1 de mayo de 2009

Luis G. Iberni en el recuerdo

Por fin se hizo la entrega oficial por parte del Ayuntamiento de Oviedo del Título de Hijo Adoptivo de Oviedo para el recordado Luis Gracia Iberni (Zaragoza, 1964, 3 de diciembre de 2007) a su madre Paquita Iberni, y precisamente en la Universidad Complutense de Madrid a la que estaba ligado (y también al INAEM y la SGAE) tras su larga estancia en Oviedo donde vino a su universidad a cursar los estudios de "Historia y Ciencias de la Música" (siempre lo hemos llamado Musicología), para quedarse como profesor, escritor, crítico e impulsor de toda la "nueva vida" musical carbayona desde cualquier "atril" que tuviese a su alcance, siendo su partida profesional para la capital de España (allí se "lo llevó con él" Emilio Casares) muy sentida, aunque nunca se desligó de nosotros, sabedores que en el nuevo centro neurálgico de Madrid su amplia capacidad de trabajo tendría aún mayores logros. Su temprana pérdida conllevó no solamente la tristeza y el recuerdo de todos quienes tuvieron la suerte de compartir con él muchas actividades en la capital del principado, y por supuesto su amistad, sino también el reconocimiento público de su trayectoria, dándole su nombre a las Jornadas de Piano del Auditorio de Oviedo, así como su nombre a la Sala de Cámara del mismo, o a una calle, y posteriormente el reconocimiento al "bueno de Iberni" de HIJO ADOPTIVO de una ciudad en la que estaba como en su propia casa, pues como decía su madre en el acto de entrega (que recoge el periódico "La Nueva España" del día 29 de abril):
"Luis amaba Oviedo, donde pasó los mejores años de su vida".
Realmente tardaremos años en poder valorar como se merece, todo lo que escribió, todo lo que hizo (y aún continúa) por la música en Asturias e incluso en España.
Nos deja mucho de su saber, sus entrevistas y conferencias, sus críticas en prensa, su clarividencia (conocedor de "El Sistema" antes que muchos que ahora lo vitorean, o apostar por nuevas óperas, apostar por una ópera española, organizar un simposium sobre la zarzuela...), sus dossiers, las ediciones críticas de partituras inéditas y olvidadas, sus libros y artículos, sus recuerdos, sus alumnos y seguidores por donde quiera que los haya... y sobre todo nos ha dejado la mejor herencia posible: unas ideas para la programación musical (sin olvidar los registros fonográficos) que estamos recogiendo y disfrutando en una "ciudad de provincias" como Oviedo, pero extensible a Gijón, Avilés y muchas más que hacen llegar el nombre de Asturias a todo el mundo gracias a una actividad imparable que Iberni dejó diseñada... y lo digo con conocimiento de causa.
Los 10 años del Auditorio tendrán un concierto de los que le gustarían a Luis, nada más y nada menos que la Novena de Beethoven con el Donostiarra, la Symphonica Toscanini y Maazel a la batuta (a quien entrevistó en Valencia para "El Cultural" el 28 de abril de 2005). Nos quedaremos sin poder leer sus comentarios, su crítica o al menos escucharle comentarlo al final mientras fumamos un cigarrillo a la puerta.
Lo bueno de morir joven (?) es que no se envejece... le recordaremos así, eternamente joven y jovial, siempre vivo en el recuerdo. ¡Qué mejor forma de vida!
Caricatura de Pablo García en PABLO, LA MÚSICA EN SIANA
Publicar un comentario