22 de noviembre de 2010

El Niemeyer también se acerca a Mieres

Domingo 21 de noviembre, 20:00 horas. Centro Cultural CajAstur (Mieres)Ensemble ACJW. Obras de Mozart, David Bruce y Dvorak.
En plenas celebraciones patronales de Santa Cecilia, mi pueblo tenía este domingo doble oferta (ya sabemos del dicho "Días de mucho vísperas de nada"): por un lado en la Casa de Cultura "Teodoro Cuesta" con su "Día de la Música" donde actuaban el Orfeón de Mieres, la Banda de Música de Mieres o la Banda de Gaitas "Villa de Mieres" entre otras formaciones, y muy cerca, en el Salón de Cajastur la oportunidad que el Centro Niemeyer de Avilés nos brindaba al traernos desde la Séptima Avenida (como a Avilés u Oviedo) el Ensemble ACJW formado por los mejores músicos de The Academy, un proyecto que reúne a los mejores jóvenes músicos del Carnegie Hall, la Julliard School y el Weill Music Institute en colaboración con el Departamento de Educación de la ciudad de Nueva York. Todos ellos ya tienen una trayectoria como solistas increíble y en sus nombres he colocado los links a sus propias webs. Como el propio Centro Niemeyer comenta en el programa de mano, en cierto modo su ideario:
Es un centro cultural que nace en Avilés para toda Asturias con la misión de acercar la mejor cultura internacional a los asturianos, y la voluntad de abrir puertas a los mejores creadores locales. En las palabras del propio Oscar Niemeyer: una "plaza abierta al mar para todos los hombres y mujeres del mundo; un lugar para la convivencia, la educación, la cultura y la paz".
Con un público variopinto que pese a las "coincidencia musicales" optó por la música de cámara y aplaudió cada movimiento como si de obras completas se tratase, incluso comentando en voz baja sus impresiones, comenzó el concierto con Mozart y su Divertimento nº 11 en RE M., KV 251 "Nannerl Septeto" dedicado al cumpleaños de su hermana en1776, presentado por la violista Meena M. Bashin y el violinista Owen Dalby, quienes no olvidaron la parte pedagógica al explicar la obra a escuchar, en un castellano más que correcto. La formación sobre el escenario además de los ya citados, se completó con James Austin Smith (oboe), Alma Liebrecht Alista (trompa), Alana Vegter (trompa), Joanna Marie Frankel (violín), Nicholas Canellakis (cello) y Evan Premo (contrabajo).
Un placer comprobar que la gente joven mantiene el aire divertido del genio de Salzburgo sin perder nada de musicalidad ni perfecto entendimiento en una agrupación que sonó conjuntada, preocupada de la dinámica y con una experiencia fruto de sus muchas horas de estudio. Destacables los dos Minuetto y ya con los motores "engrasados" los dos últimos movimientos: Rondeau (Allegro assai) y la Marcia alla francese con las que compartimos el "regalo de la música" que comentaba David Bruce unos días atrás.
De la versatilidad que tienen estos instrumentistas dio prueba la siguiente obra presentada por su propio compositor, David Bruce (1970), que fue traduciendo simultáneamente al español la trompista Alana Vegter: Gumboots ("Botas de goma"), inspirada en los esclavos sudafricanos mineros encadenados entre sí con ese calzado, y cuya prohibición de hablar entre ellos suplían con danzas llenas de códigos de comunicación tan afines a la propia música. En un lenguaje deudor de Copland o Steve Reich, atonal y lleno de texturas que ahondan en la tímbrica de los instrumentos utilizados (en especial el clarinete bajo y el clarinete en SIb excepcionalmente tocado por Sarah Beaty) pero sin perder el concepto melódico tratado con armonías rompedoras y un juego rítmico realmente sabroso, organizado en varios movimientos que arrancan en un primero claramente evocador del ambiente opresivo desgranado por el clarinete bajo y la viola para ir avanzando en la "comunicación rítmica" a la que se van sumando el resto de instrumentos con técnicas variadas en la cuerda (pizzicatti, sul ponticello, col legno...) que subrayan cada una de las danzas sudafricanas en las que se inspira.
Personalmente pude felicitar a Mr. Bruce por esta obra que interpretaron además de la clarinetista, Owen Dalby (violín), Joanna Marie Frankel (violín), Meena M. Bhasin (viola) y Nicholas Canellakis (cello). Dejo aquí un vídeo con un fragmento de la obra:

Tras una breve pausa le llegó el turno a otra "obra de entretenimiento", esta vez de Dvorak, presentada por Brad Balliet (fagot) y la traducción de la trompista Alma Liebrecht Aliste (en la foto superior) como es la Serenata en Re m., Op. 44 para viento, chelo y contrabajo, interpretada además de por los dos ya citados, Chen Wen Winnie Lai y James Austin Smith (oboes), Alicia Lee y Sarah Beaty (clarinetes), Seth Baer (fagot), Eric Reed y Alana Vegter (trompas) más Nicholas Canellakis (cello) y Evan Premo (contrabajo). Otra alegría compositiva para una formación "bandística" donde en el Minuetto las clarinetistas cambiaron el afinado en LA por el de SIb,  y con un empaste perfecto con el cello, resto de formación perfectamente "ensamblado" y finalizando con ese Allegro molto tan brillante como cierre de una sesión histórica para mi pueblo.
Muchos de los músicos hoy escuchados estarán de solistas afamados en breve, pues la formación académica que están recibiendo y compartiendo estos días en Asturias, aspira a encumbrarlos entre los mejores (sus curriculum están enlazados para leerlos pinchando en las fotos de la web The Academy). De hecho ya les ha dirigido nada menos que Sir Simon Rattle.
Lo dicho, un lujo haberlos disfrutado en Mieres.
P. D.: Crítica del concierto de Oviedo por mi querida Diana Díaz en LNE del Jueves 25.
Publicar un comentario