No olvidemos a Mendelssohn


Entrada original del día 3 de diciembre de 2009, y suprimida (censurada) por Blogger© tras "denuncia" yanqui (de la DMCA, Digital Millennium Copyright Act). No había links de la llamada "tierra de la libertad" (por si es parte de su "queja"), así que queda como estaba:

Siempre nos queda la música. Cualquier disculpa es buena para disfrutar de ella, y aprovechar los aniversarios de nacimientos o muertes siempre vienen bien para que salgan al mercado o desempolvemos de las estanterías, grabaciones un tanto olvidadas.
Con motivo del 2oo aniversario del nacimiento de Mendelssohn salió al mercado una caja con 40 CDs (más un CD-Rom con todos los textos -sin traducir al español- y un DVD) en el sello BrilliantClassics, muy económico (39'95€) y del que tengo otras muchas grabaciones -algunas realmente buenas- bajo el sugerente título de "A Mendelssohn Portrait" que me permitió descubrir muchas obras desconocidas para mí, siendo además un compositor del que solamente se suelen programar unas pocas, amén de las grabaciones, y del que los estudiantes de piano apenas pasamos de sus Romanzas sin palabras, músico de los pies a la cabeza al que todos los melómanos le debemos mucho.
Félix Mendelssohn Bartholdy (Hamburgo, 3 de febrero de 1809 - Leipzig, 4 de noviembre de 1847), judío de nacimiento y convertido al protestantismo, nació en el seno de una familia muy culta y pronto demostró ser un niño prodigio aunque no le explotaron como a Mozart o Beethoven. Su posición económica le permitió estudiar además de música, arte -era gran pintor de acuarelas y óleos así como dibujante-, literatura -conocedor de Shakespeare-, filosofía -nieto además de Moses-, idiomas -inglés, francés, italiano-, viviendo en distintos puntos de Alemania y viajando por casi toda Europa (de hecho a Londres lo hizo diez veces y allí estrenó muchas de sus obras), dándole un bagaje que marcaría su corta vida, y precisamente para terminar siempre en Leipzig, por supuesto trabajando con el Coro de Santo Tomás, algo que personalmente creo era su sino (si es que realmente existe "La forza del destino").
Mi pasión por Bach creo que es conocida, y gracias a Félix se le descubrió también como compositor (EL PADRE DE LA MÚSICA) y no sólo como organista o kapellmeister, de nuevo en Leipzig aunque la Pasión según San Mateo la dirigiese por vez primera en Berlín un 11 de marzo de 1829 . La idea no es contar su biografía sino recordar que fue no sólo un excelente compositor sino también director de orquesta y pianista prodigioso. De gustos musicales tachados de "conservadores" fue admirado por Goethe, Moscheles, Schumann, redescubre a Schubert, odiado por Wagner...
Y traerlo hoy aquí ha surgido por colocar en la cadena (soy de los que todavía disfruto los CDs en casa a todo volumen, sin vecinos que protesten, aunque también la lleve en el iPod©) sus dos oratorios, Paulus (1836) y Elías (1846). De su amplísima producción (750 0bras) hay para escribir más de un libro, de hecho existe amplia bibliografía -aunque no mucha en español-, pero sus cantatas, salmos, motetes, obras corales tanto a capella como con acompañamiento de órgano... son fiel reflejo del mismo amor -que compartimos- por "nuestro Bach", y su conversión de judío a protestante tuvo mucho que ver con ello. Las versiones están a cargo de intérpretes netamente bachianos nada más cabe decir: Helmuth Rilling y el Bach-Collegium Stutgart, sin entrar en los buenísimos solistas -todos ellos alemanes-. Ojalá se programen más estas músicas de Mendelssohn, pues a los que veneramos al Kantor de Leipzig debemos reverenciar a su "redescubridor". Al menos podemos escuchar (y bajar si no lo cierra el ministerio de La Sinde) todos los podcast que Radio Clásica emitió con motivo de este "Año Mendelssohn".
A falta de otros vídeos, dejo aquí al de la Catedral de Fulda (estuvo hace poco en Oviedo) cantando el "Hilf Herr" del Elías, Op. 70:
Publicar un comentario

Entradas populares