Lírica anticlerical para las vacaciones

Miércoles 24 de junio, San Juan, 20:00 horas. Teatro Campoamor, Oviedo. Concierto solidario, organizado por CajAstur para la Fundación Banco de Alimentos de Asturias. Gala Lírica: Elina Garanča (mezzo), José Cura (tenor), OSPA. Dirección: Karel Mark Chichon.
En el Teatro Campoamor, nuestra particular catedral lírica asturiana, con una excelente entrada (el precio de las entradas estaba más que ajustado, más por la causa benéfica, por lo que se me hizo extraño no haber colgado el cartel de "no hay billetes") que hubiera resultado algo más menguada de celebrarse en el Auditorio, y con un escenario que lleva años quedándose pequeño (todos muy apretados) pero con una expectación por el renombre de los cantantes que congregó al "todo Asturias operístico" y a los menos habituales, con lo que casi pongo el punto final al curso 2008-2009 con una excelente gala que corroboró mis expectativas (supongo que las de mi amiga María Sanhuesa también).
El programa se organizó cuidadosamente buscando no sólo un repertorio popular por lo conocido -del que se cayó el "Brindis" de Traviata que no pegaba nada- sino la alternancia entre todos los intérpretes, con los italianos en la primera parte y una segunda bizetiana con una selección de la Carmen que parece haberse convertido en talismán de mis amigas Micaelas pero también de los cantantes que hoy pisaban el escenario carbayón.
Quiero comenzar, como el concierto, con "mi OSPA", madura, dúctil, excelente cuando se la dirige y se la exige, con unos músicos que son un lujo para Asturias y de los que todos los melómanos nos sentimos orgullosos. Con un "gibraltareño" en el podio (que dirigirá I Puritani en el Teatro Real el próximo año nada menos que con Juan Diego Flores) y al que ya le han definido como "uno de los directores más prometedores en el mundo del bel canto, que posee con un gran futuro", la Obertura de La forza del destino de Verdi sonó como en los fosos de los mejores coliseos operísticos mundiales, aunque esta vez arriba, sobre el escenario, con toda la dinámica encerrada en esta partitura, una dirección impecable y unos músicos que respondieron a cada gesto del director. La cuerda sonaba rusa, la madera vienesa, el metal neoyorkino, la percusión nórdica... pero todo este "crisol de nacionalidades" han conseguido que la OSPA suene a ella misma, si se me permite, SONIDO MADE IN ASTURIAS, algo que sólo se consigue tras muchos años tocando juntos y con tantos y tan buenos directores con los que se han encontrado.
Ésta fue la línea vertebradora de toda la velada, un lujo de acompañamiento para lo que se avecinaba.
Y entró en escena, nunca mejor dicho, el controvertido José Cura para el "Dio! mi potevi scagliar tutti" del Otello verdiano. La entrevista en LVA que le concedió a mi colega Aurelio M. Seco en cierto modo me explica lo escuchado en el Campoamor y el título de la entrada de hoy (anticlerical) pero también cómo llega al gran público por su voz aunque no pueda decir lo mismo (soy de los que siempre pido más): timbre precioso, potente, excelente actor pero con unos altibajos y cambios de colocación de voz que sólo se explican siendo un autodidacta como el argentino, la tónica en cada número interpretado, pese a ser, personalmente, el aria que menos me incomodó y reconociendo sus propias palabras como de autodefensa por su formación: "es la manera de tener una personalidad, tu forma de expresarte".
La auténtica figura, la divina diva Elina Garanča, perfecta Princesa de Éboli ¡incluso de voz!, puso al de Roncole donde no lo hizo el de Rosario. "Nel giardin del bello" del Don Carlo fue el aviso del "chaparrón canoro" que se nos venía encima.
La orquesta de nuevo perfecta en Leoncavallo con el Intermedio de Pagliacci que enlazó sin pausa con la nueva entrada del tenor para el "Vesti la giubba", no muy exagerado pero con los mismos "tics" del moro de Venecia, máxime en arias tan conocidas y cantadas por tantos grandes tenores (físicamente incluso "recuerda" a Plácido Domingo). En el blog Opera Siempre del que es la primera cita, de nuevo se explicaba diciendo que "El hecho de que yo tenga un modo personal de producir mis sonidos no significa que esa manera de cantar no esté estudiada y meditada". No lo pongo en duda pero "su modo personal" no me gusta nada (también es personal).
La mezzo siguió "histórica" con Maria Stuarda de Donizetti y el "Ah! quando all'ara scorgemi...", otra lección de ópera, para finalizar el dúo con la Norma de Bellini "Eccola va, mi lascia... Va, crudele... Vieni in Roma", de nuevo descompensándolo el tenor, que además necesitó la partitura (y las gafas) para evitar males mayores.
Pero la Carmen de Bizet ocuparía la segunda parte (que sí resultó buena, sobre todo por Elina) y sin la "Habanera".
El "Preludio" nos volvió a demostrar la excelencia de orquesta y dirección, colocando los dos excelentes panderetas (Rafael Casanova también con la caja) justo entre los violines segundos y las flautas para su total imbricación en el tejido sonoro que nos depararía esta selección. Qué maravilla el fagot de John Falcone, la flauta de Myra Pearse, el clarinete de Daniel Sánchez, y así podría ir desgranando cada principal de la orquesta, perfectos tanto en los números instrumentales como en un acompañamiento ideal merced al buen oficio del director -ya conocía Asturias en diciembre de 2003- que mimó a los cantantes (a su pareja era normal) y no permitió nunca que quedasen tapados. Los ppp conseguidos (también porque en verano parece haber menos toses) por nuestra formación han sido realmente primorosos.
Luego vendrían el "Près des remparts de Séville" impactante en su totalidad, el entreacto del Acto II con la orquesta exhultante, "Les tringles des sistres tintaient" donde la Garanča volvió a lucirse en toda la extensión de la palabra, tocada con un hermoso mantón de Manila y unos gestos aflamencados difíciles para una eslava rubia que me hicieron concebir otra Carmen... El aria de la flor "La fleur que tu m'avais jetée" fué más actuada que cantada -qué juego le dió la barandilla del podio- y rápidamente se me borró con los entreactos orquestales de los actos II y IV que desembocaron en el dúo "C'est toi? C'est moi". Evidentemente el perdedor siempre será Don José.
Lo que dejo aquí (con su marido dirigiendo en Baden-Baden el año pasado), no tiene nada que envidiar a lo escuchado en Oviedo:

