30 de noviembre de 2009

Arranca diciembre

Sigo arrastrando aún no sé si gripe, faringitis (de hecho estoy con antinflamatorios) o lo que sea, pero tiempo y ánimo para escuchar música siempre lo tengo, así como para estar al tanto de las novedades, por lo que aprovecho para informar de "mis amistades musicales":
Este martes 1 de diciembre en el Filarmónica de Oviedo actúa a partir de las 19:45 horas el Cuarteto Clásico de Oviedo formado por mi querida María Ovín y Jesús Rodríguez (violines), Gabriel Ureña (cello) y Manuel Cabo (piano), con obras de Mozart, Mahler y Schumann. Es sólo para los abonados de la Sociedad Filarmónica pero me encanta ver cómo la gente joven no para de trabajar en sus orquestas y pero sobre todo con la tristemente poco apreciada música de cámara.
La sociedad que preside Jaime Álvarez Buylla se apuntó recientemente otro tanto a su favor al recuperar las canciones de la ovetense exiliada en México María Teresa Prieto (Oviedo, 1896-México DF, 1982) con mi querida Ana Nebot acompañada al piano por Julio César Picos. En su labor de promoción y apoyo igualmente destacar a la Orquesta Clásica de Asturias que dirige Daniel Sánchez Velasco, a quien escuché al día siguiente en Avilés, y de la que dejo aquí abajo una pequeña muestra (cortesía de mi amigo Chonchi aunque en internet hay más), o sumándose al "Año Albéniz" el miércoles día 9, precisamente con la Iberia de mi querido Amador Fernández, a su vez homenaje a la gran Alicia de Larrocha. Mientras viví en Oviedo estuve abonado (desde 1971) y tengo los mejores recuerdos de los conciertos a los que asistí, algunos históricos, pero los gastos aumentan más que los sueldos, y uno, con los años, tiene que elegir.

La revista Scherzo de diciembre dedica todo un reportaje a Forma Antiqva (a los que recordé hace poco) y una entrevista con Aarón Zapico, siguiendo el listado de grandes músicos asturianos. Aún no la tengo pero el avance está en su web.
Y finalmente la televisión pública española ¡se acuerda de la ópera!, retransmitiendo este miércoles 2 de diciembre por "La 2" a partir de las 22:15 horas Il Trovatore de Verdi desde "El Liceu" de Barcelona, conmemorando su "renacer cual Ave Fénix", con un gran elenco en el que está mi querida Ana Puche (Inés), con la guapísima Fiorenza Cedolins (Leonora), el gran tenor Marco Berti (Manrico), la mezzo Luciana D'Intino (Azucena), el ya "rodado" Vittorio Vitelli (Conde de Luna), o el veterano Paata Burchuladze (Ferrando), todo con la dirección de escena de un reconocido Gilbert Deflo y la musical de Marco Armiliato, una producción de la que dejo el vídeo promocional del propio Liceo barcelonés:

No quiero contar más aunque tengo incluso primicias, pero los secretos hay que saber guardarlos, y las amistades no se deben "estrujar" ni abusar de ellas sino mimarlas. Simplemente desearles que continúen yéndoles las cosas así de bien como hasta ahora, por lo que seguiré enviando "MUCHO CUCHO®", frase que como siempre explico, suena mejor en asturiano que en castellano (aunque huela lo mismo) y resulta menos salvaje que la "boca del lobo" de los italianos.
Como decía un spot televisivo de los almacenes más famosos en España, "Ya es Navidad en El ...", y por luces, escaparates, perfumes y juguetes que inundan la publicidad, cada vez llega antes. Me consuela saber que también serán navidades musicales (como es buena costumbre aunque las casas discográficas aprovechan para volver a sacar los temas de siempre, con distinta portada...), y que pese a los intentos políticos de llamar a las próximas "vacaciones de invierno", El Mesías será tan navideño como el Concierto de Año Nuevo. Pero bueno, todavía no hemos arrancado diciembre...

28 de noviembre de 2009

El gran Whitacre

Ando esta semana resfriado, con fiebre, adormilado, encamado, perdiéndome un montón de conciertos, sintiendo en especial haberme quedado sin escuchar ese Don Giovanni dirigido por mi tocayo Pablo González alternando el rol principal el danés Bo Skovhus y en la función "popular" mi querido David Menéndez, pero sobre todo el estreno de In Paradisum del polaco Henryk Jan Botor en la clausura del Ciclo dedicado a Don Alfredo de la Roza.
Y se me ha venido a la cabeza Sleep de Eric Whitacre, debiendo hacer un recuerdo obligado a "El León de Oro" como uno de los grandes coros que se atreven con las partituras de este compositor (su interpretación de Leonardo dreams of his flying machine merece la pena escucharla en el enlace que dejo, y fue uno de los éxitos en el concurso de Arezzo del pasado año), auténticas obras maestras de las que hoy dejo aquí tres ejemplos dirigidos por el propio compositor: Sleep, Nox Aurumque en su estreno mundial, y Cloudburst, con letra en español muy propicia para estos días de frío otoño.



