La música amenazada de muerte


Leo en la prensa de hoy que el mítico Paul McCartney (aunque ser mito y vivo es algo difícil) ha sido amenazado de muerte (muerto al menos sí sería un mito) por los islamistas para que no dé el concierto previsto en Tel Aviv el próximo día 25. Y es que no es cuestión baladí el título de esta entrada. Si canta, estos islamistas le tildan de enemigo de los musulmanes por actuar en un estado que les oprime. Si no lo hace es ceder a un chantaje donde lo que se cuestiona es la propia música y no al artista o lo que cante... Vaya dilema, aunque mi tocayo se mantiene en sus trece en actuar... Por qué no toman nota de Barenboim, de Yehudi Menuhin y mirando atrás (sin ira) cómo Wagner fue "odiado" (aún sigue en muchos sitios) porque Hitler tuvo "la feliz idea" de "adoptarlo" como músico ideal del régimen nazi... LA MÚSICA NO TIENE IDEOLOGÍAS, y me da igual que sean The Beatles, Raimon, Víctor Jara, Juan Tellería, Pablo Sorozábal o incluso Mahler (a quien le "obligaron" hacerse católico porque ser judío en su época y dirigir la ópera de Viena eran incompatibles). A este paso podríamos "denunciar al vecino" que fuma puros habanos porque supone hacer apología del comunismo... (en EE.UU. incluso es ilegal!). Y seguimos confundiendo letra y música, en román paladín "churras con merinas". Por favor, la música es el único lenguaje universal y no quiero traductores.
Publicar un comentario

Entradas populares