De las propinas -o encores, pues no sé porqué las llaman también bises si no se repite nada- según el programa de mano (aunque sí estaban en la web de la OSPA) me quedo con las "Carceleras" de Las hijas del Zebedeo de Chapí en su centenario, que me recordaron mucho las que cantó nuestra gran Teresa Berganza (de la que seguro la mezzo de Riga conoce, así como su inimitable Carmen), y que me resultaron homenaje al desaparecido Iberni que seguro ha disfrutado desde "el más allá" (aquí dejo una interpretación casi como la de hoy).

Nadie durmió
con el "transportado"(*) tono y medio bajo del Turandot de Puccini, pues el público aplaudió como si de Paul Potts se tratase, dejando el "Brindis" para mejores ocasiones (y para mí mejor tras una noche de San Juan en Mieres).
Lo mejor lo reflejé nada más salir del concierto para no enfriarlo vía móvil...
Felices vacaciones a la OSPA (se las merecen) por el buen trabajo realizado.
(*) Por músicos de la orquesta me consta que cantó a tono RE bemol Mayor y el SI bemol realmente me sonó "calado".
Vía telefónica y uno de los artífices del concierte me dice que realmente dió el SI bemol y es cierto que la versión está medo tono bajo que la original, aportada por el propio Cura, que se "cuida" de no dar nunca el SI natural (razones válidas). También me informaron que había previstos más ensayos en el Conservatorio, que la Orquesta se negó a salir de su sede en el Auditorio, y que de los 5 ensayos previstos sólo hubo 4 (por prescripción médica de reposo al director) y ninguno en el propio Teatro, por lo que la sonoridad sabemos todos que no es igual que la del Auditorio.

P.D.1: Crítica de Pablo Gallego en La Nueva España del Jueves 25.
P.D.2: Crítica de Diana Díaz en La Nueva España del Viernes 26.
P.D.3: Crítica de Aurelio M. Seco en La Voz de Asturias del Viernes 26.
Publicar un comentario

Entradas populares