Mozart en Niza y Poulenc en Oviedo


Resulta que se ha encontrado (sin querer y como suele pasar con estas cosas) un manuscrito inédito de Mozart  en Nimes, y ya  quieren ¡estrenar lo encontrado!. Lo que es no saber música y escribir noticias así. Señores, son 15 compases de un Credo (esto lo saben porque ¡claro tiene letra!) y otros 20 compases más, que los periodistas escriben que es más difícil saber qué son al estar lleno de notas por todas partes... Qué van a esperar de una partitura. Y claro para estrenarlo me pregunto si lo tocarán varias veces para que dure un poco más o vendrá el "listo de turno" a "completar" lo que Mozart no acabó... Eso sí, son más finos y dicen que "los musicólogos en Nantes esperan desarrollar la melodía...". Nada que ahora no existirán más obras incompletas porque cualquiera, por muy especialista que sea, podrá "completarlas". Algún día escribiré sobre la 10ª Sinfonía de Mahler y cómo se atrevieron a completar 4 movimientos de una obra que el propio compositor no acabó ni el primer. ¿Marketing? ¿Ignorancia? ¿Atrevimiento?
Y ya que estamos con interrogantes válidos para tantas cosas, en Oviedo se ha estrenado en esta recién comenzada Temporada 61 la ópera de Poulenc "Diálogo de Carmelitas", obra de gran envergadura y dificultad incluso para los más melómanos. De nuevo la ignorancia musical ha hecho que sea noticia esta ópera no porque esté María Bayo, Viorica Cortez, o que la OSPA la dirija el gran Maximiano Valdés, quien a su vez ya la dirigió en su Chile natal, que Robert Carsen sea el escenógrafo. No, la noticia es que en el Coro "Intermezzo", que refuerza al de la ópera ovetense, cante Sonsoles Espinosa. Evidentemente algo inhabitual pues los coros están casi siempre formados por excelentes voces pero todas ellas anónimas. Incluso se puede olvidar la prensa decir quién es el director del coro, algo sí anómalo (y eso que el enlace anterior es de mi amigo Ramón Avello que de música sabe un montón, pero también "entra al trapo" rosa). Y claro, como canta la esposa del presidente de gobierno, todo un revuelo mediático y comentarios de todo tipo menos los musicales (eso sí, en Cultura al menos se comenta también la parte rosa de una ópera en blanco y negro). Y la asignatura "Música" desaparecida de 3º de ESO y en el Bachillerato, optativa en 4º, y con menos peso cada reforma al canto. Claro, viendo la cultura musical de los propios periodistas y comentaristas, así nos luce el pelo.
Publicar un comentario

Entradas populares