Desde aquí que las disfruten.

26 de noviembre de 2009

De Sama al mundo: Forma Antiqva

Llevo días buscando un hueco para escribir sobre la Familia Zapico de Sama, que parafraseando mi propio blog podrían escribir sin ningún problema: La musica en Sama, desde este pueblo asturiano al mundo y con la música antigua por montera. Hay mucho que decir de esta familia tan musical y que se puso como punto de mira la llamada música antigua (no siempre tan programada como sería nuestro deseo), en especial la barroca. De hecho el Suplemento "La Nueva Quintana" del diario regional La Nueva España le dedicó varios artículos (no podía faltar uno de Diana Díaz) que vamos enlazando desde esta entrada de hoy, en cierto modo para reconocer los más de 10 años que llevan en primera línea sin abandonar su tierra.
Todo comenzó hace ya unos años tras una feliz idea de Manuel Ángel Paz en el Conservatorio de la Mancomunidad del Nalón con sede en Sama, y del que ya escribí un par de veces en el blog (en diciembre del año pasado y más recientemente en febrero recordando a Entrequatre): un taller de construcción de instrumentos antiguos que luego se utilizarían, puesto que de eso se trataba, y que caló en el siempre recordado padre de "la saga", Eloy Zapico, no sólo por sumar a sus tres hijos al proyecto sino además organizar un Festival de Música Antigua que este año trajo nada más y nada menos que al gran Jordi Savall (aunque la crisis parece que también le afectará), más el veraniego de Gijón con la misma temática, y donde desde el Taller de Músicos mi querido René de Coupaud ha luchado para convertir la ciudad costera asturiana en un destino cultural veraniego, siempre con La Música en directo de nexo común.
Los tres hermanos se convirtieron en auténticos virtuosos de sus instrumentos, Aarón (1978) al clave y teclados, más los gemelos Pablo (1983) y Daniel (1983) con todo lo que son instrumentos de cuerda pulsada, en especial el laúd o la tiorba, por citar sólo dos. Los tres hermanos han dedicado años de estudio y perfeccionamiento con los mejores especialistas (Hopkinson Smith o John Griffiths) y en centros internacionales de referencia como Barcelona o La Haya (Holanda), participando en distintas agrupaciones y ofreciendo conciertos por casi todo el mundo.
Mas como buenos hermanos y con la misma afición por la música barroca, decidieron crear un grupo que con el nombre de Forma Antiqva se encargará de llevar no sólo su excelente forma de hacer música sino el nombre de Sama y Asturias por los mejores escenarios de música del mundo, declinando otras residencias y continuando el festival iniciado por su padre pero también cursos de sus instrumentos desde nuestra tierra para todos los interesados por este apasionante periodo de la historia de la música, en cierto modo origen de toda la posterior en Occidente.
Con todo este ajetreo y una agenda vertiginosa para 2010, aún encuentran tiempo para conciertos con su formación (el próximo día 2 de diciembre estarán en Belgrado con su espectáculo Concerto Zapico), para compromisos con otras formaciones más los suyos individuales como destacados solistas que los tres son, pero aún con tiempo para seguir grabando discos que son esperados por el público como auténticas obras maestras, caso del último CD "Amore por amore" dedicado a Händel con el sello Winter & Winter.

Por si todo lo anterior pareciese poco, siguen investigando, y lo próximo será el proyecto con María Sanhuesa sobre el Archivo de la Catedral de Oviedo, sin olvidar la participación en la próxima 49 Semana de Música Religiosa de Cuenca con las Lamentaciones de Joseph Hector Fiocco (1703-1741) o en la próxima temporada de ópera de Oviedo con L'Incoronazione di Poppea de Monteverdi. Añadir, por si álguien quiere tomar nota, que no tienen NINGUNA AYUDA del Gobierno Asturiano o alguna institución pública autonónica, teniendo que dedicar mucho de su tiempo a tareas extramusicales aunque tan necesarias como la de intentar recaudar fondos para mantener su instrumental o poder cumplir con sus compromisos tan lejos de nuestra Asturias.
Al menos hay otras entidades que sí apuestan por ellos e incluso les posibilitan actuar y dar un curso desde Gijón como el Taller de Músicos de la FMC (entre nosotros, se pegarían por organizarlo en cualquier parte de Europa, pero así ellos duermen en casa todos los días), presentando los días 5 y 6 de diciembre la "Academia de Música Antigua de Gijón" como necesaria continuidad del festival veraniego al resto del año.Lo dicho, un orgullo para nuestra tierra y el agradecimiento a "Los Zapico" por su perseverancia y continuar apegados a sus creencias y querencias. Para verles y escucharles, tienen también su propio Canal en YouTube©.

