Soria homenajea a Händel

Sábado 26 de septiembre. 19:30 horas. Iglesia de Santa María La Mayor, Soria. G. F. Haendel: Concierto 250 aniversario. Grupo Aktuell Ensemble, Nuria Fernández Herranz, directora. Entrada gratuita (aunque las había con invitación y les reservaron las primeras cinco filas). Primera parte: Dixit Dominus. Segunda parte: Coronation Anthems.
La exposición “Las edades del hombre” que este año se celebra en Soria con el epígrafe “Paisaje interior”, y dentro de todas las actividades culturales en torno a ella, nos trae este concierto que sirve de homenaje al gran compositor germano nacionalizado inglés.
Nuria Fernández Herranz, de amplia trayectoria coral (y fundadora del coro de mujeres VokalArs) y como continuación del Coro de la Universidad Carlos III de Madrid. ha creado esta formación en el mes de marzo de este año, reforzando para determinados programas, como el de hoy, con un pequeño grupo instrumental que se nota creado para momentos puntuales (bolos), pues ni se consiguió una afinación correcta ni siquiera concertar correctamente con el coro, pese a contra con instrumentistas de gran calidad, destacando el clave y órgano de Asis Márquez, y los trompetas, flautas de pico y timbales que se incorporaron en la segunda parte.
El coro, pese a ser el de la Universidad, ha estado desigual, incluso me sorprendió la colocación “cruzada” con sopranos y detrás bajos, más altos y tenores, que preguntando al final del concierto me confesaron que es habitual en la directora y busca compensar. Para mí hubo desequilibrio en las voces, no por el número sino por los planos sonoros, con unos tenores discretos en todo y unas sopranos que deberían controlar mejor su emisión.
El plantel de solistas estuvo formado por las sopranos Agnieszka Grzywack e Inma Laín (solo en el Dixit), la mezzo Ana Cristina Marco (también en el Coro de la Comunidad de Madrid) el tenor Diego Blázquez y el barítono Gabriel Sánchez. Resultaron más “convincentes” en los Anthems que en el Dixit, debiendo criticar algún detalle que no se puede permitir en este repertorio: no hacer crescendi e intentar mantener el fiato (sin respirar en medio de los floreos que rompen el sentido barroco), sobre todo en la soprano compañera de la señora de Zapatero. Los colores de voz resultaron apropiados y el empaste entre ellas en los concertantes resultó acorde con el resto del Ensemble, aunque sigan adoleciendo de poco volumen en el registro grave, lo que comienza a ser preocupante en muchas voces de hoy, si bien aún jóvenes tendrán tiempo para corregir estos detalles.
Con todo, Soria está aprovechando (como ya han hecho otras ciudades) Las Edades del hombre y se notó tanto en el lleno del concierto como en plazas, restaurantes y hoteles. Menos mal que encontramos un apartamento...
Para dejarme buen sabor de boca, aquí una excelente versión de Zadok the Priest:

2 comentarios

Entradas populares