Raúl Prieto. El rey de los instrumentos.

Domingo 17 de mayo. 19:15 horas. Basílica de Covadonga. XX Festival de Órgano CajAstur 2009. Raúl Prieto, órgano. Obras de Widor, J. S. Bach, Max Reger y Jehan Alain.
Órgano de Covadonga, en Pablo, la música en Siana (móvil)
Unas 50 personas, como mucho, nos dimos cita en la Basílica de Covadonga a una hora que no aparecía muy clara en la "desinformación escrita" ni siquiera en la de la propia organización, pero que como somos previsores, allí estábamos a las 7 de la tarde "por si las moscas".
Raúl Prieto Ramírez (Navalmoral de la Mata, Cáceres, 1979), extremeño de nacimiento, salmantino por estudios, arrancando los musicales con 16 años, primer organista de la Orquesta Nacional de España, afincado en Cataluña (creo que vive en Gerona) y becado por el Gobierno alemán (su curriculum es impresionante en poco tiempo). En alguna de sus biografías comentan que "posteriormente realiza un examen en la Staatliche Hochschule für Musik und Darstellende Kunst de Stuttgart por el que obtiene la mayor calificación que un jurado había otorgado nunca en dicho centro. Recibe su principal influencia de Leonid Sintsev, catedrático del Conservatorio Rimsky-Korsakov de San Petersburgo (maestro de Volodos aunque éste no lo cuente), y Jordi Mora, director de orquesta alumno de Sergiu Celibidache. Actualmente, becado por el gobierno alemán, se especializa con el prestigioso organista Ludger Lohmann" (uno de los grandes maestros del órgano). Raúl Prieto es uno de los grandes descubrimientos en el terreno de "el rey de los instrumentos", como ya he comentado en otras entradas. Pareja artística y sentimental de la pianista M. Teresa Sierra con la que está dando conciertos increíbles en esta formación tan original de órgano y piano (Dúo MusArt), y que llegó a Asturias para ofrecer dos conciertos, el viernes 15 de mayo en Oviedo y este domingo 17 en Covadonga, "joyas" que Chema Martínez, responsable y director del Festival de Órgano, encuentra y nos trae a nuestra tierra.
Chema Martínez, director del Festival, en Pablo, la música en Siana (móvil)
El gran organista español nos dio un recital en el amplio sentido de la palabra. Aunque con cambios en el programa como bien explicó mi amigo Chema antes del concierto, necesarios por el propio instrumento (no hay dos iguales y estuvo todo el sábado y parte del domingo viviéndolo más que analizándolo en compañía del organista titular de la Basílica, Fernando Álvarez Menéndez), la acústica y tantos detalles que el intérprete tiene que tener en cuenta, no defraudó en ninguna de las obras elegidas, desde una Sonata de Widor, la Tocata, adagio y fuga en Do M., BWV 564 del "kantor de Leipzig" (del que nos regalaría un estudio sólo para pedales), pasando por la dificilísima Fantasía sobre el coral "Straf mich nicht in deinem Zorn", Op. 40/2 (1899) de Reger, para concluir con las Letanias JA. 119 (1937) de Jehan Alain. No sólo es impresionante su técnica sino el gusto en buscar los registros apropiados para cada parte en un órgano de Acitores como el de la Basílica de Covadonga que está en perfecto estado para cualquier tipo de repertorio, máxime gracias a la digitalización (o computerización) con que cuenta, lo que favorece cambios programados en un instante (algo por ejemplo imposible manualmente para obras como la de Max Reger). Cómo me gustaría poder escucharle en el del Auditorio de Tenerife...
Con Raúl Prieto tras el concierto, foto de Pablo, la música en Siana (móvil)
Y tras departir unos momentos con él (¡hasta conoce este blog!), felicitarle por el extraordinario concierto y sacarnos la foto que ilustra este final, de vuelta a casa, dejándole con Chema y Fernando, así como la invitación del Abad D. Juan José Tuñón Escalada para que vuelva cuando quiera por nuestra tierra (Covadonga es un sitio ideal para el retiro tranquilo que a veces los artistas necesitan). El viaje -poco más de una hora- mereció la pena, porque la música es para "The Music Lovers" (como la película sobre la vida de Tchaikovsky titulada en los países latinos "La pasión de vivir" y dirigida por el gran melómano Ken Russell), clasificada como una de "Los mejores títulos de películas gays", quién me lo iba a decir a mí), y no podía perderme este organista que dará mucho que hablar.
Publicar un comentario

Entradas populares