21 de noviembre de 2009

Arturo Pavón, un flamenco poco clásico

Viernes 20 de noviembre, 20:00 horas (también el Jueves 19). Auditorio de Oviedo. 25 aniversario de la Peña Flamenca "Enrique Morente" de Oviedo. Primera parte: Oviedo Filarmonía, Pedro Ricardo Miño (piano), Paco Cepero (guitarra), Max Bragado (director). Luisa Ortega (cantaora). Obras de Arturo Pavón.Regalar entradas (en principio una por persona aunque mis vecinas de butaca presumían de haber conseguido 3 ó 4) y sin numerar, trae alguna ventaja: normalmente se asegura el lleno y políticamente da réditos (de ésto sabe mucho Gabino de Lorenzo), pero también inconvenientes: largas colas antes de la apertura de las puertas a las 19:30 para conseguir un sitio bueno (si se suben las escaleras rápidamente), un público variopinto no necesariamente seguidor de lo que se ofrece, y una calidad del obsequio en entredicho (pero sin poder protestar porque sería mala educación: a caballo regalado no se le mira el diente), además de un coste adicional que para alguna institución pública supone colaborar (?) con los actos de una peña privada, amén de convertir el auditorio en un inmenso "Corral de la Pacheca" donde lo escuchado chocaba con la indumentaria clásica de los músicos de la orquesta "municipal", enfundados en sus fracs para un concierto donde lo lógico hubiese sido una orquesta ligera (como las que dirigían el recordado maestro Rafael Ibarbia o "nuestro" Benito Lauret) más que la filarmónica o sinfónica, eso sí, bajo la batuta de un director conocido en Asturias (también en Castilla-León donde fundó su orquesta) pero con otros programas más "académicos".Para los que desconocen la "trastienda" cabe recordarles que el actual alcalde de Oviedo precisamente hace 25 años aún no estaba en política sino en otros saraos, tanto pugilísticos como flamencos en la peña que celebra con su "colaboración" este aniversario, y que de aquélla se organizaban excelentes veladas en un tablao llamado "Los Caireles" ubicado en la calle Coronel Bobes (la conocida como "carretera de la cárcel"). El espectáculo ofrecido este viernes no cabría en aquél escenario aunque por otra parte el ambiente hubiese resultado más apropiado, acompañado por unas manzanillas y un plato de jamón con olivas.
Viene todo este "rollo" porque tenía mucha ilusión en escuchar la obra programada (44 años después) del primer pianista flamenco Arturo Pavón, máxime con los mismos solistas que la estrenaron en Sevilla -aunque con la orquesta ovetense- y que nos la regalaban en el auditorio, incluyendo la actuación de su viuda Luisa Ortega, e hija del gran Manolo Caracol.
La "Suite Flamenca" consta de 8 números que corresponden a distintos palos del cante, y donde participan de forma desigual y con protagonismos muy dispares piano, guitarra y orquesta. La sensación al escucharla fue la de un pastiche con buenas melodías flamencas pero fatal orquestación, vamos que resultó un cuerpo bello pero mal vestido, diría incluso que se notaban como distintas "escrituras" ante las enormes diferencias entre unos números y otros. Una cosa es la formación clásica como pianista de un flamenco como Arturo Pavón, y otra muy distinta la de compositor u orquestador (por ejemplo no entiendo muy bien el papel del arpa doblando la guitarra, o sus solos imitándola teniendo la original). Existen en la obra reminiscencias, tal vez por los manidos clichés flamencos, de las Noches de Falla, del Turina de las Danzas fantásticas, o incluso de los conciertos guitarrísticos de Bacarisse o Rodrigo, pero todo muy deshilvanado, incluso utilizando recursos demasiado fáciles para una obra que pretende más de lo escrito, a sabiendas que el flamenco, como el jazz o la canción asturiana (tonada o asturianada) son difíciles de pasar al pentagrama y devolverlo al público, incluso teniendo, como apunta el propio Enrique Morente hoy en LNE, el mismo tronco, si bien "popular" y no "culto" que es la gran diferencia que pude intuir en la suite de Pavón que no pudo (o supo) resolver.
Tampoco ayudó mucho la decisión de amplificar todo, pues el deseado equilibrio dinámico no se consiguió, en momentos necesaria para la excelente guitarra de Cepero (quien además grabó la obra en 1969) y menos para ese piano flamenco de Miño, excesivamente más alto que la orquesta en las partes "solistas" y tapado en otras por los tutti, olvidando que la propia acústica del auditorio hubiese facilitado una audición natural (como mucho parecida a la que se desplegó para Entrequatre). Comentar también que se aplaudieron todos y cada uno de los números, rompiendo el normal discurrir de la obra e incluso interrumpiendo la tensión (aunque el maestro Bragado acabó cediendo al respetable), y desde la zona del palco municipal se escuchaban puntuales y acertados jaleos del "entendido de turno", cual tablao del por mí denominado "Corral de la Lorenza".
No puedo negar el "pellizco" y talento mostrado por el joven pianista Pedro Ricardo Miño, hijo del guitarrista Ricardo Miño, en una obra precisamente para lucimiento de instrumento e instrumentista. Mucho mejor en los momentos "guitarrísticos" con una técnica en cierto modo inventada por Arturo Pavón, que en los "concertantes" con orquesta donde no siempre coincidieron, o en los muchos pasajes "de relleno" a base de arpegios ascendentes y descendentes que poco aportaban a la obra (desconozco aunque creo que simplemente se indican en la partitura sin precisar por escrito todo lo que se toca). De la maestría en la guitarra flamenca de Paco Cepero poco que añadir, salvo el menor protagonismo que tiene en la suite, y con las dificultades de afinación que conlleva la obra. Sí quiero destacar los excelentes solos que "esconde" la partitura a cargo del cello (Gabriel Ureña), corno inglés (Javier Pérez) y viola (Igor Sulyga), el profesionalismo de toda la OvFil, que evidentemente no funciona igual en foso que sobre el escenario ni con repertorios tan variopontos, y la labor de Max Bragado en su intento de "concertar" una obra difícil de interpretar por lo ya apuntado del peculiar estilo flamenco no siempre trasladable al mundo sinfónico.Como broche a la primera parte Luisa Ortega nos ofreció, micrófono en mano y con los mismos protagonistas, El Remedio de Rafael de León y Arturo Pavón, copla orquestada que no hizo más que corroborar lo anteriormente escrito.
Tras el cigarrillo del descanso, y en cierto modo lamentándome por no estar en el otro concierto, opté por el aire puro y volverme a Siana, pues la mezcla de perfumes en la sala me estaba provocando malestar general. Aquí dejo (en blanco y negro), algo similar a lo escuchado este viernes en el Tablao-Auditorio "El Corral de la Lorenza":

