3 de febrero de 2011

Wagner ¡ni gratis!

Miércoles 2 de febrero, 19:00 horas. Auditorio “Teodoro Cuesta” de Mieres. Proyección en directo desde el Teatro Campoamor de Oviedo de la ópera “Tristán und Isolde” (Wagner), tercera representación, título que cierra la temporada.
Del elenco destacar: Tristán: Robert Dean Smith; Isolde: Elisabete Matos; Rey Marke: Felipe Bou; Brangäne: Petra Lang; Coro de la Ópera de Oviedo; OSPA. Dirección: Guillermo García Calvo.
Tenemos que agradecer el esfuerzo de la Ópera de Oviedo con sus patrocinadores por hacernos llegar algunos títulos de forma gratuita con una retransmisión en directo desde el Campoamor, con lo que ello supone para bien y para mal. Reconozco que no es lo mismo que in situ pero para aficionados como el que suscribe que recordamos el vinilo, los vídeos, los CDs, el Laser Disc, ahora el DVD y hasta los Yelmo Cines para disfrutar cómodamente en directo óperas desde el MET, es toda una satisfacción.
Pero “Wagner es mucho Wagner”. En pleno siglo XXI sigue siendo para públicos muy “entrenados”, pudiendo recordar la pugna con Verdi y las dualidades Barcelona - Madrid / Gijón - Oviedo en esa rivalidad más allá de lo musical. El alemán con subtítulos a medias (faltaba la segunda línea) se hace duro de entender, y esas melodías “infinitas” pero nada pegadizas ni conocidas como puedan ser las italianas, retraen la asistencia al espectáculo aunque sea gratis. Al inicio éramos unas 30 personas en la sala. La puesta en escena tan estática y lúgubre, que puedo incluso entender, hacía difícil ver quién cantaba (el sonido estuvo impecable, escuchándose hasta las toses acompañantes en cualquier representación musical que se precie) y el poderío de “La Matos” más el impecable Tristán (también mahleriano de pro) no fueron suficientes para que finalizado el primer acto tan sólo quedásemos la mitad. La realización, si es que puede llamarse así, es nuevamente para enfardase, desconociendo no ya la obra, con planos inútiles donde faltaba la voz protagonista (a Bragäne ni la veíamos) sino las mínimas técnicas cinematográficas (los saltos de eje continuos son de primero de carrera, por no decir mínimos para cualquier espectador).
Para el tercer acto quedamos tres: mi querido Julito Pérez (padre de Elena Pérez-Herrero), mi señora y servidor, más los técnicos de la sala y el director de la Casa de Cultura. Un lujo poder mantener la representación con todo el coste subyacente para una minoría.
De lo escuchado (pues visto poco o nada) impresionante el dúo protagonista con una Elisabete Matos pletórica en su papel vocal (se está convirtiendo casi en especialista) y un Robert Dean Smith que no es de extrañar sea un wagneriano de fama mundial. No se quedó atrás Petra Lang, la única capaz de lograr un poco de luz (y movimiento) dentro de la eterna nocsmohe oscura del Tristán,  pues el hieratismo global casi llevó a una "ópera en concierto", o un Felipe Bou que va “redondeando” su registro agudo. La obra de arte total wagneriana (Gesantkunstwerke) quedó coja al faltar precisamente la representación, luces (aunque haya subido el recibo creo que podían haber usado velas y lograr más claridad) e incluso vestuario todo demasiado oscuro y opaco.
Pese a todo, un "Tristán" de lo más completo musicalmente al conseguirse un reparto homogéneo y equilibrado en todos los papeles (donde quiero citar al resto: Gerd Grochowski como Kürwenal, Javier Galán como Melot, y los “marineros” Juan Antonio Sanabria y al avilesino Jorge Rodríguez Norton), con una tripulación masculina del Coro de la Ópera felizmente dirigido por Patxi Aizpiri, capaz de afrontar sus breves pero difíciles intervenciones con plena seguridad y aplomo, de potencia suficiente frente al "arsenal" de una OSPA sinónimo de excelencia para mantener el nivel necesario de la ópera wagneriana, y sobre todo un García Calvo debutante en el foso ovetense con esta obra pero con la inteligencia, madurez y maestría concertadora de las grandes figuras con las que está trabajado. Sería un acierto ficharlo como el próximo titular.
Con un frío glacial salíamos charlando los 3 a las 23:50 h., valorando y agradeciendo este regalo (La Cultura sabemos lo que cuesta), aunque siento decir que en mi Mieres “Wagner ¡ni gratis!”.
P. D. 1: Resumen de la Temporada de ópera a cargo de Cosme Marina en LNE del sábado 5.
P. D. 2: Interesantísima entrevista a Guillermo García Calvo en LNE del sábado 5.
P. D. 3: Elogio "wagneriano" del Tristán ovetense por Guillermo García Alcalde en LNE del lunes 7.
Publicar un comentario