25 de enero de 2010

Luanco coral y solidario

Domingo 24 de enero, 19:30 horas. Museo Marítimo del Principado de Asturias, Luanco. Concierto Pro-damnificados de Haití. Donativo: 10 € (se recaudaron casi 3.700 € que se entregarán a Cruz Roja y Cáritas).
La música siempre solidaria y la capital de Gozón no podía ser menos, con la Escuela de Música de Gozón y sus coros "Los Peques del León de Oro" y "El León de Oro" organizando una gala que ofreció más de dos horas de música "con gente de Luanco", y la colaboración además de los ya citados, del Museo Marítimo, un marco que resultó de lo más propicio para el evento (tal vez algo frío para los músicos), Musical Principado y el propio Ayuntamiento de Gozón.
Como bien recordaba al finalizar el acto Marco, está bien ayudar en momentos difíciles y puntuales, pero sin olvidar que hay muchas necesidades en el mundo, no sólo las más recientes, debiendo agradecer lo que tenemos...
Esta vez no voy a criticar nada porque no se trata más que de volver a recoger la solidaridad musical en cualquier lugar al que acudamos, y evidentemente me han vuelto a mover las dos cosas: música, por y con mis admirados leones (grandes y cachorros...) más la solidaridad con el pueblo haitiano. Además "montar" esta velada en una semana es para no poner reparos, por lo que voy dejando fotos (del móvil, pidiendo escusas por la poca calidad), artistas y obras, así como algún comentario.
A la profesora Sara Cangas Barreiros (guitarra) con La elegía (Johan Kaspar Mertz) le tocó arrancar la velada "en frío" desde esta obra muy apropiada para el "objetivo" del concierto.
Judith Linares Rodríguez (flauta) y Andrea Gutiérrez D'Soignie (piano): Segundo movimiento (Cantabile) del Concierto en RE M para flauta, Op. 10 nº 3 "Il Gardellino" (Vivaldi). Pese a una afinación mejorable entre ambos instrumentos, la flautista promete y ya posee una excelente técnica así como la sabia elección de la obra interpretada.
Fernando Fernández Gutiérrez (violín) y Maite García Heres (piano): Primer movimiento de la Sonatina para violín y piano nº 1 en RE Mayor, Op. 137 (Schubert), obra que en mis tiempos de estudiante de piano me tocó trabajar en 1º curso de de Música de Cámara con mi recordado Carlos Luzuriaga. Lástima que sólo escuchásemos el primer tiempo porque estaban alcanzando una excelente compenetración a medida que la obra avanzaba, con un violín más maduro, musicalmente, que su acompañante.
En solitario Maite García Heres (piano) se "atrevió" nada menos que con el primer movimiento de la Sonata nº 3 Op. 57 en Fa m "Apassionata" (Beethoven), obra de mucha enjundia que requiere muchísimo estudio además de años -y edad- para llegar a interpretarla en su complejidad. Animarla a seguir trabajando el piano porque sé lo duro que resulta... ¡Y además canta en el coro "El León de Oro" y de vez en cuando dirige a "Los peques"!
La soprano Beatríz Gutiérrez García comenzó con el Panis Angelicus (C. Franck) acompañada por Elena Rosso, para posteriormente hacerlo con Andrea Gutiérrez D'Soignie en ¿Con qué la lavaré? (J. Rodrigo), y la conocidísima "Habanera" de Don Gil de Alcalá (M. Penella) pero sin dúo ni coros, lo que siempre "merma" el resultado final. Algo irregular el acompañamiento pianístico, mejor en las obras "extremas" pero digna intérprete para obras muy distintas y desiguales que el público aplaudió cariñosamente.
Cerraría este primer bloque a cargo de la Escuela de Música de Gozón el folk astur del Grupo Blima, con Marcos G. Alonso (acordeón diatónico), Fernando Oyagüez (guitarra acústica) y Gonzalo Pumares (violín) que nos dejaron La LLera (La Primayor / La Llera) de Marcos G. Alonso, y Como la flor (E. Martínez Torner) mas L'aguinaldu (Tradicional del Valle del Nalón en arreglo del acordeonista), aun con el cambio de violinista o que faltase la voz de Silvia Quesada.
La segunda parte fue enteramente vocal y coral, comenzando "los nenos" -porque este león tiene cachorros que aseguran cantera para años- dirigidos por ese pedazo de artista que es Elena Rosso, responsable de la técnica vocal de varios coros que también dirige, solista (¡qué gran soprano!), componente del "coro grande", profesora, pianista (este comingo también acompañante de Beatriz Gutiérrez y esperando hubiese realizado el Dúo de Las Mañanitas-Habanera) y compositora de esa Nube gris que en vez de cubrir el sol nos llena de luz siempre que la escuchamos.
"Los peques del León de Oro" fueron desgranando ese repertorio tan bien trabajado que combina expresión vocal y corporal, con alguna que otra novedad, pero siempre afinados (tanto acompañados con piano como a capella), y cada vez más compenetrados y "maduros". Además tuvieron el detalle de leernos la traducción de algunas letras de lo que cantaron. Es una gozada saber que esta cantera que "surtirá" a los grandes está asegurada. Dejo aquí su selección musical para la tarde-noche dominical:
Cantate Domino (Hans Leo Hassler), Nube Gris (Elena Rosso), A White Rainbow (Josef Hadar, 1926); Can you hear me? (Bob Chilcott) y Nunc Dimitis (Albert Alcaraz, 1978).
Y el colofón corrió a cargo de los anfitriones, ese Coro "El León de Oro" que comanda Marco A. García de Paz, quien con su nombre llena cualquier recinto y máxime en su Luanco natal. Como "los peques", nos traen ese "repertorio de fondo" que tantos premios les ha traído, con alguna novedad o "rescate del fondo del archivo", programa que paso a detallar:
Cántic (del valenciano Josep Ramón Gil-Tàrrega), Bogoroditse Devo (Rachmaninov), Ave Maria -a 5 voces- (Robert Parsons), Sleep (Eric Whitacre), Geistliches Lied, Op. 30 (Brahms) para coro y piano, a cuatro manos donde dos de sus coristas, Maite García Heres y José Manuel San Emeterio ejercieron de pianistas, para finalizar este último acompañando el hermoso y pegadizo número perteneciente a Les Chansons des Roses sobre textos de Rilke: Dirait-on del gran compositor coral Morten Lauridsen.
Tras las palabras de agradecimiento a presentes, ausentes, colaboradores y demás, nadie quería marcharse sin una propina, y agradecidos que son estos chicos no se hicieron de rogar y además sirvió de subrayado musical y recapacitación del momento que vivimos: una obra a 8 voces increíble (ya la conocía por el Coro de la Fundación Príncipe de Asturias y por ellos el 29 de junio del pasado año en "La Mar de Voces"), Ecce quomodo moritur justus -"Mirad cómo mueren los justos"- del año 2001, compuesta por el alicantino Albert J. Alcaraz Pastor (1978). La carne de gallina...
Concierto solidario de un pueblo marinero universal también para la música, cuyo nombre pregona a los cuatro vientos este proyecto "felino" cuya cabeza visible (y lo digo sin coña marinera) es Marco Antonio Gª de Paz:
Marco y El León de Oro: Asturianos del mes de Marzo 2009: Caricatura de Pablo García (La Nueva España)
GRACIAS y ENHORABUENA.
Publicar un comentario