Coletazos fin de curso

Junio es mal mes para estudiantes y profesores (los temidos exámenes) pero también para los melómanos porque supone el fin de la temporada. En este 2009-2010, crisis aparte, y aunque todavía quedan algunos momentos por disfrutar que citaré al final, no hay queja global y realmente hubo conciertos para recordar.
Además de los centenarios de Mahler, Chopin y el "menos mediático" de Schumann (aunque mis conocidos de Gestión Musical Lueno también lo tienen presente como ya hicieran con Albéniz), esta temporada ha estado marcada por algunos eventos dignos de reseñar, destacando las amistades reales con las que seguimos en contacto desde aquí, y las amistades virtuales que se hicieron reales, en especial la de Eldar Nebolsin, sumándose a otras (Pilar Cabrera, Eduardo G. Salueña) que van engrosando la peculiar historia de este blog musical desde el corazón (Raúl Prieto, Diego Fernández Magdaleno, Magda Nieves, Osvaldo Burgos, Pablo García...) y las aún pendientes pero casi con fecha de encuentro (Luis Cansino, Rubén Díez, Paolo Zaccheti...). Tampoco estaría mal que Siana fuese Siena... pero desde esta aldea quiero recordar, evidentemente sin olvidarme de "los de casa":
  • La soprano Beatriz Díaz que crece musicalmente y está llamada a muchas tardes de gloria.

  • Carmen Yepes que ha sido capaz de compaginar docencia y conciertos a pesar de zancadillas de envidiosos e ineptos.







  • Una OSPA que espero mantenga el nivel demostrado en conciertos puntuales, ya sin el "lastre Valdés", y una Oviedo Filarmonía más allá de Wolf-Ferrari.
  • Guidon Kremer por la forma de entender la música y compartirla también en Oviedo.

  • Cecilia Bartoli que nos hizo vibrar con el barroco y su arte más allá de los capones, en uno de los conciertos inolvidables.

En estos últimos días, quiero destacar el cachondeo, por no llamarlo de forma obscena, que nuestros mandatarios se traen con la "chapuza" del Teatro Campoamor, intentando aprovechar los criticados fondos ZP para lavarle la cara (¿por qué no decidieron hacer un teatro nuevo de la Ópera en vez de esa "ñocla del Calatrava" todavía sin inaugurar como Palacio de Congresos?) y donde un día quitan plateas y ponen butacas, al siguiente lo dejan como está... sin entrar en los recortes a medida de amistades para la próxima Antología (y el regalo de entradas, que esa es otra). Comprendo que hay que rellenar espacio en los medios de comunicación y que aún queda mucha tela que cortar sobre el debatido proyecto, ampliaciones que no todos están de acuerdo, construcción de uno nuevo que con estos tiempos será utópico pero cuando el dinero no faltaba se tiró en otras cosas... También quiero recordar que el proyecto ¡data del 2007!.
Por cierto, zarzuela, ensayos de ópera y obras de "lavado de cara" ¡todo a la vez! harán que el Campoamor se parezca cada vez más al Auditorio por lo de coincidir dos actuaciones a la vez mientras se exponen medicamentos, maquinaria sanitaria o cualquier otro evento, a la espera de devolver al edificio la finalidad para la que fue construido: ¡Auditorio!, sin añadidos posteriores de "palacio de congresos" (¿el de Calatrava nos devolverá nombre y espacio propio?) que hacen de la mediática campaña "Oviedo Camino de europa" una "Parada en el mercadillo" a la vista de lo que nos topamos día sí y otro también en el Edificio de la Plaza de la Gesta, sin olvidar que tras dinamitar la candidatura conjunta Oviedo-Gijón-Avilés, acabaron optando en solitario (y pidiendo no sólo ¡dinero! sino compartir espacios de las otras dos ciudades a las que dejó "con el culo al aire").
Aún me quedan algunos conciertos antes de las vacaciones de pobre que me esperan, sin contar las fiestas patronales de San Juan en mi pueblo que también traerán "otras músicas" (alguna me tocará):
Aquí dejo un fragmento del "Carmina Burana" que disfrutamos el pasado día 2, como un buen resumen del curso que está acabando y el momento en el que estamos, ¡a pesar de lo que cae!.
Publicar un comentario

Entradas populares