera vez una obra del compositor danés Hans Christian Lumbye (1810-1874), «Galope de Champán» que cerrará la parte oficial del programa y aquí dejo en un montaje muy propio (aunque hay una versión para banda de música excelente), danés al que no llamaron el "Strauss del norte" sino que con algo de chauvinismo cambiaron las tornas para llamar a Strauss hijo "El Lumbye del sur". Así tendríamos que haber hecho con nuestro Cabezón, nada de "El Bach español", pues además es anterior, sino llamar al kantor de Leipzig "El Cabezón alemán".

El repertorio se completa con una pieza del franco-alemán Jacques Offenbach y otra del alemán Otto Nicolai, fundador de la Filarmónica de Viena, que en junio celebra su bicentenario. Disfrutemos si nos levantamos a una hora prudente o no nos acostamos (la otra opción siempre es grabarlo), aunque seguro que pronto estará en YouTube® y la propia orquesta anuncia la reserva, saliendo al mercado el día siguiente de Reyes... ¡Cosas de las nuevas tecnologías!
Lo dicho, RePrêtre para el inicio del 2010...
Feliz salida y entrada de año.

13 de septiembre de 2012

Adrian Marthaler y su visión de la música


Entrada original del día 30 de diciembre de 2009, y suprimida (censurada) por Blogger© tras "denuncia" yanqui (de la DMCA, Digital Millennium Copyright Act). Quitados unos pocos links y fotos de la llamada "tierra de la libertad" (por si es parte de su "queja"), la dejo como estaba, pues los vídeos de YouTube© se encargan ellos mismos de prohibirlos si "incumplen la ley":

El estar algo "ocioso" y sin escapadas a conciertos en estos días (aunque los hay) me tiene entretenido por la red. Así he ido descubriendo cosas curiosas que he "linkeado" en mi Facebook© y viendo que han tenido éxito traigo hasta el blog.
Por un lado me encontré a Adrian Marthaler, un director de cine con amplia experiencia en interpretar con imágenes la llamada música clásica (él lo llama Classics Visions). Por otro lado los protagonistas de alguna de sus interpretaciones cinematográficas, la pianista israelita Ilana Vered (1939) y Matthias Barmet (1942), compositor suizo que estudió con Boulez o Stockhausen, oboista y finalmente director de orquesta en EE.UU. donde fue auxiliar de Stokowski o residente en Cleveland con Maazel, en ambas "intervenciones" dirigiendo a la israelita con la Swiss Radio Symphony Orchestra, me han descubierto nuevos intérpretes no muy conocidos por estos lares (al menos por mí), aunque no debemos pensar que Europa somos el ombligo del mundo musical, todo América es un vergel por descubrir desde aquí así como un excelente escaparate para enseñar nuestros "excelentes productos". De Asia mejor no hablo porque requeriría un estudio en profundidad.
Como se puede apreciar por las trayectorias de pianista y director de orquesta, son auténticos intérpretes clásicos con una profesionalidad a prueba de todo, que nos han dejado estas joyas cinematográficomusicales a nuestra disposición en YouTube® (de momento): desde un excelente Rapsody in Blue (en 2 entregas) rodada en 1981, de auténtico cine negro emitido por el Canal 3sat, pasando por el mozartiano Concierto No. 17 en Sol mayor para piano y orquesta (realizado en 1990 y "troceado" en 5 partes por su longitud), una visión totalmente personal y satírica hacia todo el mundo musical (público, críticos musicales y salas...) con el piano de Elena Bashkirova (actual pareja de Barenboim) y la Gustav Mahler Jugendorchester dirigida por James Judd, en la misma línea del que dejo aquí de 1985 en tres "tomas" con el famoso primer movimiento del Piano Concerto No. 1 in B-flat minor, Op. 23 de Tchaikovsky, realmente cómico pero de nuevo con mucho trasfondo crítico. No quiero olvidar que al director de cine checo se le ocurrió llevar el año pasado La Traviata a la estación de tren de Zürich, emitido por el Canal temático Arte, siempre con la música de protagonista desde su propia visión que estoy seguro que muchos compartimos (y algunos incluso han imitado).
Sólo es cuestión de tiempo verlo todo (los links nos llevan a ello), y las vacaciones (quien las tenga) son un buen momento.
I. Allegro non troppo (1)

I. Allegro non troppo (2)

I. Allegro non troppo (3)

Que disfruten tanto (o más) que un servidor.

