4 de octubre de 2009

Tomás de la Güeria recordado en Mieres

Todavía quedan profetas en su tierra, y hoy domingo 4 de octubre desde las 19:00 horas en en un Auditorio "Teodoro Cuesta" de la Casa de Cultura de Mieres tan lleno que hubo de quedar gente fuera, tuvo lugar este merecido homenaje al acordeonista Claudio Tomás Zapico Gutiérrez, Tomás de la Güeria (1923-2008), también concierto que emitirá la TPA próximamente, y que sirvió para traernos el doble CD editado por el "Archivo de la Música Tradicional" (Volúmen 12 de la colección Fontes sonores de la música tradicional asturiana) y la actuación de grandes intérpretes del actual panorama musical asturiano, todos recreando algunos un par de temas cada uno de los que tocaba Tomás.
Con la presencia de su viuda Lela, su hijo Claudio Zapico, y su nieta, fue Xosé "Ambás" el maestro de ceremonias y en cierto modo descubridor, o mejor recuperador para la etnografía musical de un instrumentista que estuvo en activo hasta el último momento.
Hay en internet blogs especializados en el acordeón de botones, y no digamos los dedicados al Folk Astur, por lo que simplemente quiero reflejar el éxito del homenaje y la presencia de grandes músicos asturianos que sobre el escenario también quisieron homenajear el curdión de Tomás: Xuan Nel Expósito, un virtuoso de este instrumento y componente de «Felpeyu», Héctor Díez "El negro", Pablo Álvarez "Güelu" y Diego Álvarez "Kiku" de la «Patriband Folk Orl.lestra», Rodrigo Fernández de «Verdasca», David Varela de «La Bandina», «Herbamora», Nel de «La Curuxa», Miguel A. Fernández de «Gatos del Fornu», los hermanos «Tejedor» con Alberto Ablanedo al buzuki, y la gran cantante Anabel Santiago, así como el propio "Ambás" que puso el broche final cantando un Aguinaldo con Xuan Nel Expósito.
Dejo aquí un vídeo del programa Pieces que dirige Ramón Lluís Bande, donde Xosé Antón "Ambás" y Fernando Ornosa hablan del disco de Tomás de la Güeria de Urbiés:

Una grata velada de música asturiana con un merecido homenaje del mundo folk y del pueblo de Mieres a todo un fenómeno de este instrumento popular que parece renacer en pleno siglo XXI, en una tarde veraniega del mes de ochobre (octubre en asturiano).
Publicar un comentario