15 de noviembre de 2009

Musikalis, más que un coro joven

Sábado 14 de noviembre, 20:00 horas. Auditorio "Teodoro Cuesta", Casa de Cultura, Mieres. Grupo vocal "Musikalis", con Vera Tchulkova (piano). Director: Iñaki Cárcamo.
Como devolución de la visita y concierto que en junio pasado dieron con nuestro Coro Juvenil del Conservatorio de Música de Mieres (que dirige mi querida Reyes Duarte) en Zorroaga, además de las sesiones de trabajo y convivencia que siempre son muy enriquecedoras, llegaron a nuestro repleto auditorio de Mieres este grupo de jóvenes de la Escuela de música donostiarra Musikabi que nos deleitaron con todo un espectáculo musical bajo la experta dirección de Iñaki Cárcamo.
ETB1 (la televisión autonómica de Euskadi) creó un nuevo concurso (parecido a otro llamado "La batalla de los coros" de la cadena estatal Cuatro) para coros con el nombre de "Oh, Happy Day!", con la única "exigencia" de abordar un repertorio "menos habitual" y donde tras una dura selección de muchísimos coros de todo Euskal Herría (no olvidemos la amplia tradición coral vasca) llegaron solamente ocho formaciones que fueron ocupando la parrilla nocturna de los sábados durante doce semanas desde enero hasta el 24 de abril pasados, y con un sistema de eliminación para llegar solamente solamente tres de ellos a la final: el premiado por el público Coro "Ízaro" de Bermeo , nuestro "Musikalis" (segundo) y el ganador Coro "Olinarri" de Rentería. El propio director de "Musikalis" comentaba en el foro de un blog a raíz del concurso: "Yo me apunté porque es un reto. Quería trabajar un repertorio más comercial basado en temas soul, blues, pop, rock etc (¿Quién dice que no es un repertorio que puedan hacer los coros bonitamente?), quería también trabajar la plástica escénica, el movimiento, la coreografía (Uy, que respeto me da usar este término), y el concurso de ETB me lo ha puesto muy fácil". Creo que el reto fue importante y ha servido a su coro para prepararse con ilusión y afrontar nuevos repertorios de los que seguramente tomarán nota muchas otras agrupaciones juveniles. Como también pude leer, la cadena de televisión vasca les impuso algunos temas obligados con una base instrumental grabada y una partitura a una voz (como mucho un dúo de terceras en algún caso) y ellos tuvieron que hacer el resto, evidentemente y tras lo escuchado en la tarde del sábado, con éxito total, teniendo igualmente que montar ellos mismos las coreografías, vestuario y demás aspectos que van más allá de lo meramente vocal.En el espectáculo mierense fueron desgranando temas con acompañamiento de piano, a capella y con música pregrabada, todos muy conocidos de los presentes y con arreglos realmente excelentes: Bridge over trouble water (Simon & Garfunkel), You are the sunshine of my life (Stevie Wonder), la bossa nova No more blues (A. C. Jobim), Fields of gold (Sting), un Gloria de estilo Gospel, Teach your children (Crosby, Still, Nash & Young), Hijo de la luna (Mecano), Your Song (Elton John) popularizado en la película "Moulin Rouge", Every breath you take (The Police), el contagioso y rítmico I feel good (James Brown) para finalizar con otro clásico de Gospel My love rock y el famoso tema de "Hair" Aquarius. Los aplausos les obligaron a regalarnos otra joya, el Respect (popularizado por Aretha Franklin), que no fue suficiente para el respetable, obligándoles a repetir Aquarius. Como decía, todo un éxito por la calidad de los temas y su elección que dejó entre los asistentes un excelente "sabor de oído".
Mis habituales saben que saco algunas fotos con el teléfono para ilustrar los comentarios, y solamente en plan testimonial (con permiso de los artistas) grabo algún vídeo, siempre de poca calidad (sobre todo si se aumenta el tamaño como sucede en el YouTube©). Esta vez no lo pude remediar y como siempre me quedo más con el sonido que con la imagen, aunque en este concierto no se podía obviar nada, están TODOS los temas interpretados que dejo a disposición de los internautas en el Canal Pablo Siana, con una pequeña muestra aquí:
video
De todas formas el propio Iñaki Cárcamo tiene su propio Canal Carcamoster en YouTube© con muchos de los temas interpretados en el citado concurso televisivo (y toda la calidad de la red), y muchos otros más con los que disfrutaremos todos los amantes de la música, sobre todo de la coral.