Vocalizando... con Rachamaninov


Entrada original del día 28 de diciembre de 2009, y suprimida (censurada) por Blogger© tras "denuncia" yanqui (de la DMCA, Digital Millennium Copyright Act). Quitados unos pocos links de la llamada "tierra de la libertad" (por si es parte de su "queja"), la dejo como estaba ¡y CON LAS MISMAS FOTOS y Vídeos incrustados!:

De vez en cuando escucho "Vocalise" Op.34 No.14 de Sergei Rachmaninoff (1873-1943), publicada en 1912 como la última de sus Catorce canciones, Opus 34 para voz (soprano ó tenor) con acompañamiento de piano. Si bien la partitura original indica que se puede cantar indistintamente por soprano que tenor, creo que en la tesitura masculina nunca se ha cantado (sería en una octava más baja que la soprano), y el rango de esta obra es agudo, llegando a un Do# (aunque creo que Rachmaninoff tiene una versión alternativa no más agudo del La). Obra sin texto se canta sobre la letra "a", en cierto modo como el título indica: una vocalización, y fue dedicada a la soprano Antonina Nezhdanova, aunque como comprobarán aquí, hay versiones de todo tipo: con soprano y orquesta, flauta y piano, viola y piano (aunque "la ejecución es excesiva"), flauta más viola y piano, clarinete y piano (curiosa y a la vez de las más logradas), violín y piano (instrumentalmente de las que prefiero), cello y piano, contrabajo y piano (también hay toses), Theremin y piano, sólo sinfónicas (con el propio Rachmaninoff
dirigiendo la Philadelphia Orchestra en 1929), etc.
Buscando por YouTube® me encontré a mi siempre añorado Cuervo que hace dos años también recordaba esta obra (coincidencias desde el más allá), y por orden de gustos personales dejo "mi muestrario":
La primera es de la gran Dame Kiri Te Kanawa en la "Gala de Invierno" de la Royal Opera House, Covent Garden, de Londres en 1994 y Stephen Barlow de director. Personalmente las habrá mejores o peores, incluso "similares" dependiendo de los gustos personles: la de Kathleen Battle en directo desde el Carnegie Hall en 1992 no está nada mal, la de nuestra asturiana de Llanes pero afincada en Santander Montserrat Obeso no me gusta mucho, la de Renee Fleming es de colección... pero me quedo con "la Dama":

La siguiente es del gran pianista ruso Emil Gilels con la transcripción de Richardson en un recital del Great Hall del Conservatorio de Moscú.

Esta otra, aunque sean imágenes fijas, está a cargo del Coro de Niños de Moscú, fundado en 1957, y bajo la dirección desde 2002 de Leonid Baklushin, un coro de entre 28 y 35 voces blancas.

Aquí en la voz de Natalie Dessay y la "Berliner Symphoniker" (Orquesta Sinfónica de Berlín) con el danés Michael Schønwandt dirigiéndola:

Hay una grabación histórica de Leopold Stokowski presentando a la soprano Anna Moffo, pero para finalizar dejo esta versión del gran violinista Itzhak Perlman:

Esperando las disfruten tanto como yo (al día siguiente en otro blog también se acuerdan de Sergei, coincidencias?).

Viva Ariodante!


Entrada original del día 17 de diciembre de 2009 a las 02:31 horas, y suprimida (censurada) por Blogger© tras "denuncia" yanqui (de la DMCA, Digital Millennium Copyright Act). No hay links de la llamada "tierra de la libertad" (por si es parte de su "queja"), la dejo como estaba ¡y CON LAS MISMAS FOTOS!:

