Música ¿sin política? (más bien un deseo)

Gijón, Teatro Jovellanos, sábado 28 de febrero 20:30 horas y con entradas entre los 25€ y 35€, dentro del "Festival de la Palabra" (precioso título para un montón de conciertos donde LA PALABRA es protagonista por su maridaje con la música). Actuaba Ajinoam Nini, cantante israelí aunque universal como todo músico que se precie, y cuyo nombre artístico ya es más conocido: NOA.
Me encanta su voz, su estilo, los arreglos de sus temas, y tengo un par de CD's suyos: "Noa Gold" (donde además de cantar en español colaboran Serrat, Miguel Bosé o el gaitero gallego Carlos Núñez, e incluye el Ave María de Bach-Gounod que me sigue poniendo la carne de gallina, casi como el de Bobby McFerrin) y "Noa Now", aunque todavía me falta el último ("Genes and Jeans") que precisamente presentaba en Gijón con su excelente banda de gira europea.
Pero no quiero hablar de Noa ni de rezos cristianos sino de "la movida" que se montó a la entrada y que vuelve a sacar a la palestra la ¿manía? de utilizar la música como arma arrojadiza. Precisamente leía una entrada en http://elcuervolopez.blogspot.com/ donde el siempre preclaro colaborador chileno Quinoff escribe un ensayo titulado EN DEFENSA DE "FURT" a propósito de su "relación con el partido nazi" (ver este fragmento de la Novena de Beethoven) comenzando con las siguientes palabras: "¿Por qué el más grande director alemán decidió permanecer en suelo nazi? Precisamente porque no era nazi. Conclusión inusitada que a más de alguno le parecerá ridícula...".
El cuervo López me recuerda que otro colaborador suyo, el salvadoreño Ernesto Nosthas (también seguidor de Furtwängler), tiene un excelente ensayo sobre otro enorme director y el nazismo: HERBERT VON KARAJAN Y EL NAZISMO: MITOS Y REALIDADES.
Quinoff escribe sobre WILHELM FURTWÄNGLER (del que tengo una Primera de Brahms con la Filarmónica de Belín también histórica) este ensayo digno de publicar en tamaño póster para que lo leyese el próximo Nóbel de la Paz (no tengo candidatos porque para mí no los hay).
Pero qué bien podría hacerlo sobre la utilización política que se preparó por parte de la llamada Plataforma Asturiana con Palestina y el Comité de Solidaridad con la Causa Árabe (tienen que ¿ganar? algo de publicidad") en Gijón sobre la cantante NOA por parte de dicha ¿Plataforma? pro-palestina (noticia en LNE) que vuelven a "confundir el culo con las témporas" y que seguramente sigan odiando (?) a Wagner y tampoco soporten (!) a Daniel Barenboim y su proyecto de la WEST-EASTERN DIVAN ORCHESTRA (precisamente con sede en Sevilla y Córdoba, en Andalucía o si lo prefieren Al-Ándalus).
Cuánto nos queda por aprender de la historia ¡para no repetirla!, de aquella Sefarad (España en hebreo) con la ciudad de la tolerancia, el "Toledo, ciudad de las tres culturas" (judía, musulmana y cristiana) del gran rey Alfonso X "El Sabio" donde todos convivían en paz, en armonía y sobre todo con una ENORME CULTURA (me encantó visitar Toledo este verano pasado) de la que todavía bebemos todos, y es ciego quien no quiera verlo.
El diario asturiano "La Nueva España" dice textualmente del concierto que "... estuvo muy marcado por un trasfondo político. Antes de dar inicio la actuación tuvo lugar una concentración de diversos colectivos propalestinos delante del teatro Jovellanos, incitando al boicot hacia la actuación de la cantante, lo que provocó una importante carga de seguridad a la entrada y el interior del teatro. Tras la salida a escena de los músicos y de la cantante, ésta leyó un largo comunicado en castellano donde hizo un llamamiento a la armonía y a la paz en el Próximo Oriente, incidiendo en el reconocimiento de los errores, las disculpas y el respeto mutuo (ésto lo resalto yo). Hubo quien, desde el público, le increpó «sionista asesina», por lo que tuvo que parar y volver a empezar tras solucionarse el incidente".
Yo, como Quinoff, pero sin el estilo del gran chileno, me adjudico el papel de desagraviar a Noa: no a cualquier guerra, no a la lucha fraticida, no a la desigualdad entre piedras y misiles, no a la masacre palestina, y muchos otros NO... también algunos otros Sí: Sí a la tolerancia, sí al diálogo, sí al respeto, sí a la comprensión... pero
¿por qué se utiliza La Música (con mayúsculas) para hacer política?
2 comentarios

Entradas populares