También lo dejo como otra mínima muestra desde el blog, con mi reiterado y sincero agradecimiento a Reyes Duarte: su desinteresado amor por la música, y a veces su poco reconocido trabajo, nos permite traernos música como la disfrutada este sábado en Mieres.

14 de noviembre de 2009

Siempre con Fe en la Música

Viernes 13 de noviembre. 20:30 horas. Iglesia de San Isidoro, Oviedo. V Ciclo de Música Sacra "Maestro De La Roza". Polifonía Sacra de Cerdeña: Cuncordu e tenore de Orosei. Entrada libre hasta completar el aforo.
Con tiempo para conseguir buen sitio y como "pago de la entrada" llegué a tiempo de escuchar la Santa Misa en el día de San Leandro (aunque el celebrante se "confun-día" y nos ponía ya en el lunes 23) con más feligreses de los habituales que tal vez hicieron como yo, llegando a interrumpir la propia ceremonia religiosa aprovechando la Comunión, para conseguir un sitio, en un templo lleno hasta la puerta que hizo quedarse pequeño el aforo previsto pese a instalarse un montón de sillas más.Reflexionando, en un lugar propicio para ello, sobre las recientes declaraciones de la cúpula eclesial me vino de nuevo "la luz" al comprender in situ la enorme distancia (yo hablaría incluso de siglos) entre los "dirigentes" de la Iglesia Católica y los feligreses, el pueblo llano que acudió a escuchar música sacra en latín y en italiano (siempre traducido en la pantalla colocada en el altar) con más fervor que la propia liturgia. El Miserere procesional con el templo totalmente a oscuras, desde la entrada hasta el altar, ya supuso el "primer latigazo" en mis creencias tanto religiosas como musicales.Explicar lo vivido en San Isidoro este viernes se me hace difícil y casi remito a lo primero que escribí sentado en el banco. En el blog "Crónica de una bala perdida" comenta sobre Cuncordu e Tenore de Orosei (Cerdeña): Su sonoridad puede resultar un poco extraña, pues el canto a tenore es la expresión etnico-musical más arcaica de Cerdeña (Italia). Sin embargo, es también uno de los más extraordinarios ejemplos de polifonía del Mediterráneo, por su complejidad, su riqueza tímbrica y su fuerza expresiva (Kir hace la aclaración en su comentario a esta entrada que también incluye en el suyo). Tal vez y para los que no hayan tenido la oportunidad de asistir al concierto, entiendan mejor lo escuchado en la página que tiene esta formación en MySpace©, unido a algunas fotos incluyendo las que saqué con mi teléfono que ilustran esta entrada del blog, para ver la peculiar forma de cantar en círculo.
Aquí dejo también un vídeo de los muchos suyos en YouTube©:

Creo que nadie se queda impasible ante su escucha, y puedo asegurar que "revuelven en tu interior", diría más, en tu conciencia, máxime en un ciclo que homenajea a alguien que conjugaba religiosidad y música como mi recordado Don Alfredo.
Grupo que ha participado en las bandas sonoras de películas como "The wild blue yonder" o "The white diamond", estos cinco músicos (un tenor alterna en algunos temas) cantan con dos técnicas diferentes, siendo "a cuncordu" el referido a la música sacra con la que nos deleitaron en el concierto, para finalizado salir todos a la plaza y escucharles "a tenore", todo un éxito y emoción que se respiraba en el ambiente.
Quiero dar las gracias a la Escolanía San Salvador como organizadora de este ciclo (por el que han pasado y pasarán excelentes formaciones) aunque haya varios viernes que coinciden con otros conciertos en Oviedo, pero ya sabemos que la coordinación de los eventos musicales nunca ha sido el plato fuerte de la capital del Principado, y obligarnos a elegir no siempre resulta fácil. video
Al menos recomendarles el próximo viernes Un réquiem alemán de Brahms interpretado por el Coro Ars Nova de Salamanca y solistas, en su versión con acompañamiento de piano a cuatro manos. Yo estaré en el Auditorio escuchando el estreno después de 44 años de su grabación, de la Suite Flamenca de Arturo Pavón.

