Ópera en concierto: "Le Villi"

Domingo 24 de mayo, 20:00 horas: Auditorio "Príncipe Felipe", Oviedo: "Los Conciertos del Auditorio": Le Villi -ópera en concierto- (Puccini). Oviedo Filarmonía; Coro de la Fundación Príncipe de Asturias (director: José Esteban G. Miranda). Cristina Barbieri (soprano), Luis Dámaso (tenor), Ángel Odena (barítono); Director: Friedrich Haider.
Foto del final de la ópera en concierto, en Pablo, la música en Siana (móvil)
Llegó el penúltimo de los conciertos del auditorio para esta temporada con una ópera en versión concierto (como ya hiciera la OSPA con Lohengrin), esta vez la orquesta que se creó hace diez años "para el foso", es decir las temporadas de Zarzuela y Ópera de Oviedo. Buena entrada con algunos "claros" (que seguramente decidieron ir al fútbol o escuchar a Bach en saxo).
Pero toda formación necesita de vez en cuando "subirse al escenario" aunque sea para afrontar otros repertorios (como hará el próximo domingo la Sinfónica de Viena con Fabio Luisi en la clausura de este ciclo y nada de lo previsto inicialmente -Sibelius y Mahler- con dolor de corazón, sino el Concierto para violín de Stravinski con Julian Rachlin, y la Segunda de Brahms que no es lo mismo) o directamente el "repertorio habitual" pero en versión concierto, dado "lo poco que cabría esperar" de esta ópera prima del genio de Lucca, y que el Auditorio no es el Campoamor, aunque parece que ha servido de ensayo para un próximo CD (no hay muchas versiones grabadas de esta pucciniana primeriza) con los mismos protagonistas.
Los solistas elegidos son puccinianos reconocidos, y algunos "como de casa": Cristina Barbieri (soprano) en el rol de "Anna", Luis Dámaso (tenor) en el rol de "Roberto", y que suele actuar regularmente en nuestra región habiendo cantado ya con la orquesta ovetense (y no muy buena crítica del 2005), y Ángel Odena (barítono) como "Guglielmo", y podríamos decir que "casi de Oviedo" pues es de los que vuelve a casa vuelve... (como el anuncio del turrón navideño) cada dos años: ya cantó Tannhäuser en 2005 , Thäis en 2007 y Ballo este 2009). ¿Volverá para 2011? Realmente cumplieron los tres (sino que se lo pregunten a todos los conocidos y entendidos hoy en "mi fila 13": a la derecha y del pasillo hacia mí, Cosme Marina, crítico musical y asesor cultural del Ayuntamiento de Oviedo, Ana Nebot y María Ablanedo, cantantes, María Sanhuesa, musicóloga, profesora y experta en ópera, y a la izquierda Ramón G. Avello, compañero de profesión y crítico musical..) y reconozco que poseen colores vocales idóneos para Puccini. Personalmente me gustó el catalán y su "poderío vocal".
Del Coro de la Fundación que dirige mi amigo Pepu sólo cosas buenas (salvo algún pequeño desajuste y/o entrada dubitativa), un papel en general poco agradecido con pasajes realmente duros (en especial para las sopranos), que solventaron con la profesionalidad habitual, y al que el austriaco exigió emplearse a fondo (nada de sotto voce ni pp).
La orquesta sonó realmente plena, "redonda", afinada, cada vez más madura, y obediente a cada gesto (algo grandilocuente por momentos) del director titular. Realmente Le Villi (1884) sonó a Puccini desde el inicio (algo que pensaba no sucedería al ser su primera ópera) pero tengo que "mandar al foso" al director con su orquesta, porque no debe olvidar el protagonismo vocal, lírico, por encima del instrumental, siendo los solistas (que no el coro, evidentemente) tapados en algunos momentos con unos fff que hacían imposible seguir la línea "canora" de los buenos cantantes de esta función dominical. Parece mentira para Herr Haider que se dejase "arrebatar" por la tímbrica y dinámica pucciniana de Le Villi con "La Filarmonía", la misma que sí "mimó" cuando acompañó a "la Gruberova"... (en junio lo hará de nuevo en Madrid pero al piano, menos mal -para la diva-).
De agradecer la inclusión de los textos originales y su traducción que se pudieron seguir con la sala iluminada, así como las notas al programa del renombrado crítico de cine, el asturiano Manuel González Cuervo, que también escribe en el libro de la LXI temporada de ópera de Oviedo, licenciado en Filología Hispánica en Lingüística y Literatura, y es traductor, director de cortos, actor y asesor cinematográfico de la citada ópera ovetense.
Y es que finalmente quien siempre triunfa, es Puccini, para muchos entendidos y profesores, quien mejor escribió para la voz.
2 comentarios

Entradas populares