Estreno de Pablo Geijo con Purita de la Riva al piano

Jueves 21 de mayo. 20:15 horas. Auditorio del CONSMUPA, Oviedo. Concierto Fin de Curso "A beneficio de "Calor y Café", institución de Cáritas Diocesana que presta atención a personas sin techo". Orquesta y Banda Sinfónica del CONSMUPA.
Oviedo 21 de mayo de 2009, en Programas musicales y autógrafos
Primera parte:
Orquesta Sinfónica del CONSMUPA. Piano: Purita de la Riva (Oviedo, 2 de febrero de 1933), director: José Esteban García Miranda (Pola de Siero, 1960).
Estreno de Pablo Geijo Domínguez (Madrid, 1980): Concierto para piano y orquesta (Misterioso - Lento - Vivo).
Dvorak: Sinfonía nº 8 en Sol Mayor, Op. 88: Allegro con brio.
Una orquesta de buenos estudiantes realmente madura, que se atrevió con el estreno de una obra difícil tanto para ella como para el piano solista. Ya la elección de plantilla, muy amplia, auguraba una masa orquestal a la que la acústica y dimensiones del auditorio del Conservatorio no ayuda: cuerda extensa (en la que eché de menos algún contrabajo más ante el resto) con arpa, madera "casi al completo" (flautín, flautas 2, oboes 2, corno inglés, clarinetes 2, clarinete bajo, fagotes 2), metales otro tanto (trompas 4, trombones 3 -con el bajo-, y tuba), más timbales con "percusión generosa" que incluía platillos, plato suspendido, triángulo, gong, caja, bombo, vibráfono, marimba y glockenspiel, si no me falla la memoria ni la vista.
El concierto estructurado en tres movimientos contrapuestos como los clásicos, y con una escritura muy personal, dominadora tanto de la tímbrica y las texturas como de los tempi y el instrumento solista (Geijo es pianista), con una dirección de José Esteban García Miranda pendiente de cada detalle instrumental y las distintas entradas del piano, llevando la obra "de la mano" como me gusta decir.
En la obra hay todas reminiscencias de los "grandes" que queramos buscar: Rachmaninov, Debussy, Ravel, Shostakovich, bandas sonoras desde el Alberto Iglesias de El jardinero fiel al John Williams de Harry Potter, con una escritura pianística llena de melodías modulantes, arpegios paralelos y opuestos, trinos, un virtuosismo exento de mera técnica y al servicio del conjunto, con partes dialogadas, otras integradas como un instrumento más e incluso la cadenza correspondiente, cambios de compás, polirritmias, todo con una "increíblemente joven" Purita de la Riva que demostró de principio a fin esa maestría que lleva ejerciendo no sólo en "su casa" sino en directo y atreviéndose con "lo que le echen", reflejando todo lo que el compositor puso sobre el papel. Seguro que el profesor de composición y maestro Leoncio Diéguez le apoyó en ese lenguaje ecléctico pero no por ello agradable de escuchar y que el público aplaudió con fervor. De los tres movimientos totalmente contrapuestos, es como si el compositor quisiera ofrecernos todas sus "ideas", un Misterioso literal, un Lento repleto de lirismo y sobre todo un Vivo que resultó una paleta de texturas con un "puente" a ritmo de 3/4 que de nuevo me transportó al cine, esta vez al Shostakovich que Stanley Kubrick usa en Eyes Wide Shut. Realmente una obra que apuesto por ella con formaciones profesionales y no como un "mero trabajo fin de carrera".
Los protagonistas saludando, en Programas musicales y autógrafos
Y la primera parte, más "académica", concluyó con Allegro con brio de la Sinfonía nº 8 en Sol Mayor, Op. 88 de Dvorak, "la menos compleja en cuanto a sus aspectos formales y anímicos, con una armonía que conserva sin embargo la riqueza de los giros inesperados y la eficacia de las apoyaturas. La oscilación entre modos mayores y menores está empleada con suficiente destreza como para consolidar la emocionalidad del devenir sonoro" (ver la referencia). Realmente el calificativo "con brio" del primer movimiento escuchado viene "como anillo al dedo", desde la introducción con unos violoncellos se mostraron sobrios, así como las demás secciones de esa "exposición de sonata", brío en una obra de mucha enjundia de la nos hicieron partícipes.
Segunda parte:
Banda Sinfónica del CONSMUPA. Francisco Vigil Sampedro, director.
Shostakovich: Obertura Festiva (aunque no figura de quién es el arreglo o adaptación para banda).
José Ferrer Ferrán: Concierto para oboe y banda sinfónica "El Bosque Mágico": Los Elfos, Las Hadas, Los Gnomos; José Ferrer Hernández, oboe solista y profesor del CONSMUPA.
Pablo Luna: Una noche en Calatayud (Pasodoble).
Banda Sinfónica del CONSMUPA en Programas musicales y autógrafos
También "potente" la Banda Sinfónica en el amplio sentido de la palabra, y el maestro Vigil tan claro en el gesto como siempre. La única "pega" de la acústica de la sala, sobre todo para la primera obra que era la de "mayor contingente sonoro". El Bosque Mágico realmente sugerente y jugando con la tímbrica específica de la banda sinfónica como es lógico en la trayectoria del compositor (Licenciado en Dirección de Orquesta de Vientos y Composición por “The Royal Schools of Music”, en Londres, Catedrático de Composición en el Conservatorio Superior de Música de Castellón, Director Titular de la Orquesta de Vientos “Allegro” de Valencia, de la Primitiva de Paiporta y Director de Allegro Centro Musical.), y los dos pasodobles contando el de propina, Guadix de Primitivo Azpiazu, con ese "color típico de banda", predominio melódico de los clarinetes, diálogo con las trompetas, contrapunto en los saxos, percusión bien marcada... en lo que yo llamo "repertorio básico de banda" perfectamente ejecutado.
Como siempre que acudo a estos conciertos (el martes 26 de mayo tendremos a la Orquesta de Cámara que también dirige el maestro Vigil, con el Coro de Ópera y Zarzuela del CONSMUPA) salgo orgulloso de ver cuánta gente joven se dedica a la música, algo que la propia Purita de la Riva nos recordó a los asistentes. Cuándo iba yo a pensar que nuestro Conservatorio tendría tanta actividad si lo comparamos con los años 60 y 70 allá en la calle Rosal. Nos queda el consuelo de haber puesto nuestro pequeño granito de arena y de poder disfrutarlo ahora.
Publicar un comentario

Entradas populares