13 de septiembre de 2012

Stuka derribado


Entrada original del día 16 de junio de 2009, y suprimida (censurada) por Blogger© tras "denuncia" yanqui (de la DMCA, Digital Millennium Copyright Act). No hay links de la llamada "tierra de la libertad" (por si es parte de su "queja" que sigo sin entender, aunque a base de recuperar los enviados a borradores voy encajando), la dejo como estaba ¡y CON FOTOS! (a 14 de septiembre de 2012, recuperando las entradas, podría contar las vueltas que da la vida en tres años y que volví a compartir escenario con Stukas, entre otros):

Hoy nos desayunábamos leyendo en la prensa regional la pérdida de otro stuka, primero "cayó" Adolfo Altable (en 1998) y ahora José Ramón Ordóñez, el vocalista como se decía antes (desde 1973 a los mandos del avión) y también armónica, la voz del grupo más rockero y mítico de las cuencas, LOS STUKAS, por sus años continuados en activo (por ellos han pasado más de cuarenta músicos) y sobre todo por la calidad y modestia en un mundo donde no siempre brillaban estas cualidades. En su página web está la historia mejor contada, pero en internet hay muchísimas páginas y fotos dedicadas a ellos, y no solo "Made in Asturias".
Quiero comenzar citando una de Mieres en las Fiestas de San Juan de 1965 donde ganaron el Primer Certamen de Música Moderna cuando todavía no habían añadido la "S" final y estaba de vocalista mi querido -pese a su sportinguismo- Cholo Juvacho (que aún sigue dándolas todas). Aunque "los viejos rockeros nunca mueren", José Ramón cayó, tras larga batalla, abatido por una esclerosis lateral amiotrófica (ELA) con 61 años en su hangar de Blimea.
Toda la prensa le dedica hoy muchas páginas, como no podía ser menos, escritas por compañeros músicos y periodistas asturianos especializados en la antiguamente llamada "música ligera" (aunque siempre odié etiquetar la música), que paso a citar y enlazar:
La Voz de Asturias trae varios reportajes y artículos dedicados a José Ramón y Stukas: Jaime Marcos y Lucía Rodríguez sobre "la voz mítica" y un repaso con "El gran pionero del rock", el periodista musical Alberto Toyos recuerda "El último concierto" tras los AMAS, Enrique Granda da "Gracias a Los Stukas por su regalo".
El Comercio incluye con la noticia un artículo desde "La Voz de Avilés" escrito por Rafa Balbuena, "El último vuelo de Ordóñez, la voz de los Stukas" -donde también utiliza las mismas metáforas que un servidor, algo que como se dice vulgarmente, "nos ponen a güevu"- y otro de José Cezón Domínguez "Ordóñez: uno de los nuestros".
En La Nueva España es Javier Blanco quien firma la noticia y el artículo "Stukas, la hazaña asturiana en la Movida".
Incluso la noticia de su muerte la han dado las agencias.
Siempre digo que la voz de un grupo es la que marca el sello propio y sobrevive incluso en solitario, pero José Ramón nunca quiso protagonismos (pese a escribir también algún tema como "Entre sueños" con Carlos Martagón) ni aventuras igual que tantos y tantas que sí lo intentaron con desiguales resultados (léanse Bunbury de Héroes del Silencio, Manolo García y El Último de la Fila, Micky sin Los Tonys, Mike Kennedy de Los Bravos, las Olé-Olé Vicky Larraz y Marta Sánchez... y todos/todas los/las que recuerden... o no).
Ese primer disco que grabaron, Hazañas Bélicas, sigue sonando y estando tan vigente ahora como entonces (mis alumnos lo corroboran cada año y me preguntan quiénes son). Las webs de los 80 le dedican un merecido hueco, incluso les llegaron a catalogar de "nueva ola" (sigo aborreciendo las etiquetas). La entrevista que les hicieron en abril de 2002 parece de ayer por lo actual, y es que siempre he dicho que música solo hay de dos tipos: la buena y la mala, sin más.
De mis recuerdos de juventud tengo que comentar que era el primer grupo asturiano que viajaba con "pipas" (el personal que montaba el equipo), con autobús propio (decorado como el disco) y un equipo de sonido "Lombardi" -que pesaba toneladas- que copiamos y compramos en Musical Marcos de Oviedo la mayoría de orquestas de baile y grupos de entonces, incluyendo mi antigua "Luna Nueva".
Tampoco quiero olvidar la gira "Cantando por Asturias" que la entonces llamada Caja de Ahorros de Asturias organizó con Nuberu, Manolo Quirós, Stukas y la Tuna de Mieres en agosto y septiembre de 1984 (nos sirvió para financiar nuestros trajes nuevos, alguna que otra "fartura y borrachera", y a mí para pagarme la matrícula del tercer año en 5º de carrera), gira que pasando por Gijón o la Catedral de Oviedo finalizó precisamente en Cangas de Narcea (15 de septiembre) y el Parque Jovellanos de nuestro Mieres natal (16 de septiembre), donde el fin de fiesta fue para haberlo grabado en vídeo (sé que hay todo un reportaje fotográfico, que nunca logré ver, a cargo del genial Javier Bauluz): "ensayo general" en Cangas y "traca final" en Mieres, ellos con nuestras casacas de tunos puestas y nosotros con sus chupas de cuero negro y gafas de sol... Ah! y servidor a los teclados con Cristóbal (después vendría Lito Ferreira), el teclista de aquellos años, haciendo todos juntos el Atrapado.
En las dos versiones de 2007 que dejo incrustadas aquí abajo (del 25 de febrero y en el programa "Con 2 de Azúcar" de la TPA del 8 de junio) evidentemente no estamos nosotros ni Altable, pero sí José Ramón (descanse en paz) pilotando el stuka... los recuerdos siempre permanecen y nos mantienen vivos.

Publicar un comentario