13 de septiembre de 2012

Sobre cancelaciones y problemas vocales


Entrada original del día 4 de junio de 2009, y suprimida (censurada) por Blogger© tras "denuncia" yanqui (de la DMCA, Digital Millennium Copyright Act). Quitados unos pocos links de la llamada "tierra de la libertad" (por si es parte de su "queja"), la dejo como estaba ¡y CON FOTOS!:

El pasado 5 de mayo escribía en el Blog sobre las afecciones vocales de algunos cantantes de ópera, el barítono malagueño Carlos Álvarez, del tenor mexicano Rolando Villazón, y el día 8 del mismo mes comentaba la mala racha, esta vez de mi ex-alumno el tenor asturiano Alejandro Roy, que cancelaba la Marina de Oviedo. Es cierto que siempre ha habido bajas de última hora y no solamente en los cantantes, de hecho en varios conciertos de esta temporada de conciertos hubo cancelaciones por motivos varios: el último fue el 31 de mayo donde el violinista Julian Rachkin fue sustituido por Mikhail Ovrutsky; antes, en marzo, Akiko Suwanai sustituyó a Valeriy Sokolov, o allá por el mes de enero, el guitarrista Manuel Barrueco lo fue por el cellista Asier Polo. Evidentemente las razones pueden ser variadas, desde problemas familiares a enfermedades imprevisibles, pero por desgracia, en el campo lírico las "lesiones" parecen previsibles aunque supongan ir "piano piano" en la elección de repertorio, agendas y todo lo que conlleva el terreno vocal, pues parecen olvidar que aunque sea el instrumento "más democrático" y teóricamente barato, finalmente es el más delicado.
Hace poco comentaba con María Sanhuesa mis "años jóvenes" de abonado a la ópera en Oviedo una Boheme (no "la de la vieya con calcetines blancos") de 1990 -ya hace años- donde el tenor argentino Luis Lima "cascó" en la primera función y en la segunda (no había más de aquélla) hubo de venir de Suiza, y sin tiempo a ensayar, el ex-tuno solista Antonio Ordóñez. Trinfó su Rodolfo y casualidades de la vida, el hecho se repitió en 1993 con la misma ópera (¿estaría gafada?), esta vez sustituyendo a José Sempere. La Asociación "Camerino 22" le otorgó su primer galardón precisamente a Ordóñez, y a raíz de ello también lo recuerdan.
Rebuscando un poco para documentar esta entrada, merece la pena recordar las palabras de algunos de los antes citados. Así Luis Lima en el 2001 anuncia que "prefiere retirarse antes de que las irregularidades que afectan a su actual estado canoro acaben dejando un mal recuerdo en el público", para proseguir el reportaje con algo muy importante: "Lima admite no tener ni la voz de Carreras, ni la inteligencia de Domingo, ni la técnica de Kraus. Asegura que lo irregular de su carrera se debe, en gran parte, a una falta de base musical y técnica sólida y a un error de enfoque en la concepción del canto, más centrada en la consecución de un color dramáticamente convincente que en una firme y segura expansión y amplitud de la voz". Lo destacado es cosa mía y "a buen entendedor pocas palabras bastan".
Mi colega Aurelio M. Seco entrevistaba a José Sempere en LVA del 20 de diciembre de 2007 y el titular ponía en boca del tenor: "Hay demasiados cantantes de usar y tirar", confesando también su admiración y aprendizaje del gran Lauri-Volpi, que de nuevo es para que reflexiones muchos y muchas profesionales del canto...
Y como nueva ¿coincidencia? me encontré buscando a Antonio Ordóñez un "tocayo" suyo (quién sabe si era él ejerciendo de crítico) firmando una reseña del recital que dió en Jaén para el "Memorial Alfredo Kraus" el 21 de enero de 2008 uno de los mejores tenores del momento: el peruano Juan Diego Flórez, quien sí parece mirarse en el espejo del canario. No creo que el memorial continúe, pese a las figuras que han actuado (creo que lo ha englobado el Festival de Otoño de Jaén), y la asturiana Asociación Lírica Asturiana "Alfredo Kraus" que preside José Carlos González Abeledo, estoy seguro que le encantaría organizar un concierto en Oviedo con el peruano, aunque tampoco están mal las actividades y sobre todo el hermanamiento con su homónima bilbaína que les llevó no hace mucho a escuchar al tenor jerezano Ismael Jordi, otra voz que sigue los pasos de "El tenor" y reciente triunfador en la ópera de Ámsterdam (De Nerderlandse Opera) con un personaje muy "krausiano": el Alfreo de La Traviata.
Finalmente acabo donde debería haber comenzado, destacando el quiste en las cuerdas vocales de Villazón y la "cancelación razonada" de Rigoletto en el Teatro Real de Madrid, cambiándola por un recital "dedicado a Kraus" del inteligente y gran Juan Diego Flórez que puso en pie tanto las butacas como el exterior con pantalla gigante, acompañado al piano por Vincenzo Scalera. Dicen y escriben que tuvo que salir a saludar al balcón de la Plaza de Oriente...
El peruano, reciente triunfador en la temporada bilbaína con "La hija del regimiento" (el éxito le acompaña en todo lo que canta, y por algo será), cantará con Dudamel en la Venezuela del director y en su Machu Pichu peruano, "dos genios sin apuros".
Para los muy forofos del tenor, el día 21 de junio estará en el "Auditorio Miguel Delibes" de Valladolid, donde YA HAN CANCELADO conciertos el citado Rolando Villazón y hace nada el pianista Lang Lang...(2) ¿también gafado el coliseo pucelano?
Mañana me espera la OSPA.
P.D. 1: Ya hay también comentarios en el blog "operasiempre" y vídeos en YouTube® del evento madrileño:

(2) P.D. 2: Lang Lang sí actuó en Madrid pese a la infección de oído.
Publicar un comentario