21 de marzo de 2012

Coletazos de la ópera de Oviedo y siguen mal los vídeos


Entrada original del día 1 de febrero de 2009 a las 17:43 horas, y suprimida (censurada) por Blogger© tras "denuncia" yanqui (de la DMCA, Digital Millennium Copyright Act). Quitados unos pocos links de la llamada "tierra de la libertad" (por si es parte de su "queja"), la dejo como estaba ¡y CON FOTOS!:

 
Ando mosqueado estos días porque no me funciona como debe YouTube® ni otros enlaces y da problemas en los navegadores que utilizo (Safari© y Firefox©), y además apurado con la actuación que tuve ayer en el Concurso de Tonada Cuenca del Caudal (comentado por mi amigo Michel en su blog "Manzanas en el paraiso") donde tuve el placer de acompañar al piano a mi amiga Jesusa Fernández Álvarez, conocida como la gran Chucha de Nembra. (en este enlace debería ir a YouTube® para escucharla, aunque no me funcionan a mí). Aproveché para saludar a muchos conocidos, y cómo no, a Diamantina Rodríguez con la que realicé mi primera incursión en la música asturiana con piano, hoy "catedrática de toná" y a quien le tributó su particular homenaje otra gran cantante 30 años después como es Anabel Santiago, quien recreó aquella "primicia de finales de los 70s" que fue A las madres de los mineros, grabado en 1979 por Dial (reeditado en 2004 en CD) pero publicado originalmente en 1981 por el sello Doblón con producción de Carlos Eusebio.
Siguiendo con otro tipo de música cantada (aunque Música sólo haya una), en este caso la ópera, ya están cerrando títulos e intérpretes para la próxima LXII temporada de Ópera en Oviedo, que abarcará del Barroco al siglo XXI y que los dirigentes "apuestan por voces consagradas" como las de Ángeles Blancas, Juan Pons y Carlos Álvarez -dudo que esté repuesto de sus graves dolencias- junto a otras "promesas" donde no aparece como preveíamos Beatriz Díaz (más bien me recuerdan "las de siempre"), donde habrá producciones propias de Oviedo como de otras compañías, y "puestas en escena" que esperan el ¿placet de la primera función?. Aún nos queda esperar. Aquí dejo los títulos y cantantes previstos (y enlace al foro que ya "echa humo"):
  • Osvaldo Golijov: Ainadamar, proyecto del compositor argentino (del que escribí una entrada en el blog a propósito del avance de temporada) y que todavía no está cerrado, a la espera que cuaje junto a otros grandes festivales nacionales y que, aviso sin querer ser adivino, tendrá "luces y sombras" en especial para los "amigos del zapateado".
Entre las batutas tenemos al director de orquesta ovetense -ganador del concurso Donatella Flick en el 2000- Pablo González Bernardo (triunfando y trabajando no sólo con la OSPA o la JONDE sino últimamente por la vecina Galicia con las orquestas Real Philarmonia y Sinfónica de Galicia el próximo día 23 de febrero) para Mozart, más la vuelta de Friedrich Haider, titular de la Oviedo Filarmonía para Puccini, Sachio Fujioka para Strauss, Andrea Marcon como buen especialista para Händel, Daniele Callegari para Verdi y Corrado Rovaris (que dirigió a Juan Pons en La Traviata de 2007) para Golijov.
Si realmente importan las voces, incluso antes que las obras, por qué tanto pataleo por las puestas en escena que incluso imputan a los bandos conocidos de (casi) todos los aficionados, y claro, sólo(?) en la primera función.
Aunque de vez en cuando me acuerdo de Avilés (tercera ciudad asturiana a la que me unen tantos vínculos), hoy quiero reflejar su apuesta por el programa "Música en escena" y las representaciones del Teatro Palacio Valdés, con una Jenufa de Janacek, a cargo de la compañía estable de la Ópera de Cámara de Varsovia en gira con la Sinfonietta de Varsovia bajo la dirección del boliviano Rubén Silva, que parece haber triunfado, tal y como informan en LNE Diana Díaz y Ramón Avello en El Comercio, curiosamente apostando casi por la "no escena"(por lo sobria) y centrándose como dice el "gijonés" en el talento y no en los medios. Aquí va el elenco: Marta Wylomanska (el repertorio que lleva cantado da muestra de su trabajo), Gabriela Silva, Krzysztof Machowski, Mateusz Zajdel y Andrzej Klimczak (todos en los repartos habituales de la Warsaw Chamber Opera).
Lo dicho, que los gestores apuesten por "repartos dignos y aseados" antes que por "voces de pata negra" en óperas que luego quedan "cojas" por el desequilibrio con el resto. Y que la escena no se convierta en la protagonista olvidando la música, porque no es cuestión de "hablar de ópera" sino de "escuchar ópera". Y el que quiera más, que las vea en DVD (o en vídeo, que todavía quedan). Claro, si tienen dinero (sé que muchos sí), incluso pueden viajar por el mundo siguiendo a las grandes figuras, pero es que Oviedo (aunque nos lo quieran vender como una especie de Viena o Paris en lo musical) no está en las rutas operísticas de los tour operators especializados.
P.D. No perderse este enlace a la entrevista a Alberto Zeda del 13/08/2005 en EL PAÍS: el titular dice mucho: "Es necesario complementar el teatro con la musicología".
Publicar un comentario