León y el libro de EPI

En el Club de Prensa de La Nueva España, en Oviedo, he asistido a la presentación del libro "León sin prisa (I)" de Epigmenio Rodríguez Mancebo, para los amigos Epi, un humanista en el amplio sentido de la palabra, y un utópico pese a su faceta de economista, a quien no le importa gastarse los euros en compartir su visión de la vida y el recuerdo siempre presente de su patria chica, nunca exento de una crítica constructiva.
Colega de profesión hoy jubilado, en su larga trayectoria vital nunca olvida su tierra, dándose Una vuelta por el (viejo) reino... finalmente la provincia, como indica en el subtítulo cargado de la fina ironía y "a little touch" de humor inglés del que se empapó durante su estancia londinense.
Leonés de Taranilla, "cazurro" en el buen sentido de la palabra (así llamamos los asturianos a nuestros vecinos del sur), llegó un día a Mieres como profesor de economía, con un currículo y vagaje que fuimos descubriendo poco a poco. Entre nosotros presentó su corto "Las becicletas" que llegó incluso desde la SEMINCI vallisoletana al Fotogramas, y hasta Cannes (el periplo completo lo podemos ver en su blog), visión cercana de las historias de su tierra, esta vez de la posguerra, siempre con la gracia "made in Epi", y de nuevo quiso que la presentación de su primera criatura escrita, como dirían en la presentación, también llegase tras el parto en León al bautizo en esta su segunda casa asturiana, y rodearse de dos compañeros mierenses y amigos: Purificación Robles, profesora del IES "Bernaldo de Quirós", una leonesa afincada hace años entre nosotros, y Carlos Argüelles, Jefe de Estudios y profesor de Lengua y Literatura de nuestro IES "El Batán", el último destino activo de nuestro querido Epi, como asturiano que se escapa a León "siempre que la nieve no lo impide".
Puri, Epi y Carlos
Acto emotivo y brillante por las excelentes palabras desde la mesa, el encuentro entre muchos amigos y colegas, así como el placer de tener un excelente libro que, sin ser una guía de viaje, nos hace conocer esta tierra leonesa incluso sin conocerla, animándonos a recrearla en vivo y llena "de paisajes y paisanajes".
Es difícil llenar un salón para presentar un libro entre semana, a las siete de la tarde, y además vender ejemplares que estuvo firmando un buen rato (el mío también).
Pero resurge el Humanismo en el siglo XXI, y está calando al menos entre los que ya hemos cumplido el medio siglo, lo que siempre es de agradecer. El rollizo niño de apenas dos meses de vida (que decía Carlos) continuará gateando y volverá a su León natal la próxima semana para su "puesta de largo" en la Semana del Libro.
Gracias EPI.
P.D.: Reseña en LNE del jueves 20.
Publicar un comentario

Entradas populares