12 de noviembre de 2009

La música no es sólo matemática

Jueves 12 de noviembre, 20:00 horas. Auditorio de Oviedo. Jornadas de Piano "Luis G. Iberni". Emanuel Ax (piano); Emerson String Quartet. Obras de Mendelssohn, Beethoven y Dvorak.
Arranca el ciclo pianístico en homenaje al malogrado Luis G. Iberni precisamente dedicándoselo a la recientemente fallecida Alicia de Larrocha, admirada por el primero y también unida a Oviedo donde tocó varias veces, incluso en este ciclo. Y esta vez 2 x 1 como rezaba una campaña de Al Pelayo (unos almacenes de ropa en Oviedo, ya en el recuerdo): el increíble cuarteto de cuerda Emerson en gira que ayer los tuvo en Valencia, hoy aquí y para seguir el "resto de Europa", quienes nos deleitaron con su exquisitez musical (cuatro virtuosos que hacen sonar la formación de cámara por excelencia como si de un sólo instrumento se tratase) en el Cuarteto de cuerda en Mi bemol Mayor, op. 12 de Mendelssohn, obra muy apreciada por estas formaciones, y que solamente se alcanza una interpretación como la escuchada tras tantos años tocando juntos, permitiéndose incluso alternar el violín I entre Eugene Drucker y Philip Setzer, añadiendo unos instrumentos que en sus manos suenan perfectamente conjuntados y empastados, pudiendo disfrutarlos en disco.
Les daba el relevo Emanuel Ax quien en solitario nos deleitó con una interpretación de la Sonata para piano nº 3 en Do Mayor, Op. 2/III de Beethoven, llena de poesía y virtuosismo, plenamente romántica en todo. Hay cantidad de interpretaciones increíbles de esta sonata a cargo de todos los pianistas históricos, y simplemente por citar "algunas" (imposible elegir) aquí las dejo sin profundizar en mis preferidas (que no están en el orden que las pongo), y con enlaces para escucharlas por: Gould, Arrau, Evgeny Kissin en Viena, A. B. Michelangeli, Brendel, Horowitz o Barenboim, sin olvidar la grabada por nuestra siempre recordada Alicia de Larrocha. Hay que añadir a una larguísima lista la versión de este Ax con 60 años que no puedo dejar como una más: la técnica al servicio de la interpretación, movimientos más rápidos que en los antes citados, en especial el Allegro con brio que resultó por ello muy personal, rico de matices, lirismo a raudales (¡qué rubati!) en el Adagio, un manejo de los pedales que si bien enturbió algunos pasajes (creo que por los tempi elegidos) otros realmente los sacó a la luz. Y sobre todo su sabiduría o en plan castizo su "poderío" sobre el teclado, con el Allegro assai cerrando una versión que tardaré en olvidar (aún me acordaba cuando la estudié de joven y casi iba recreando mentalmente la partitura).Tras el descanso la segunda parte no resultó 4+1 para el Quinteto en La Mayor, Op. 81 B. 155 de Dvorak, sino que me atrevería a decir que el resultado inicial quedaría 1+1, el 1 del cuarteto como unidad sumado al 1 del piano para finalmente sumar UNO. Por jugar con los números, cada uno de los 4 movimientos interpretados por estos 5 resultó una joya engarzada: el Allegro ma non tanto que a punto estuvo ya de provocar las ovaciones en su enérgico final, el segundo movimiento Andante con moto (Dumka) Vivace tras un parón obligado para que el viola Lawrence Dutton cambiase una cuerda que ni así "rompió" la unidad (Ax bromeó con la ausencia cual "apretón" tras una fabada), un Scherzo. Molto vivace (Furiant) que hizo honor al sobrenombre, y ese Finale Allegro (Polka) de libro, todos finalizando a una, instantáneo, únicos.
La propina otra pieza de orfebrería de este "4+1=1" con el final del quinteto de Schumann ¡de quitar el hipo! (el enlace es de Alicia de Larrocha con el Tokyo String Quartet). Está clara que la música no es matemática y este 2 x 1 de Oviedo ha sido una fórmula magistral.
A falta de tener aquí el escuchado, dejo como testimonio que seguro sería del agrado de Iberni, el del Festival de Verbier del 28 de Julio de 2009 con Ax, Joshua Bell, Mirijam Contzen, Kim Kashkashian y Mischa Maisky, que tampoco están "mancos" y también suman UNO:

P.D. 1: Crítica de mi querido Aurelio M. Seco para LVA en su Codalario y de Joaquín Valdeón en LNE del sábado 14.

