Tierras juntas en Oviedo (Entrequatre y Cuarteto Latinoamericano)

Lunes 2 de marzo, 20:00 horas. Auditorio de Oviedo. Entrada: 12'00 €. Media entrada escasa (sólo se abrió el patio de butacas y no llegaron a ocuparse del todo 12 filas centrales... pese a las muchas invitaciones que me consta se repartieron). Algunos músicos (dos o tres) de la OSPA entre los asistentes, así como Roberto Martínez del Campo (presidente de FECORA y Jefe del Servicio de Enseñanzas Artísticas de la Consejería de Educación) así como dos o tres estudiantes de guitarra -con su instrumento y todo-. También Flores Chaviano, uno de los compositores del programa, y Ramón Isidoro, pintor del gran mural que colgaba del escenario y del de la entrada, que comentaré más adelante.
Me tocó al lado una espectadora con respiración sonora cada vez que espiraraba (menos mal que no expiraba pese a mis deseos), además de "no llevar el ritmo" -difícil por otra parte por las polirritmias de las obras interpretadas- , haciéndome difícil concentrarme, aunque acabé por "aislar el ruido" por una cuestión de higiene auditiva.
Concierto con el que finaliza la gira "Tierras Juntas" patrocinada por la FIBART con intérpretes de categoría: Entrequatre y el Cuarteto Latinoamericano de México, y un programa ex-profeso para ellos que ya había adelantado en el blog:
Primera parte:
Alejandro Cardona (1959 -en el programa de mano Manuel Paz le quita años al poner 1964-, Costa Rica): Cabalgando vientos.
Flores Chaviano (1946, Cuba-España) y presente en el concierto (es casi habitual en nuestra tierra): La Sombra de la Tierra. La repitieron de BIS al finalizar el programa.
Javier Álvarez Fuentes (1956, México, director del Conservatorio de Las Rosas): Metro chabacano (Cuarteto Latinoamericano), probablemente la obra más representativa de este compositor y estrenada por el propio cuarteto (subido por ellos el vídeo completo en YouTube®).
Segunda parte:
Emiliano Pardo-Tristán (1960, Panamá): La Tierra del Chucuchuco (Entrequatre).
Enrico Chapela (1976, México-Paris): Crucigrama.
Miguel del Águila (1957, Uruguay-EE. UU.): Presto IIPresto a 8). La historia de esta composición nos la contó Manuel Paz antes de interpretarla: cuarto y último movimiento de un cuarteto de cuerda "trabajo fin de carrera" en la Hochschule fur Musik and Konservatorium der Stadt Wienen (Viena) donde tras tres primeros movimientos de lo más "conservadores" en el cuarto rompió con todo el academicismo que había "tragado" cual patada a todo y de lo más criticado en su estreno, quedando este Presto como "pieza suelta" e independiente, posteriormente arreglada por él mismo para nuestro cuarteto de guitarras y por último el título de Presto a 8 al estar "rehecho" para los dos cuartetos, el de cuerda y el de guitarras.
El concierto fue de los que no les gustan a mis amigos Ovín u Octavio, pero que a D. Alfredo (q.e.p.d.) y a mí nos encantan porque es música de nuestro tiempo, de ahora: texturas, ritmos, ambientes, sensaciones, sonoridades plenas junto a "murmullos armónicos", música nada académica que necesita imágenes, y esta vez las tuvimos en el propio Auditorio, 70m2 en dos trozos: uno a la entrada del auditorio y otro colgado de fondo del escenario, mural obra de Ramón Isidoro (medio asturiano por ser de Valencia de Don Juan, villa leonesa donde veranean o tienen su segunda vivienda tantos asturianos que aquí la llamábamos Valencia de la O -por la "O" de las antiguas matrículas de los coches de Oviedo, y exponer a menudo en esta su tierra de adopción donde ahora vive, auque el crítico de arte de LNE, Rubén Suárez, dice que es asturiano de ascendencia leonesa...).
Este gigantesco mural se troceará en 5.000 piezas únicas que acompañarán los CD's ya grabados con el programa de hoy en México D.F. en los famosos Estudios Churubusco, más una reproducción en miniatura de la obra completa (ver fotos mías más como testimonio de la última vez que la hemos podido contemplar íntegra que por la calidad de las imágenes, sacadas con mi teléfono móvil o celular que dicen en Hispanoamérica), algo que han bautizado como DiscoArte y que sigue la idea de la tirada de otro CD, NiFe (el núcleo terreste de Niquel y Hierro) de Flores Chaviano, donde cada caja llevaba dentro unos trozos de carbón del Pozo Nicolasa. Me imagino que de nuevo tendrá algo que ver con esta idea mi amigo Manolín Paz.
Lo dicho del concierto, música cual banda sonora de "tierras juntas" de compositores del otro lado del charco uniendo intérpretes de ambos lados del Atlántico. De lo más destacable para mí:
  • La obra del "más hispano que cubano" Flores Chaviano que escribe música como nadie (aún recuerdo su obra Resonancias místicas con la JOSPA en Oviedo y Gijón) y especialmente para estas formaciones que conoce al mínimo detalle, componiendo casi a título personal para cada uno de los intérpretes, obra que pese a cierta atonalidad siempre le sale la vena cubana, con un final donde Carlos Cuanda hace de "percusionista de verdad" y no con la guitarra. De hecho la repitieron casi completa en "la propina" tras los merecidos y abundantes aplausos.
  • Del joven mexicano hijo de físico y química (no es chiste) que comenzó de bajista de rock y ahora está doctorándose en composición en la capital francesa -me refiero a Enrico Chapela (en Euskadi pues en Asturias sería Boina... perdón por el chiste fácil), interesante la apuesta de su Autodefinido más que Crucigrama, por los términos muy de radioaficionado y piloto de guerra que utiliza para crear su obra, tales como Foxtrot - Zulú - Echo - Delta... en plan serialista muy trabajado en la partitura pero de difícil seguimiento para el melómano medio (entre los que me incluyo) y más en una primera audición.
  • Y finalmente, tal vez por conocerlo previamente y estar más "paladeado", el Metro Chabacano (inspirado en esta estación del Metro de México DF que llega a las colonias Asturias y Vista Alegre) de "mi primo" Javier Álvarez que el Cuarteto Latinoamericano como destinatario de ella interpreta de manera magistral y que tiene cierto parentesco de primo por lo de "álvarez" y por la parte "ferroviaria" pero también de formación -cuarteto de cuerda- desde que la escuché por primera vez con Different Trains (1988) del mencionado Steve Reich, aunque le añade cinta magnética, y que posteriormente (en el 2000) orquestó.
Para el miércoles más, Achúcarro con el Concierto nº1 de Brahms (recién escuchado) con la Oviedo Filarmonía y la ex-asistente de Abbado, la canadiense Keri-Lynn Wilson. Seguiremos contándolo desde aquí.
P.D. Crítica de Diana Díaz en LNE del miércoles 4 de marzo.
Publicar un comentario

Entradas populares