29 de febrero de 2012

Dudamel sigue cautivando

Entrada original del día 10 de abril de 2010 a las 23:04 horas, y suprimida (censurada) por Blogger© tras "denuncia" yanqui (de la DMCA, Digital Millennium Copyright Act). Quitados unos pocos links de la llamada "tierra de la libertad" (por si es parte de su "queja"), la dejo como estaba ¡y SIN FOTOS! (el CD lo he comprado yo):  
Gustavo Dudamel ha vuelto estos días a su Venezuela natal para dirigir tres conciertos a beneficio de la "Campaña sobre la no violencia contra la mujer" iniciada por el Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas para la Mujer (UNIFEM).
El primero tuvo lugar este pasado jueves 8 de abril en la impresionante Sala "Ríos Reyna" del Teatro "Teresa Carreño" de Caracas, con "su Sinfónica de la Juventud Venezolana", si lo prefieren, "La Bolívar", y parece confirmar sus preferencias por Mahler (como las de su mentor Abbado o Simon Rattle, así como la de mi añorado Cuervo López o su amigo y continuador en admiración bloggera Fernando G. Toledo) al haber elegido la Sinfonía nº 9 del bohemio (ya afrontada por él en Göteborg).
Este sábado 10 de abril hicieron un "paréntesis" con nada menos que la Obertura Trágica de Brahms, la Serenata Nº 9 en Re Mayor "Corno Di Posta" de Mozart y el Concierto Nº 1 para violín y orquesta en Sol m. de Max Bruch, con el violinista francés Renaud Capuçon de solista. Y para el próximo miércoles 14 de abril repetirá autor y formación, pero esta vez la Sinfonía nº 7 (¿en línea Tilson-Thomas o en la de Abbado, tal vez Boulez? Mejor en la suya).
No sólo la causa de estos tres conciertos es merecedora de esta entrada, sino cómo Dudamel está adentrándose en el "Universo Mahler" (incluso en los registros) aunque esté demostrando allá por donde va su capacidad para contagiar con esa personal forma de dirigir (que también tiene detractores) y de entender las obras con las que se enfrenta, pues no sólo de Mahler vivimos (aunque podríamos). Sirva de ejemplo el concierto que el 15 de junio de 2008 dió en la Waldbühne (al aire libre) de Berlin dirigiendo a la "orquesta de Rattle", la Berliner Philarmoniker (conste que también dirigió la Quinta de Prokofiev) donde entre las propinas -mejor que bis porque NO REPITE- estuvo no ya el popular para la capital alemana Berliner Luft que cerró una espectacular "Latin Partie" (como viene siendo casi habitual allá por donde pasa) que resultó este concierto, sino que regaló el "pequeño tango" A fuego lento del argentino Horacio Salgán como felicitación por sus 92 años, en una genial orquestación, tras el que, una vez "descongelados los atriles" de una de las mejores orquestas mundiales les insufló todo ese calor latino que ya hemos visto con "La Bolívar": el famoso Mambo de Bernstein (que aquí había dejado para que lo disfruten y sin entrar en comparaciones, reconozcan que no sólo la calidad de la obra es única y la de los músicos es indiscutible, la conducción es de auténtico "campeón").
VIDEO ¡DE DUDAMEL ! CENSURADO
Y espero poder encontrar pronto por YouTube© las nuevas "versiones venezolanas" de Mahler en estos dos años de aniversarios que supondrán 2010 y 2011. Como decía en su última visita al Festival de Canarias, "Si el mundo trabajara como una orquesta sería perfecto".
Publicar un comentario