14 de septiembre de 2012

RePrêtre para celebrar el 2010


Entrada original del día 31 de diciembre de 2009, y suprimida (censurada) por Blogger© tras "denuncia" yanqui (de la DMCA, Digital Millennium Copyright Act). Quitados unos pocos links y fotos de la llamada "tierra de la libertad" (por si es parte de su "queja"), la dejo como estaba. Viena no pone nunca problemas en publicitarla, y el bueno de Prêtre creo que tampoco. El buen recuerdo de lo aquí reflejado permanece igual de vigente:

Ya han comenzado la despedida del año viejo y las bienvenidas del 2010, musicalmente hablando. Quiero comenzar con mis chicos de Luanco, "Los peques" y "El León de Oro" que ayer lo hicieron en Bañugues, un antiguo puerto minero gozoniego donde también mina y mar se unen, siendo un lugar de veraneo de muchos mierenses amigos y donde se come excelentemente bien en "Casa Elías".
Hoy en Oviedo a la 1 de la madrugada, repitiendo mañana día 1 a las ocho de la tarde, se hará un concierto con sabor vienés (y los fondos recaudados destinados a niños necesitados) a cargo de la Oviedo Filarmonía dirigida por mi querido amigo caraqueño Manuel Hernández Silva, un venezolano no tan famoso como Dudamel pero tan excelente director como el barquisimetano y actual titular de la Orquesta de Córdoba (España), concierto que retransmitirá en directo la TPA a partir de la 1 de la madrugada, y que ayer noche estuvo de cena con muchos amigos comunes tras su estancia por Covadonga un octubre de hace más de 20 años dirigiéndonos un Requiem de Mozart increíble, organizado por FECORA.
Gijón lo hará este viernes con su propia Orquesta Sinfónica y Coro "Ciudad de Gijón" bajo la batuta de Oliver Díaz.
Pero del que todos estaremos pendientes será del más famoso Concierto de Año Nuevo del mundo, ese que se retransmite desde la Viena donde estudió Manuel (y donde llevó a actuar a "su" orquesta cordobesa) a todo el mundo por radio y televisión desde el Musikverein con la Orquesta Filarmónica de Viena, y donde por segunda vez dirigirá el veterano (también viejo) maestro francés George Prêtre (1924), cuestionado inicialmente hace dos años pero auténtico triunfador, por lo que los músicos vieneses le han vuelto a elegir para el de este año... ¡Por algo sería!
Además del programa que no suele faltar en este tradicional concierto de la tarde de la Nochevieja (19:30) de la "Sala Grande" (Großer Saal), la dorada que ilustra esta entrada, y el más famoso de la primera mañana de Año Nuevo, repetición del que se está ofreciendo en estos momentos, el maestro francés ha elegido para esta ocasión -que hace la número 64- la obertura de la opereta «El Murciélago», de Johann Strauss hijo, a la que seguirán otras célebres piezas como «Carnaval de París», «Bombones de Viena» o «Polka del Champán» y por primera vez una obra del compositor danés Hans Christian Lumbye (1810-1874), «Galope de Champán» que cerrará la parte oficial del programa y aquí dejo en un montaje muy propio (aunque hay una versión para banda de música excelente), danés al que no llamaron el "Strauss del norte" sino que con algo de chauvinismo cambiaron las tornas para llamar a Strauss hijo "El Lumbye del sur". Así tendríamos que haber hecho con nuestro Cabezón, nada de "El Bach español", pues además es anterior, sino llamar al kantor de Leipzig "El Cabezón alemán".

El repertorio se completa con una pieza del franco-alemán Jacques Offenbach y otra del alemán Otto Nicolai, fundador de la Filarmónica de Viena, que en junio celebra su bicentenario. Disfrutemos si nos levantamos a una hora prudente o no nos acostamos (la otra opción siempre es grabarlo), aunque seguro que pronto estará en YouTube® y la propia orquesta anuncia la reserva, saliendo al mercado el día siguiente de Reyes... ¡Cosas de las nuevas tecnologías!
Lo dicho, RePrêtre para el inicio del 2010...
Feliz salida y entrada de año.
Publicar un comentario