11 de noviembre de 2009

Avilés como referencia musical

* Autógrafo de Ignacio Rodríguez, 12 años y primer violín
Miércoles 11 de noviembre, 20:15 horas. Concierto nº 2 de la temporada, 508 de la Segunda Época (Temporada LV) y 608 de la Sociedad Filarmónica Avilesina. Auditorio Casa Municipal de Cultura (Avilés). Orquesta Clásica de Asturias, Laura Yanes (flauta). Director: Daniel Sánchez Velasco (Avilés, 1972). Obras de Beethoven y Mozart.
Quiero comenzar hoy con parte de lo que escribía el pasado 27 de junio aquí en el blog y dejarlo tal cual:
Que en los tiempos que corren surja una nueva orquesta en Asturias concebida según su director «como un semillero para la música clásica en Asturias», formada con músicos de edades entre los 12 y los 31 años, aunque reforzada (que yo hubiese reconocido) por los violinistas de la OSPA Héctor Corpus y Fernando Zorita, compañeros del hoy director Daniel Sánchez (quien a su vez estudia dirección con el maestro Max Valdés) es todo un lujo, máxime para todos ellos que tuvieron que poner casi todo (hasta dinero) de su bolsillo, no sólo el tiempo sino atriles o pedir prestados algunos instrumentos para poder afrontar los conciertos de Corvera (día 20), Candás (día 21) y este de Avilés (dentro del Ciclo Clásica Joven que promueve el Ayuntamiento de Avilés), unido al hecho de haberse reunido vía e-mail y el boca a boca que nos trajo una orquesta realmente digna de admiración. Ver a Ignacio Rodríguez * con 12 años en los violines primeros, o a las "veteranas" Laura Fonseca de concertino tras haber sido solista en la segunda obra con su compañera la violista María Cifuentes, no tiene precio, y la elección de Wolfgi como compositor para la puesta de largo de esta orquesta no sólo es correctísima sino muy apropiada por todo lo que conlleva. En declaraciones del director a la Cadena Ser de Asturias (que escuché sin buscarlo) será el clasicismo y las obras "de siempre" -a veces poco programadas precisamente por conocidas- tan necesarias para el rodaje y formación de los músicos de orquesta las que vayan ocupando futuros conciertos, apareciendo cómo no Beethoven e incluso Brahms además de Mozart o Haydn.
Y finalizaba diciendo que
Tendré que seguirles más de cerca que la prensa regional, porque tenemos un nuevo y excelente vivero de músicos de orquesta, algunos ya curtidos en pequeñas formaciones o contratados como refuerzos puntuales en las demás orquestas asturianas, incluyendo la formación de directores que precisamente tienen su mayor dificultad en el instrumento elegido del que no se dispone tan fácilmente...
En sólo cinco meses he vuelto a Avilés para cumplir mi palabra, esta vez en su lugar natural, el Auditorio de la Casa de Cultura que tan buenos y recientes recuerdos me trae con Carmen Yepes y la OSPA donde comenté la maravilla que supone la acústica asistida, una mejor reverberación que la natural de muchos otros recintos así como un escenario cómodo para los músicos, que están arropados y se escuchan todos ayudando al excelente resultado final de esta velada.
Y como titulo esta entrada "Avilés como referencia musical" por ser donde tuvo la puesta de largo, la población natal de su director y de la flautista solista que nos interpretó el Concierto para flauta y orquesta nº 1 en Sol Mayor, KV 313 del genio de Salzburgo colocado en medio de dos pesos pesados de Beethoven como la Obertura "Coriolano" y la Sinfonía nº1 en Do Mayor, Op. 21. Mis expectativas se han cumplido en su totalidad, de hecho desde el teléfono lo subí como titular JASP por aquél slogan de "Jóvenes Aunque Sobradamente Preparados", de nuevo con mis queridos músicos de la OSPA entre los componentes de esta Orquesta Clásica de Asturias: Fer en los violines primeros y Corpus hoy de viola, con su compañero clarinetista de nuevo con la batuta y embarcado en este proyecto didáctico que es ya una realidad.
Ha sido impactante volver a escuchar una orquesta tan joven y con poco rodaje sonando tan compacta, homogénea, afinada, con los tutti perfectamente equlibrados y entendidos como deben ser, sin destacar ninguna sección pero sonando todas y cada una de ellas. Y vuelvo a destacar que está siempre atenta a los claros gestos e interpretación del clarinetista, compositor y director avilesino que sabe sacar lo mejor de estos músicos, siendo además un excelente concertador en el concierto de flauta, como instrumentista de viento que también es, "respirando con la solista", y apoyado en la partitura para no "olvidarse ningún detalle". Destacar el papel más que digno de la joven flautista (el día anterior en Oviedo fue el candasín César González Muñiz para la Filarmónica carbayona) tocando delante de sus vecinos y familiares, luciéndose en cada una de las cadencias que tienen los tres movimientos, y con un Adagio ma non troppo excelentemente dirigido y llevado, como el resto del concierto, con el tempo giusto.
Con el Beethoven que flanqueó a Mozart deberé extenderme un poco más porque lo que pude escuchar cerrando los ojos era de una orquesta ya madura, con sonido propio y sin dejar de seguir admirando al maestro Sánchez Velasco como artífice de todo ello, dirigiendo de memoria dos obras difíciles en cuanto a compenetración de todas las familias, de protagonismos alternados y mucho lirismo en cada pentagrama y sabiendo en todo momento qué tenía que ofrecer "su orquesta". Como bien decía en la entrevista que le concedió a mi amigo Aurelio M. Seco en LVA del día 10 "soy meticuloso y quiero ser fiel a lo que escribe el compositor". El inicio de la Obertura "Coriolano" Op. 62 (1807) ya mostró las cartas a jugar por parte de director y músicos, enérgica, clara, llena de dinámicas increíbles en una orquesta de cámara, de nuevo fiel a sus principios: "No quiero hacer aportaciones extravagantes, sino dotarles de una base interpretativa firme y equilibrada".
Y tras el descanso esa obra aún clásica pero con el sello inconfundible del genio de Bonn, la Sinfonía nº1 en Do Mayor, Op. 21 (1800). El arranque "al estilo Haydn" (en un acorde distinto al de la tonalidad) de ese Adagio molto para dar paso al Allegro con brio volvió a recordarme la frescura de esta obra, perfecta de tempo y jugosa en todos los detalles. No se quedaron atrás los siguientes movimientos, el Andante cantábile con moto de nuevo ajustadísimo y lleno de sutilezas en todas las secciones (qué bien sonó la madera), ese Menuetto-Allegro molto e vivace que no dejó de sorprenderme, para finalizar de forma brillante en el amplio sentido de la palabra con el Finale-Adagio-Allegro molto e vivace donde pude escuchar TODO lo que esta sinfonía tiene escrito y tan difícil es de conseguir en otras formaciones profesionales. No pude menos que felicitar personalmente a mis conocidos intérpretes de hoy para que lo hagan extensivo al resto de la orquesta con su director a la cabeza.
Si además el más joven músico de ella, con 12 años y primer violín, Ignacio Rodríguez (hijo de mi querido Chonchi) me dedica el programa *, él que los colecciona como yo a su edad, mi satisfacción de hoy es casi comparable a la de sus padres, realmente plena. Si va unida al número mágico y capicúa de 22022 visitas en un año desde que puse el contador, para mí la Alegría es históricamente beethoveniana.
GRACIAS A TODOS.
P.D.: Crítica de Diana Díaz en LNE del día 12 del concierto de Oviedo

