¿Zarzuela? de marisco, Chatín!


Entrada original del día 25 de julio de 2010 a las 01:03 horas, y suprimida (censurada) por Blogger© tras "denuncia" yanqui (de la DMCA, Digital Millennium Copyright Act). Quitado algún link de la llamada "tierra de la libertad" (por si es parte de su "queja"), el resto la dejo como estaba ¡y sólo con MIS FOTOS y escaneos de programas!:

Sábado 24 de julio, 20:00 horas. Teatro Campoamor: "Viva la Zarzuela". Entrada: 16,50€.
Me llevé una enorme alegría al saludar un montón de amigos y también de antiguos ex-alumnos (de Dolores S. Tamargo, a los que acompañé en sus años mozos) en esta cita del verano carbayón en un ¿remodelado? Campoamor donde se nos anunciaba una "antología lírica en dos actos" protagonizada por un elenco conocido, casi totalmente de casa, y que sobre el papel auguraba cosas interesantes.
El viernes acudieron de papu (expresión asturiana equivalente a "gratis") los asistentes a un Congreso de Psicología que anunciaba este espectáculo lírico como parte del mismo, todo un "detalle" de Don Gabino, exigiéndoles media etiqueta para todo un fasto más social que musical a la vista de los comentarios escuchados, y donde la prensa del día después aprovechó para escribir del evento, aunque lo que más gustó a los psicólogos y acompañantes venidos de muchas partes de Iberoamérica fue la Banda de Gaitas (!!).
De lo visto y escuchado intentaré no extenderme mucho. Mi primera impresión y referencia fue el reciente montaje de José Luis Moreno el pasado sábado gijonés, excelente en conjunto pese a las desigualdades vocales. En Oviedo de no ser por las voces, podría calificarlo de espantoso...
  • Del "Cuerpo de baile" pienso que no llegó a "rodilla" (Zig-Zag con caída incluida).
  • La Capilla Polifónica más de lo primero que de lo segundo, con varias entradas retrasadas, fuera de compás y movimientos escénicos dignos de olvidar, aunque también tuvieron números algo "menos degraciados" que logran al menos el aprobado.
  • La Joven Orquesta OvFil aún necesita muchas clases, no puedo soportar escuchar desafinada la cuerda en los graves de "El divorcio de Luis Alonso", sin cargar las tintas en otros aspectos de los que el maestro Tébar creo también sea responsable y parezca que también sigue estudiando... al menos zarzuela.
  • El carrete (más que hilo) argumental totalmente innecesario y a mayor desgracia del señor Fernández que me resultó cargante, falto de gracia (aunque los presentes rían el chiste fácil y los recursos que Don Arturo "Lorenzo" lleva años repitiendo) y con demasiada zafiedad rallando la grosería por traspasar esa fina línea entre el humor inteligente y la chabacanada que pretende agradar al empresario.
  • Sigo preguntándome qué pintaba en esta antología de la zarzuela el gran gaitero Hevia y su hermana Maria José, excelentes ambos pero metidos "a calzador", de nuevo supongo que por devolución de favores. Otro tanto añadiría de la presencia de la Banda de Gaitas "municipal" en tanto que las obligaciones incluyen actuaciones donde les "ordenen". Enorme calidad en todos, siempre emocionantes pero en un montaje donde el propio título los sacaba del mismo.
No conozco, ni quiero saber, las condiciones exigidas a nuestros líricos, hoy en día figuras de distinto recorrido, pero el peso de cada uno de ellas en este espectáculo ha sido desigual tanto en presencia como en "roles" y papeles elegidos:
  • Lo que le dejaron cantar a mi querida Ana Nebot no resultó en cuanto a elección de lo más idóneo para su voz, aunque si lo sumamos al papel que le tocó interpretar creo que merece una mención especial por su profesionalidad, y no volveré a cargar contra el otro Arturo (Castro), quien más que un ensayo de zarzuela ha ensayado con la zarzuela (así ha resultado). Espero que no le toque siempre el sanbenito de escenas "peligrosas" porque es más soprano que soubrette.

Al final un espectáculo desigual, inconexo, con rellenos de lujo y salvado por las voces, aunque el público generalmente lo pasa en grande.
Zarzuela ¿de diseño? Ni la monárquica... la prefiero de marisco.
P.D. 1: Como siempre, mi admirada Diana Díaz en LNE confirma muchas de mis impresiones.
P.D.
2: Y otro tanto puedo decir de mi colega Aurelio M. Seco en LVA versión papel pero que al menos podemos también leer en su Codalario.
Publicar un comentario

Entradas populares