1 de julio de 2011

Lolo, todos te recordamos...

Entrada original del día 1 de julio de 2011 a las 06:07 horas, y suprimida (censurada) por Blogger tras "denuncia" yanqui (de la DMCA, Digital Millennium Copyright Act). No hay links de la llamada "tierra de la libertad", la dejo como estaba ¡y con TODAS MIS FOTOS!, sin entender qué tiene recordar a un amigo que nos dejó para que se eliminase la entrada, salvo lo indicado como (1) y resaltado:
Jueves 30 de junio, 20:00 horas. Auditorio de Oviedo, Sala de Cámara: Concierto "in memoriam" de Juan Manuel Menéndez (Lolo).
Qué difícil se me hace escribir de tí que sigues con nosotros pero sin tu presencia. Menos mal que Yolanda Vidal lo hace por todos tus amigos, cambiando las teclas del piano por las del ordenador, ya que suscribimos de pé a pá lo que nos dejó escrito en el programa de esta fiesta en recuerdo tuyo.
Aún espero que puedas leer esta entrada con tantos otros conocidos que habrás hecho nada más llegar a ese paraíso lleno de músicos, como bien decía Ovín antes del "macroconcierto". Estoy seguro que disfrutaste de esta reunión de amigos que escogieron una pequeña muestra de tus gustos musicales (imposible abarcarlos todos, que en eso nos parecemos) y nos reunimos cual San Marcelo adelantado aunque sin la empanada de setas al cabrales ni Tristán ladrándonos al llegar, pero hoy seguías siendo el anfitrión y el Auditorio nuestra segunda casa con el escenario de gran salón, contigo al lado y lleno hasta la bandera... pero tranquilo que no hicimos gasto, la pitanza era solo musical.
Seguro que escuchaste todo desde la primera fila al lado de Aurora y Nuria, con Isaac, ese nieto que se apuró por llegar a tiempo sin conseguirlo que hoy tenía tu sonrisa, y de Pepe... pero te iré desgranando ese desfile de artistas con mis múltiples enlaces que siempre pueden pinchar los "despistados" que quieran profundizar (aunque tú no los necesites).
Tu último Coro, el de San Ignacio que dirige nuestro Pepe, José Manuel Ovín, te cantó esa canción gallega con letra de Álvaro Cunqueiro y música del leonés afincado en Vigo Joaquín Carvajal: No niño novo do vento.
Y les Campanines de mi aldea del prolífico músico asturiano Rafael Moro Collar (para todos Falo Moro) quién mejor que su nieto Juan Noval-Moro con tu viejo amigo en tantas orquestas de baile (que tanto te gustaban y conocías) Florentino Fernández al piano para entrar en el terreno lírico con referentes a Juanín de Mieres y a Pixán...
No pudo ser en directo porque emociones y accidentes nos privaron de ello, pero Elena Pérez Herrero tenía grabado con Manuel Burgueras (accidentado como sabrás en una de sus manos) ese Mon coeur s'ouvre a ta voix del "Sansón y Dalila" (Saint-Saëns) que disfrutamos en pantalla grande y primeros planos visuales y sonoros, qué te voy a contar que no sepas...
No estuvieron Plácido ni Alfredo para cantar el Adiós Granada de "Los emigrantes" (Barrera y Calleja) pero sí Aurelio Gabaldón, con Mario Álvarez Blanco al piano, maestro repetidor de la ópera de Oviedo, que no tuvo nada que envidiar a tus "otros tenores" y además este de casa.
Cuando se casó Nuria nos impactó ese Gabriel's Oboe compuesto por Ennio Morricone para "La Misión", y esta vez volvió Florentino al piano y nada menos que el oboe de Juan Pedro Romero dejándonos una de tus joyas preferidas realmente sentida en su interpretación como no podía ser menos de un músico de nuestra admirada OSPA.
Nuestra Beatriz Díaz, "la fía de Ricardo el de Boo", la misma que conociste con 17 años no podía faltar en esta fiesta, recién llegada de Buenos Aires donde en su debut te dedicó ese O mio babbino caro de "Gianni Schichi" (Puccini), esta vez cambiando la orquesta del Colón por el piano de Mario (que hoy tuvo que trabajar duro). Sigue, como podrás comprobar, cantando como los ángeles y poniéndonos la piel de gallina, aunque tampoco voy a contarte nada que no sepas, ¿eh?
Cerrando la primera parte tu admirado Simón Orfila cantando otra de tus preferidas, de esa zarzuela poco conocida de Salvador Codina (La Galeota): Mi barca, dedicada, claro está, a tí Lolo...
No perdonamos el "pitín" del descanso, aprovechando, como siempre, para charlar ¡de música entre amigos!, como ves lo normal.
Para la segunda parte cambiamos de tercio pero siempre con lo que te gusta. Y aunque no fuese la Misa del primer domingo de agosto en San Marcelo volvimos a escuchar el Kyrie de la "Misa de Gaita", esta vez con Eduardo Martínez y Pepe "El Molín" y nuestro querido gaiteru Jaime Menéndez ¡qué buen chaval!. Y por supuesto que Ángel Medina, aunque todavía cojeando, vino a seguir tomando apuntes...
Del regusto a tonada pasamos a la pureza de "otru gallu" de los tuyos, José Manuel Collado y La xatina pinta, cantada "como Dios manda" (en el enlace tuve que cambiar la vaca porque xatina no encontré), y recordándonos Abeledo que si te hubieses presentado a los concursos ahora tan de moda, estarías en el Top-Ten.
De Luisma Cimadevilla, uno de tus amigos además de compañeros en "la Caja" estarás orgulloso de él, tema propio con orquesta de jazz (muy bien "enlatada") más dos bailarinas: Para ser feliz y nunca mejor dicho. Comentaba al escucharle que su voz me recordaba a José Vélez pero sin el acento canario, aunque después pensé en lo viejo que me estoy haciendo.
Tampoco podía faltar nuestro admirado Jesús Ángel Arévalo recreando desde el piano a la siempre añorada Mercedes Sosa con el eterno Alfonsina y el mar de Ariel Ramírez, prodigioso, brillante, con esos guiños al jazz que tanto te gustan.
Y cómo no, aprovechando un piano de lujo apareció La Voz: Juan Coloma cantando el My Way de Paul Anka que siguió convirtiendo "el salón de tu casa" en un club de New York.
¡Buena la hicimos! ya metidos de lleno en ambiente, aunque sin humo ni alcohol, te imaginas quién vino a continuación: el incombustible Victor Luque que nos dejó un Blues para Lolo en esa guitarra que parecen dos, antes de cambiar los Estados Unidos yanquis por los de México (1), pues todo va terminando y para el "fin de fiesta", dirigido igual que en Cornellana por Víctor, el Cuarteto Vocal "La Hucha" con Gabriel Rayón, José Luis Díaz, Luisma Cimadevilla y Luis Álvarez "Payares" más el que suscribe haciendo de las suyas con ese Roland nuevo que ya conoces, convertido en acordeón para la ocasión: La barca de Oro del poeta de Colima Arcadio Zúñiga y Tejeda (no de Cuco Sánchez) versioneada "para Lolo" que seguro Pedro Infante aprobaría y tú creo que también ¿verdad?.
La despedida inigualable e inolvidable: Gabriel tomó la guitarra, Ovín el mando, subiendo al escenario Aurora con Nuria y Elena, arrancaron tu Ave María no Morro (de Herivelto Martins) para cantarte todos con el alma rota y seguir recordándote otro día más de nuestras vidas.
P. D.: Reseña de D. Orihuela en LNE del viernes 1 de julio.
Publicar un comentario