9 de noviembre de 2009

90 años de la Biblioteca de Mieres

Lunes 9 de noviembre, 20:00 horas. Casa de Cultura "Teodoro Cuesta" de Mieres. Conmemoración de "90 años de Lectura Pública: La Biblioteca "Vital Aza" de Mieres".
Tal día como hoy de 1919 se inauguraba la primera biblioteca popular de Mieres siendo alcalde Manuel Llaneza. No se podía olvidar este cumpleaños y tuvo lugar en su actual sede un acto protocolario donde además de los discursos de rigor y la proyección de un documental sobre la historia de nuestro "templo del saber" local, otro centenario, en este caso nuestro Orfeón de Mieres, con la dirección de su titular Vicente J. Sánchez, puso el broche musical con el siguiente programa que hemos rodado con el teléfono, pidiendo disculpas por la poca calidad de imagen pero dejando el testimonio y agradecimiento a la agrupación coral más veterana de Asturias y una de las más antiguas de España:
El cóndor pasa (Daniel Alomía Robles, 1871-1912) / versión según arreglo de K. Rego / adaptación y texto: José L. Blasco).

Caminito (Juan de Dios Filiberto / armonización: Dante Andreo).

Cuba hermosa (José Ruiz Gasch).

Como la flor (Eduardo Martínez Torner).

Atardecer (Sergio Domingo).

Ay un galán (Javier Armenter Ramos).

No fue un día especialmente bueno en el terreno interpretativo (de hecho dejo que el audio de los vídeos lo escuchen y opinen) con afinaciones muy mejorables, poco empaste, notas caladas, entradas precipitadas, despistes, finales de frase discontínuos... aunque soy consciente de las dificultades de diversa índole por la que atraviesan, pero siempre con mi respeto a todos los artistas que se suben a un escenario, aún más si cabe a "los de casa", y de hecho el público disfruta siempre con el coro. Pero aunque el dilema entre oído y corazón sea grande, no puedo dejar de escribir mi personal percepción musical. Con todo me consta que están trabajando duro para recuperar la calidad mostrada en otros conciertos, sin ir más lejos el día 22 para celebrar Santa Cecilia (no Bartoli), patrona de la música. Allí espero estar para constatar mis expectativas.
P.D.: Personalmente me parece vergonzoso que muchas de las autoridades no se quedasen a la actuación (ni el fotógrafo que la hace ni la referencia en LNE del martes 10), ¿sabrían que lo había?