Miércoles 16 de diciembre, 20:00 horas. Teatro Campoamor, Oviedo. LXII Temporada de Ópera, Ariodante (Händel). Segunda función. Entrada 38€ (*).
Cuarto título de la temporada carbayona y por fin logré asistir en vivo a uno, tras el "gripazo" de Don Giovanni y muy señor mío, gracias a mis amistades que me regalaron una entrada en la Fila 1 de Anfiteatro (*). No las tenía todas conmigo dos horas antes por la nevada que podría impedirme salir de casa rumbo a la capital, pero al final ¡se hizo la luz!.
¿Quién dijo que en Oviedo no triunfa la ópera barroca? No sólo de Donizetti, Rossini, Mozart, Verdi o Puccini se nutre la ópera (y me gustan todos ellos). También Händel sigue siendo todo un "espectáculo total" cuando hay calidad...
... el resultado final es SOBRESALIENTE.
Poco más puedo decir, habiendo gente que escribe mejor que yo y además son profesionales de ello, tras leer las críticas de la primera función en la prensa regional, sólo dejar los links por si quieren saber mucho más: tertulia de aficionados que organiza "La Nueva España" (LNE) que titula "Éxito barroco en la casa de los románticos", Ramón G. Avello en "El Comercio", la crítica en LNE de Cosme Marina, uno de los mentores de este título, cuya crítica suscribo de principio a fin, al igual que la de mi querido Aurelio M. Seco en "La Voz de Asturias" y en su excelente web "Codalario".
Mis años de abonado siempre lo fueron de la segunda función -recién estrenada entonces, ahora son cuatro-, y en plan "coña" decía que la primera era el ensayo general (de aquélla no eran abiertos al público). El coso ovetense es perfecto para producciones como la disfrutada que me hicieron pasar las cuatro horas olvidándome de la incomodidad de las butacas.
Con óperas así (en la línea ya apuntada tras el Orfeo de Monteverdi en 1991 o Julio César de Händel en 1999), ¡Viva el Barroco en el Campoamor!
(1) Con todo, las versiones con ellos resultan más históricas, y así lo ha entendido la propia Fundación Ópera de Oviedo al programar dentro de los conciertos "Alrededor de..." para este lunes 21 "Undercasstration: Tras los pasos de Francesco Bernardi Il Senesino" donde el contratenor Xavier Sabata y Aarón Zapico al clave (ya conocidos para quienes me leen habitualmente) ofrecerán un concierto-performance en la Sala de Cámara del Auditorio de Oviedo.
(2) De la locura musical ovetense para ese lunes, dedicaré una entrada específica, pero ya avanzo que hay Jornadas de Piano en la Sala Principal ¡a la misma hora! y un Concierto de Navidad gratuito en la Catedral con el Coro Universitario, mi querida
Beatriz Díaz... y muchos más con obras de Vivaldi entre otros.

Dos por uno


Entrada original del día 11 de diciembre de 2009 a las 23:54 horas, y suprimida (censurada) por Blogger© tras "denuncia" yanqui (de la DMCA, Digital Millennium Copyright Act). No hay links de la llamada "tierra de la libertad" (por si es parte de su "queja"), la dejo como estaba, en parte sabiendo ya la causa de las supresiones. Sigo recuperando de finales de 2009 e inicios de 2010, pidiendo nuevamente perdón por las molestias de encontrarse comentarios de entonces, pero son MIS COMENTARIOS:

