Más órganos daneses

Lunes 16 de agosto, 20:00 h. Jesuskirken, Valby (Copenhague). Sommer-koncerter 2010. Entrada: 60 kr. Henrik Bo Hansen, órgano Jensen & Thomsen, 1993: obras de Buxtehude y Bach; órgano Cavaillé-Coll, 1890: obras de Liszt, Demessieux y Messiaen.
Siempre intento encontrar algún concierto por donde quiera que voy, y en Dinamarca todas las iglesias presumen de sus órganos, como pude disfrutar en Helsingør. Esta vez y en las afueras de la capital, a 15 minutos en bus está Valby, el extrarradio pero con su pequeña iglesia llena de historia y nada menos que tres órganos y un armonio donde desde el 19 de julio hasta este 16 de agosto han tenido lugar cinco conciertos con varios organistas, siendo el danés Hansen quien cerraba este ciclo.
La historia de cada uno de los instrumentos está en el programa de mano pero quiero dejar aquí una pequeña reseña y comentarios: para la música barroca utilizó el llamado "Apostelorglet", encargo de la fundación de la propia iglesia sobre la entrada principal en 1993 por Jensen & Thomsen, construido según los órganos alemanes del barroco y "de la misma famila" que el Cavallé-Coll, no copiado evidentemente pero buscando interpretar el repertorio de "Bach y sus hijos". Aquí escuchamos un excelente Buxtehude con el Preludio en Sol m, BuxWV 149 y dos joyas de "meine Gott": la Fuga en Do m, BWV 575 y la Pieza de órgano en Sol M (Fantasía) BWV 572: Très vitement, Grave y Lentement, pletóricos, "redondos" y totalmente adecuados. De no haber leído las indicaciones, hubiera jurado escuchar tras de mí realmente un órgano barroco, donde la elección de los registros siempre fue excelente y admirando de nuevo la "pegada" del pedalier sin tapar nunca los otros teclados.
Tras el paseo obligado por el cambio de instrumento, el organista danés se dirigió al Cavallé-Coll para afrontar un programa más allá de lo romántico, al interpretar de Liszt el Preludio y Fuga sobre B-A-C-H (1855) y "los franceses del XX": la dama del órgano, Jeanne Demessieux (1921-1968) con el Te Deum, Op. 11 de 1959 (Moderato-Andante-Allegro), realmente impactante en tímbrica, dinámica y técnica, para finalizar con el gran Olivier Messiaen (1908-1992) y su "Dieu parmi nous" último movimiento de La Nativité du Seigneur (1935) donde el estudio de la tímbrica consigue, dentro del lenguaje tan propio del francés, "recordar las campanas" y hacer de agosto un 25 de diciembre.
Las vacaciones por Dinamarca me están dejando buen sabor organístico.
Publicar un comentario

Entradas populares