JOSPA y víspera de nada


En la mañana de hoy me escapé a la Capilla de la Laboral a escuchar el Concierto aniversario de los 10 años de la JOSPA, de la que escribí ayer 18 de octubre (o debajo de esta entrada) en el Blog, y que se hizo el Viernes en la Catedral de Oviedo. Tan sólo añadir a la crítica de LNE que resultó muy interesante y comprobar que, como se dice en el fútbol, hay cantera. La obra de Chaviano en su línea NiFe, y jugando con la acústica de la capilla colocando varios solistas en lugares que me recordaron, salvando las diferencias, el barroco veneciano "inventor" del stereo, la de Prittwitz entraría en la antes llamada New Age y que ya es hora de quitar etiquetas y disfrutarla como hemos hecho hoy, y donde ejerció de solista en sus propias improvisaciones entrando por atrás con su saxo tenor para cambiarlo por el sopranino en las dos siguientes. La propina en la que participaron todos los intérpretes  fue un hermoso arreglo del propio Chaviano sobre el tema asturiano "Si la nieve resbala", y donde parece mentira que un cubano -aunque lleve más de 20 años en España- haya conseguido, ya con otras obras, elevar nuestra música popular a la categoría de sinfónica. Pese a ser la hora de misa o si se prefiere del vermouth, acudió abundante público, no sólo el "responsable" de la JOSPA Manuel A. Paz que es fiel a lo anunciado ya en mayo, sino también el propio Chaviano, así como músicos y amigos varios a los que pude saludar: el maestro Alfonso Ordieres con varios "titulares" de la OSPA, empezando por su hijo Pedro J. Ordieres (violín), el trompeta José Luis Morató (trompeta) y algunos más, así como Roberto Menéndez del Campo, actual presidente de FECORA y responsable musical de la Consejería de Educación a la que pertenecía la JOSPA antes de pasar a la de Cultura como su madre, René de Coupaud, excelente músico, arreglista, productor y un montón de cosas más desde el Taller de Músicos de Gijón o el Centro de Cultura Antiguo Instituto Jovellanos, trabajando en la grabación del concierto, y que tras años en Oviedo como organista de la Iglesia de San Juan, cambió el órgano y el clero por la playa... aunque hoy volviese a un templo (paradojas). Evidentemente el grueso del público lo formaban los familiares de los componentes de la JOSPA, pues quién sino ellos van a apoyar estas actividades.
Y si el día 3 de octubre titulaba "Días de mucho" hoy puedo añadir "Víspera de nada", pues basta ver lo que se avecinaba hoy: tres conciertos de la XVII Semana de Música de CajAstur: en Oviedo mi amigo y ex-profesor Amador Fernández, en Mieres el dúo Andrés Fernández (oboe) y Raquel Sutil (piano) que tocó por la mañana con la JONDE, en Gijón la Orquesta de Los Adioses, y para "finalizar" La Bohème de Leoncavallo en la Sala de Cámara "Luis G. Iberni" del Auditorio de Oviedo, como complemento a la  temporada de ópera. Cinco conciertos (dos en Oviedo, dos en Gijón y uno en Mieres) que entre todos no sumarán muchos asistentes ¡ninguno tiene el don de la ubicuidad! y luego vendrán diciendo que hay poca afición. Vuelvo a pedir COORDINACIÓN en la programación de los eventos. Y por la mañana por la Autovía Minera escuchando La Tercera de Mahler en Radio Clásica, con la ONE y Josep Pons, arrancando la Temporada de la Orquesta y Coros, ¡cómo no, Mahler! y los comentarios del gran J. L. Pérez de Arteaga (quién sino para Mahler). Lástima que tuve que dejarlo para poder escuchar el concierto de la JOSPA.
Publicar un comentario

Entradas populares