Viernes 11 de diciembre, 20:00 horas. Auditorio de Oviedo, con dos espectáculos a la vez (aunque sólo se puede asistir a uno, o al menos eso creía):Sala Principal: El retablo de Maese Pedro (Falla), espectáculo dentro de la Temporada de Ópera de Oviedo en su apartado de "Actividades infantiles". Precio: 6'00€ (6'50€ en los cajeros de CajAstur, uno de los patrocinadores ¡¡INAUDITO!!, más caro que en taquilla).
Sala de Cámara: Joven Coro de la Fundación Príncipe de Asturias, director: José Ángel Émbil Miranda, "Concierto de Villancicos" tras el Pregón de Navidad de la Semana Belenista "Ciudad de Oviedo".
Debo contar mi intención de asistir solamente al concierto coral, pero estando en la cola de taquilla una señora me ofreció una entrada "para lo de los niños", y resultó ser para el espectáculo con títeres de la Sala Principal, todo un "show con niños" (que no para niños) donde la educación, incluso musical, dejó mucho que desear, comentando a gritos (al menos los que me rodeaban) cada incidencia de las gigantescas marionetas, ampliada por su fantasía pero donde la música que era tan protagonista, si no más, como la escena, apenas la escucharon. Digamos que los niños solamente oyen y sus padres, detrás o al lado, "están sordos", pues ni siquiera les mandaron bajar un poco el volumen o que se estuvieran algo más de tiempo sentados en las butacas. Creo que El Retablo de Falla no es una "actividad infantil" como tampoco "Los Simpsons" están recomendados para menores...
Como las obras del gaditano no excedían los 40 minutos, y pese a comenzar con un retraso de 10, salí raudo hacia la Sala de Cámara, a la que accedí por la parte alta y sigilosamente me situé pudiendo escuchar los últimos cinco villancicos, exactamente la mitad del programa, pues parece que el pregonero D. Benigno Blanco estaba aliado con un servidor y así poder enmendar la mala programación de los responsables de un auditorio mal llamado "Auditorio y Palacio de Congresos" (¿para cuándo la ñocla de Calatrava?): DOS POR UNO.
El espectáculo es una coproducción de la Ópera de Oviedo, el Teatro Real de Madrid, el Gran Teatre del Liceu de Barcelona, la Asociación Bilbaína de Amigos de la Ópera (A.B.A.O.), el Teatro de la Maestranza de Sevilla, la Fundación del Teatro Calderón de Valladolid y la Compañía Etcétera, con la colaboración de la Junta de Andalucía. La dirección de escena y escenografía es de Enrique Lanz, el iluminador Alberto Rodríguez y los Títeres de la Compañía Etcétera, que se representará también el sábado a las 12:00 horas.
La parte vocal estuvo a cargo del debutante con la compañía el barítono José Antonio López (Don Quijote), el tenor Mikeldi Atxalandabaso (Maese Pedro) y Olatz Saitua (Trujamán), con las interpretaciones del clavecinista Aarón Zapico (el de Forma Antiqva, que no ha parado y sé lo que estuvo trabajando la obra de hoy, y casi "le cuesta el divorcio") y del Grupo de Cámara de la Orquesta Sinfónica de Gijón, destacando en el Concierto para clave, flauta, oboe, clarinete, violín y violonchello que hizo de prólogo del retablo, con el mayor de los Zapico en el instrumento solista, más María Belén Menéndez (flauta), Roberto Cuervo (oboe), Eva García (clarinete), Alexey Tsyganov (violín) y Vera Kuligina (chelo), todos bajo la dirección de Álvaro Albiach quien también se estrenaba con el espectáculo. De nuevo felicitar al clavecinista langreano porque lleva todo el peso de la primera obra y el sustento de la segunda.
No puedo opinar mucho de las voces, poco clara la dicción (sobre todo con lo importante que es Trujamán), algo mejor Maese Pedro, y en general volumen escaso (yo estaba en la fila 7), siendo tapados por el grupo de cámara, donde también hubo algún desajuste que salvaron más los músicos que el movimiento de brazos del director. Desconozco para qué estaban los micrófonos y las petacas al cinto, creo que como el resto de microfonía orquestal, debía estar pensado para la grabación (que seguramente corregirá las deficiencias apuntadas). Como espectáculo de títeres, IMPRESIONANTE, lástima que haya quedado desequilibrado en el balance final con respecto a lo musical.
Y en un abrir y cerrar de ojos me planté en la Sala de Cámara. La cantera del Coro de la Fundación sigue funcionando pese a necesitar voces graves. Les escuché los siguientes villancicos: Niño Jesús, ruso de Dimitry Bortnjansky (1752-1825), Villancico infantil del Padre José Ignacio Prieto (Gijón 1900-Alcalá 1980), Fum, fum, fum, popular catalán (arreglo de Shaw - Parker), Have yourself a merry little Christmas de Hugh Martin y arreglo de Natalia Ruisánchez, y el cinematográfico White Christmas de Irving Berlin en arreglo coral de Héctor MacCarthy. La propina fue el mundialmente archiconocido Adeste Fideles que dejo aquí en vídeo (con el teléfono no da para más), agradeciendo que la música coral asturiana esté asegurada para unos cuantos años.
video
P.D.: Ramón G. Avello escribe el sábado 12 en El Comercio sobre "La pequeña grandeza de Falla".