Dudamel dirige la Primera de Mahler

Por el blog de "La Bolívar" que mantiene Olivia Liendo me entero que está a la venta en Estados Unidos (imagino que también en el resto del mundo por la gracia de Amazon) el DVD editado por DG -imagino que lo mismo sucederá con el CD- que nos ofrece el estreno oficial de Dudamel y la Filarmónica de Los Ángeles el pasado 8 de octubre, una buena forma de comenzar estos dos años Mahler, precisamente dirigiendo la Primera Sinfonía, grabación que se completa con City Noir de John Adams. Personalmente, y sin entrar ahora en valoraciones ni comparaciones, me encanta esta versión algo más pausada de las que solemos escuchar aunque tenga algún ruido de fondo -tal vez por el cableado del gentil internauta que tuvo el humor de "subir" los vídeos tras grabarlos- pero que dejo aquí para ir preparándonos en el doble aniversario, y supongo que como sucedió con la Quinta, e incluso la Tercera, vuelva a verter ríos de tinta en el universo blogger con mi añorado cuervito lópez entre otros, aunque la orquesta no sea "La Bolívar" sino "LA Phil".


Y aunque no sea con Mahler, este viernes 8 de enero retornamos a clase pero también a la OSPA con el regreso a su última temporada como titular del maestro Max Valdés recién llegado de Puerto Rico donde acaba de dirigir La Creación de Haydn:
Este cuarto concierto de abono -tras el del jueves en Gijón que hace su segundo- nos devuelve a nuestra orquesta pasado el "obligado" paréntesis operístico, y esperando que la gran nevada que está cayendo no me deje incomunicado en Siana (menos mal que está Internet y los vídeos de YouTube® para mantenernos en contacto con el mundo de forma entretenida, aunque el directo sea irrepetible), y nos traerán el siguiente programa:
Por si no se ve ni lee bien en la ilustración, además del estreno en España del Concierto para violín op. 94 "Viaje de una vida" del uruguayo Miguel Del Águila con Guillermo Figueroa de solista -hijo del también violinista y director portorriqueño Guillermo Figueroa (1910/2001)-, el ambiente sudamericano lo completa Silvestre Revueltas y la suite Redes (1935) con el contrapeso español de las Diez melodías vascas (1940) de Guridi y las Danzas Fantásticas op. 22 (1919) de Joaquín Turina. Espero escucharlo para contarlo luego desde aquí.
Max Valdés
Publicar un comentario

Entradas populares