Oda a Jovellanos y Pixán

Mi querido y admirado Joaquín Pixán, siempre está trabajando por la música y por nuestra Asturias, capaz de embarcarse en auténticas aventuras que siempre llegan a buen puerto al implicar a intérpretes, instituciones, empresas y amigos en proyectos destacados donde impera no ya la calidad, sello propio del cangués, sino el llegar a tiempo (incluso adelantarse a él, como sucedió con varios discos anteriores). El miércoles en Gijón y este jueves 9 de febrero en Oviedo presentaba su último trabajo discográfico donde el Bicentenario de Jovellanos fue la chispa para volver a descubrir sus dotes como productor además de partícipe como tenor, con un elenco y producto totalmente "Hecho en Asturias". Queda pendiente de vaivenes políticos poder escuchar el estreno en vivo de este fenomenal proyecto que al menos ha quedado grabado y complementado con un vídeo. Sabemos de la crisis económica pero no intelectual, donde el superávit logrará exportar cultura musical como es el caso.
La Cantata "Oda a Jovellanos" parte de un texto de Antonio Gamoneda y la música de Jorge Muñiz, para lograr una obra del siglo XXI en tres movimientos que dan para mucho y que comentaré en otro momento. Para interpretarla nada menos que el Coro de la Fundación Príncipe de Asturias dirigido por José Esteban Miranda, la OSPA y Oliver Díaz en la dirección. El propio tenor actúa como solista, participando también el joven bajo David Cervera, una promesa que Pixán ya tiene "fichado". Pero no suficiente con ello, la musicóloga María Sanhuesa, que escribe unos textos de lectura obligada para cualquier estudioso y aficionado incluidos en el Libro-Disco, realizó también una selección de trece canciones del tiempo de Jovellanos no ya con rigor histórico y musical sino también buscando recrear el ambiente de nuestro ilustrado gijonés así como que se adaptasen a la voz de nuestro tenor, y con el trabajo de investigación realizado por su compañera de Departamento Celsa Alonso, también comentado en el libro, hacer posible en nuestros días que algunas de ellas sean primicia como grabaciones. El eterno joven Pixán está acompañado en estas canciones por más músicos de la tierra: su pianista habitual Mario Bernardo y el guitarrista Pablo Menéndez, completando así un excelente documento sonoro homenaje a Jovellanos y su tiempo, no sólo desde nuestros días con una obra nueva, sino los Blas de Laserna, Pablo del Moral, José Rodríguez de León, Narciso Paz, Mariano Rodríguez de Ledesma o Manuel García (con textos de Juan Meléndez Valdés "Batilo"), auténticas joyas documentales que por fin podremos escuchar en esta grabación con la voz del cangués Joaquín Pixán acompañado por piano, por guitarra e incluso por ambos, formación camerística que se ha perdido y ahora retoman para mantener viva su memoria.
En el Club Prensa Asturiana del diario "La Nueva España" estuvieron (de izquierda a derecha en la foto superior sacada con el teléfono) Pablo Menéndez, Mario Bernardo, Antonio Gamoneda, Joaquín Pixán, María Sanhuesa y Francisco G. Orejas, periodista y escritor mierense al frente de la Productora de Programas del Principado y responsable de la parte visual de este Libro-Disco (que se podía adquirir a la entrada por 30€), quienes ilustraron con sus palabras una presentación de lo más amena (todo un placer escuchar a Gamoneda recitando su Oda, donde la música era su voz).
Al final del acto y como anticipo pudimos escuchar a Pixán acompañado por Mario Bernardo en dos de las canciones de Rodríguez de Ledesma y el final de la cantata (en su reducción para piano) con esa tonada "Que me oscurez" tamizada por el talento de Muñiz y el genio de Juacu. Tras la escucha sosegada ya en casa tendré que escribir otra entrada (si aún no me han "borrado" algún comentario más), así como de varios discos más que me han hecho llegar ¡hasta de Singapur...!
P. D.: Reseña en LNE del viernes 10 y crítica del trabajo presentado a cargo de Cosme Marina.
Publicar un comentario

Entradas populares