23 de mayo de 2011

En Covadonga gana Bach

Entrada original del día 23 de mayo de 2011 a la 01:1435 horas, y suprimida (censurada) por Blogger tras "denuncia" yanqui (de la DMCA, Digital Millennium Copyright Act). Quitados unos pocos links de la llamada "tierra de la libertad", la dejo como estaba ¡y con MIS FOTOS!:

Domingo 22 de mayo, 19:30 horas. Basílica de Covadonga, XXII Festival de Órgano CajAstur: Fernando Álvarez Menéndez, Programa J. S. Bach.

 
Aunque mi aldea estuviese celebrando Santa Rita y a las elecciones las llamen "la fiesta de la democracia", nada mejor que un domingo de órgano, por la mañana en Pravia y después a "la cuna de España" para escuchar música de Mein Gott Bach por el único organista de un festival este año dominado por mujeres... y además ¡de casa!.
Asturiano, belmontino de nacimiento y polesu de corazón más educación (alumno del siempre recordado Ángel Émbil) aunque casi tan de Covadonga como la Santina o la propia Escolanía (que no abandonará), nadie mejor que "Fernando el organista de Covadonga" ¡desde 1983! y además celebrando cumpleaños, los 10 años de otra joya de Federico Acitores y su taller, el más grande del Principado perfectamente tocado por el instrumentista que mejor lo conoce y rendidos ante un monográfico de Bach. Un orgullo para todos poder escucharle y con mucho público pese al día, hora o lejanía.
De los llamados "Ocho pequeños preludios y fugas", solamente pequeños en alemán (8 Kleine Präludien und Fugen) y siempre en cuanto a su duración (en inglés Shorts Preludes and Fugues), que comprenden del BWV 553 al BWV 560, son tremendos en cuanto a esfuerzo, pero aún tuvo nuestro organista la feliz idea de emparejarlos e intercalar entre ellos tres corales del Orgelbüchen (BWV 599 a 644) relacionándolos tonalmente con los preludios y fugas, aún más duros, en un intento de llevar al máximo no ya el concepto barroco del contraste en su más amplia expresión, sino de mostrar la globalidad desde la capacidad de registros del instrumento del que casi diríamos es como su hijo, sobre todo por el conocimiento y horas que pasa trabajando pero también disfrutando con él.
En todos ellos supo combinar registros variados para los tres teclados y pedalero, recreándose en esos finales ritardando tan barrocos que parecen no llegar a la conclusión de la cadenza final en las distintas tonalidades que estos preludios y sus correspondientes fugas exploran, más para no decaer ¡los tres corales!. Pero sobre todo quiero destacar la forma de recrearse en los silencios, dejando que el sonido del órgano quede flotando en el aire antes de atacar la siguiente nota y subrayado dramático no siempre conseguido por tantos colegas suyos más preocupados del "arsenal sonoro" que de la "necesaria puntería". Lo dicho, todo un despliegue de buen gusto en la elección de registros y un saborear melodías, desde inicios potentes en muchos preludios a unas fugas perfectamente delimitadas en fraseo y planos sonoros, salvo en algunas donde pudieron ocultarse por el pedalero, aunque sin enturbiar en ningún momento el resultado final, destacando la elección de tiempos que ayudaron a ello.
Aquí dejo el programa con enlaces (para no perder la costumbre):
Preludio y fuga, en DO M., BWV 553
Preludio y fuga, en Re m., BWV 554
Herr Gott, num schleuss den Himmel auf, BWV 617, en La m. (vídeo)
Preludio y fuga, en Mi m., BWV 555 (vídeo)
Preludio y fuga, en FA M., BWV 556 (vídeo)
Nun komm' der Heiden Heiland, BWV 699, en FA M. (vídeo)
Preludio y fuga, en SOL M., BWV 557
Preludio y fuga, en Sol m., BWV 558
Kommst du nun, Jesu, von Himmel herunter, BWV 650, en SOL M.
Preludio y fuga, en La m., BWV 559
Preludio y fuga, en SI b M., BWV 560
Tras los largos y merecidos aplausos aún nos dejó de propina la Sonata K492 de D. Scarlatti (si mi memoria no falla) cual juguete para relajarse tras la tensión que el Kantor siempre exige en sus obras.
Mi más cordial enhorabuena a Fernando, un lujo para todos los amantes del instrumento rey...
Publicar un comentario