Y cómo resonó...

Miércoles 21 de julio, 20:00 horas. Iglesia de Laboral Ciudad de la Cultura. Forma Antiqva: "Resuene el orbe. Una historia de tercios españoles". Entrada libre (hasta llenar aforo, casi completo). XIII Festival de Música Antigua de Gijón.
En un día de verano típicamente asturiano, no más de 19 grados, grisáceo y luego con orbayu, nos adentramos en la antigua iglesia de la Universidad Laboral donde flotaba humo en el ambiente cual después de la batalla, y pronto disfrutaríamos de esta historia musical en los tiempos de Carlos V con los versos del Duque de Rivas excelentemente elegidos, e interpretados por Carlos Dávila como perfecto nexo de unión entre las cinco pars musicalis al uso, como bien explican las excelentes notas al programa de Pablo Zapico, y quiero dejar aquí la propia presentación del espectáculo:
Resuene el orbe es la descripción musical y teatral de la famosa batalla de Pavía, donde los tercios españoles de Carlos V derrotaron a las tropas francesas de Francisco I. Para este proyecto pionero en España se han recopilado batallas instrumentales hispánicas y europeas, creando un
quodlibet musical a la manera de la época que, adornado con los versos seleccionados y adaptados al caso del volumen Romances históricos del Duque de Rivas, harán pasar al espectador por todos los estadios de una cruenta guerra con final feliez. La música, fusionada a la perfección con el texto declamado, de una fuerza y virtuosismo poco común hará resonar los asientos del respetable como si de cañones se tratara.
En el soberbio palacio... (Prima pars musicalis) - La francesa artillería... (Seconda pars musicalis) - Raya en el remoto orienta... (Tertia pars musicalis) - El gran Marqués de Pescara... (Quarta pars musicalis) - A pintar su gallardía... (Quinta pars musicalis).
Casi una hora y media de espectáculo ideado por Aarón, transcrito y editado por Pablo y ya rodado por parte de todos (XIII Festival de Música Antigua de Úbeda y Baeza 2009) seguido desde un silencio tal vez contagiado por el entorno y solamente empañado por la acústica del mismo donde la excesiva reverberación tal vez nos privó de masticar aún más los tutti de esta agrupación con once músicos virtuosos de sus instrumentos como demostraron en las partes solistas o dúos, incluso luchando cual guerreros de Flandes contra este "enemigo" al circular en distintos puntos del programa entre el público o alrededor del "escenario" (no quiero olvidar al "todoterreno de la cuerda pulsada" porque él mismo es un espectáculo). Una maravilla comprobar no ya el éxito de la música antigua entre los presentes sino la calidad de cada uno de los músicos que los Hermanos Zapico aglutinan para sus proyectos y la propia Academia de Música Antigua de Gijón -por algo será-, citando aquí los participantes en la tarde gijonesa:
Carlos Dávila, actor - Lluís Coll, corneta - Alejandro Villar, flautas de pico - Raúl Orellana y Prisca Stalmarski, violines - Rami Alqhai, viola de gamba - Ruth Verona, violoncello - Daniel Zapico, tiorba - Pablo Zapico y Enrique Solinís, guitarras - Daniel Garay, percusiones - Aarón Zapico, clave y dirección musical.
Cada vez tengo más ganas de escucharles en la ópera de Oviedo con L'incoronazione di Poppea monteverdiana (18, 19, 21 y 22 de septiembre) dada la trayectoria, calidad y profesionalidad de estos asturianos que triunfan allá donde van, siendo los mejores embajadores de nuestra tierra.
2 comentarios

Entradas populares